"Aurora Chymica" por Edward Bolnest.

Portada de Aurora Chymica.
El médico inglés Edward Bolnest escribió el tratado Aurora Chymica: or a rational way of preparing animals, vegetables ans minerals, for a Physical Use; … (Aurora Química: o método racional para preparar animales, vegetales y minerales, para su uso médico; ...) en 1672. Tres años más tarde se reeditaría en latín. En su libro, Bolnest, seguidor de la medicina paracélsica, describe diversos procesos como la putrefacción, la destilación, la calcinación o la sublimación, para la preparación de diversos animales con fines medicinales. El autor define un método general de preparación y describe cómo obtener la quintaesencia y cuáles son las virtudes de los preparados obtenidos a partir de algunos animales como el cangrejo marino, el oso, el ciervo, la serpiente, la lombríz terrestre, la golondrina, etc. Eso es todo. 

Algun autor incluye este libro en los listados de bibliografía taxidérmica. Un ejemplo es el inglés Montagu Browne, autor de Practical Taxidermy (1879), que cita al de Bolnest como "el primer tratado sobre esta materia". Tras leer a Bolnest, sinceramente, no comparto la opinión de que sus métodos de obtención de esencias naturales a partir de los animales deban ser considerados como taxidérmicos, o que se trate de técnicas o aportaciones coadyuvantes a la historia de la Taxidermia (1).

No se disponen de muchos datos biográficos de Edward Bolnest. Acompañó al general Oliver Cromwell en la conquista de Irlanda. Se conoce que en 1661 se enfrentó en los tribunales al alquimista y filósofo Thomas Vaughan, debido a una disputa económica. Bolnest se ofreció a pagarle a Vaughan 300 libras por las clases de filosofía y alquimia que recibiría durante el curso 1856-57, y finalmente sólo abonó unas veinte o treinta libras. Gracias a sus contactos con la corte de Cromwell, hizo enviar soldados a saquear la casa y a arrestar a Vaughan. Éste último le ofreció un trato. Vaughan le revelaría a Bolnest "una receta alquímica de gran valor" a cambio de su liberación, tras lo cual Bolnest aún le reclamó a Vaughan una supuesta deuda de 150 libras. Vaughan demandó a su alumno en los tribunales, pero Bolnest negó todos los cargos. Es más, manifestó que había pagado a Vaughan 250 libras a cambio de la fórmula de la "piedra filosofal", que él mismo perseguía, y negó que hubiera sido alumno de Vaughan o que tuviera conexiones con el entorno de Cromwell, aunque admitió haber participado con su ejército en la campaña de Irlanda. Se desconoce cuál fue la resolución del caso. En 1665, Edward Bolnest tenía su residencia en Jewen Street, en Saint Giles, Clipplegate. Un año antes había fundado la Society of Chemical Physicians (Sociedad de Alquimistas), que se reunía en su propio domicilio. Escribió la obra Medicina Instaurata (1665), obra que dedicó a su protector George Villiers, segundo duque de Buckingham, y en la que atacaba a la medicina tradicional. Ese año un decreto real lo destinaba a Southampton para que, como médico, colaborara con las víctimas de una epidemia de peste. No obstante no se trasladó. Permaneció en la capital cuidando de su hija Isabella, gravemente enferma, hasta que ésta murió. En 1666 el duque de Buckingham le ofreció un puesto como médico, pero sus planes se vieron frustados debido al Gran Incendio de Londres de 1666. En 1672 se trasladó a Queen Street, cerca de Guildhall. En 1670 fue nombrado médico ordinario del rey Carlos II y dos años más tarde publicó Aurora Chymica, que volvió a dedicar a su duque protector. En 1687 vivía en Saint Pancras, en Soper Lane. Sabemos que completaba sus ingresos enseñando química a estudiantes. 

Para acabar, algunas curiosidades sobre este libro. En el capítulo tercero de Aurora Chymica, Bolnest da cuenta de una receta que los médicos británicos ya usaban alrededor del año 1600. Se llamaba "quintaesencia de momia" y se obtenía a partir de "la carne de un hombre joven y sano que haya muerto de forma violenta", tomando tres o cuatro libras de carne "de los muslos u otras partes carnosas". Se introducían en un recipiente de vidrio con "espíritu de vino de alta graduación", luego se sazonaba, se secaba, y se transformaba en un polvo que producía "extraordinarios efectos, tanto en el mantenimiento, como en la recuperación de la salud". Ese capítulo contiene, además la forma de obtener la "quintaesencia de la sangre humana" de la que se obtenía un bálsamo con propiedades curativas para heridas y úlceras. En el capítulo cuarto, Bolnest nos da la receta para obtener la "quintaesencia de los huesos humanos" que aliviaba los dolores artríticos. En el quinto, la "quintaesencia de orina", excelente contra la gonorrea, los cálculos renales, etc. No distan mucho la obtención de esas quintaesencias de la actual medicina tradicional que en algunos lugares de África persigue y asesina a las personas albinas con el fin de obtener ingredientes para las pócimas de los brujos; o bien de la medicina tradicional asiática, que atribuye extraordinarias propiedades a los cuernos de rinoceronte y que ha provocado que mafias internacionales organizadas contribuyan, no sólo a la acelerada extinción de la especie, sino a arrasar numerosos museos de Historia Natural de todo el mundo.

Notas.-
(1) La inclusión de Aurora Chymica en Taxidermidades se justifica únicamente por las referencias a ella que hacen algunos autores de trabajos sobre taxidermia. Se ha de dejar claro que esta obra no debe incluirse entre la bibliografía taxidérmica.  Por esa razón, en el índice de Taxidermidades este artículo aparece en el apartado misceláneo titulado Curiosidades.


© All rights reserved. ® Reservados todos los derechos.
Taxidermidades, 2014. 

Bibliografía:
Edward Bolnest Aurora Chymica: or a rational way of preparing animals, vegetables ans minerals, for a Physical Use; …  , Tho. Ratcliffe, and Nat. Thomson, for John Starkey at the Miter within Temple-Bar, Londres, 1672.
Edward Bolnest Aurora Chymica sive Rationalis Methodus Praeparandi Animalia, Vegetalia & Mineralia ad Usum Medicum. (…) , Johann Naumann & Georg Wolff, Hamburgo, 1675. (libro electrónico)