"El Naturalista", grabado de Bernardo Rico de 1882.

El grabado que sigue apareció en la revista La Ilustración Española y Americana el 30 de mayo de 1882.


El texto alusivo decía: 
"El Naturalista, cuadro de Ferrandiz. 
La Exposición de Bellas Artes que ha organizado el Sr. D. Pedro Bosch, y cuya inauguración se efectuó en la tarde del 26 del corriente, es un supremo esfuerzo de la iniciativa individual: al par de cuadros originales de ilustres maestros de las escuelas españolas, hay expuestos algunos centenares de producciones artísticas, lienzos al óleo, acuarelas y dibujos al carbón de casi todos los autores contemporáneos. 
El Sr. Bosch merece un aplauso; el público ilustrado de Madrid se le tributa sinceramente, al visitar las salas de la Exposición. 
Allí está el cuadro de Ferrandiz, que reproducimos en el grabado de la pág. 336: titúlase El Naturalista, y parece, por su asunto, composición picaresca de Teniers (1). 
El grave doctor está archivando los cachivaches de su gabinete, y la linda doméstica, que se alza sobre el frágil peldaño de una escalera de mano, coloca ordenadamente en el armario los objetos que le indica el émulo de Linneo... 
Pero ¿creeis que ese austero naturalista dirige su mirada al pájaro disecado o á la brillante estalagtita? 
'¡Y bien!, -diráse él, contestando acaso á las objeciones que le presente, con ceño de enojo, su amor á la ciencia- no es verdadero naturalismo contemplar con sabrosa delectación la torneada pierna de mi doméstica?'" 

El "Tratado sobre la manera de preparar las aves" de Martinus Slabber.

Cubierta del libro de Slabber.
El naturalista neerlandés Martinus Slabber publicó en Amsterdan en 1816 el libro Verhandeling over het Opzetten van Vogelen, en español Tratado sobre la manera de preparar las aves. El manual, de 64 páginas más 16 de cortesía, de un tamaño de 15x22 centímetros y sin grabados, está dedicado a N. C. Lambrechsen, que fue presidente de la Sociedad de Ciencias de Zelanda y miembro del Instituto Real de los Países Bajos, y que, según cuenta el autor en su nota de agradecimiento, fue quien le sugirió que escribiera sobre este tema.

En el interior de la cubierta, aparece adherida una hoja cuyo texto resume el contenido del libro:
"En este Tratado sobre la manera de preparar las aves se facilitan unas completas instrucciones sobre cómo montar las aves recién muertas o secas, como las que nos llegan desde las Indias Orientales y Occidentales, en el llamado aguardiente; y de las recetas de los polvos para evitar el deterioro de las aves. Descritas por la experiencia de más de cincuenta años."

Cabezas "disecadas" de chicas.


El título del anuncio era "Cabezas 'disecadas' de chicas. Sólo 2,98 dólares!", y su texto, el que sigue:
"Rubias, pelirrojas y morenas para que cada hombre pueda alardear de sus conquistas... la primera imagen realista de mujeres apasionantes... y una de sus mejores cualidades es que ya no hablarán más! Modeladas con exactitud a una medida de tres cuartos de las chicas reales y moldeadas en plástico flexible con una textura de piel, estas cabezas son tan realistas que parece que respiren. Unos descarados ojos brillantes, una boca sensual y una tez de puro satén, combinado con unos cabellos radiantes le dan un asombroso realismo a estos Trofeos raros y únicos. Rubia, pelirroja o morena montada en un escudo de genuino caoba se sirve lista para colgar en la pared, para entusiasmar y conversar. Pos sólo 2,98 dólares más 37 céntimos para gastos de envío. Devolución garantizada de todo su dinero. Especifique Rubia, Morena o Pelirroja. Envíe su dinero en efectivo, cheque, transferencia o giro postal a: Honor House Products Corporation. Lynbrook. New York."

La imagen de este anuncio es recurrente en multitud de blogs y páginas web. No he conseguido encontrar ni cuándo ni en qué periódico se publicó. Aunque por la temática y otros anuncios de la misma firma podemos ubicarlo a finales de la década de los años cincuenta. Honor House era la típica empresa que durante los años cincuenta y sesenta insertaba anuncios en la prensa vendiendo productos tan disparatados como una pistola de fogueo, crecepelo, un submarino o una nave espacial de dos metros de juguete, una cámara de fotos de miniatura, o unas gafas que -aseguraban- permitían ver a los vecinos a través de las paredes o ver desnudas a las chicas que paseaban por la calle. Esas empresas, que prosperaron en multitud de países, nacieron en una época de escasez económica con la pretensión de, por poco dinero, facilitar el cumplimiento de sueños y deseos. Productos engañosos y de poca calidad que casi siempre solían decepcionar al comprador. No he visto ninguna de esas "cabezas disecadas de chicas". Tampoco he encontrado ninguna fotografía. Con pretensiones humorísticas, pero claramente machista y de dudoso gusto, podemos deducir que este producto, inspirado sin duda en las populares pin-up de la época, estaba destinado únicamente a hombres con dificultades de comunicación con el sexo opuesto y que, por ello, no tenían más remedio que contentarse soñando o presumiendo ante sus amigos igualmente solteros y con idénticos déficits. Y además el escudo de madera lucía una placa grabada donde se podía leer "conquista". Quizá no en aquella época, pero desde una perspectiva actual la idea de colgar una cabeza de plástico en el salón de cualquier casa se nos presenta como realmente penosa.

Martha Maxwell, feminista, naturalista y taxidermista.

Martha Ann Maxwell.
Martha Ann Dartt nació el 21 de julio de 1831 en el condado de Tioga, Pensilvania. Su afición por la naturaleza despertó muy temprano. Siendo niña acompañaba a su abuela Abigail que, en sus paseos por el bosque, le enseñaría a identificar animales. En 1842 toda la familia formada por Amy, la madre, inválida ya antes de enviudar, su padrastro, el reverendo metodista Josiah Dartt, Martha, sus tres hermanos y la abuela Abigail, emigraron hacia Oregon con el objetivo de convertir al cristianismo a los nativos americanos. Durante aquel trayecto la abuela murió de malaria y la familia sólo alcanzó Wisconsin. En 1848 se establecieron en Baraboo, un pueblo que entonces y por poco tiempo se llamaría Adams. De Martha se cuenta que durante su niñez, en cierta ocasión, tomó la escopeta de su padrastro y mató de un certero disparo a una serpiente de cascabel que había amenazado a su hermana Mary. A finales de abril de 1851 Martha empezó a estudiar en el Oberlin College de Ohio, una famosa universidad que habían fundado en 1833 dos pastores presbiterianos (1), con el objetivo de convertirse en maestra, pero se vio obligada a abandonarla por no poder seguir pagándola. Martha Ann Dartt regresó a Baraboo en octubre de 1852, se examinó y obtuvo un certificado para poder ejercer como maestra, lo que hizo en la escuela local. Su objetivo era proseguir más adelante sus estudios en Oberlin. A cambio del importe de la matrícula y de los gastos de manutención, aceptó acompañar en agosto de 1853 a los dos hijos mayores del viudo James Alexander Maxwell en la Lawrence University de Appleton, Wisconsin. Martha también asistiría a clases en aquel college metodista, que al igual que el de Oberlin, era mixto.