Las instrucciones para naturalistas de 1795 de la Massachusetts Historical Society.

La Massachusetts Historical Society, fundada en Boston en 1791, editó en 1795 un volumen en el que, junto a sus estatutos y su régimen de funcionamiento interno, se adjuntaban, entre otros, unos breves apéndices con instrucciones a sus socios naturalistas sobre cómo recolectar y preservar animales, plantas, minerales y fósiles. Aquella publicación se reimprimiría años después, en 1835. Repasemos esos anexos que apenas ocupan ocho páginas.

Índice con el listado de apéndices con instrucciones.

El tercero de ellos se titulaba Directions for preserving animals and parts of animals, en español Instrucciones para preservar animales y partes de animales, y se trataba de unas indicaciones bastante generales sobre qué partes se precisaban para su estudio:
"La cabeza [de los cuadrúpedos]  debería ser preservada lo más parecido a su forma natural, con todas sus partes. Si es necesario extraer alguno de los huesos de la cabeza, se deberá tener cuidado en mantener las mandíbulas con su dentadura completa; puesto que el número, forma y situación de los dientes ofrecen algunos de sus más esenciales y distinguidos caracteres. La lengua debería ser conservada en su forma natural; también las patas, pies, y pezuñas y garras."
El anexo 3 contiene instrucciones generales sobre qué partes conservar.

La anterior cita es un ejemplo con la totalidad de las instrucciones sobre mamíferos que contiene ese tercer anexo, donde también cabían las aves (el plumaje completo, la cabeza con su "pico, lengua y otras partes", la rabadilla, etc.); los anfibios (la cabeza completa, la "piel o concha con su forma natural; con todas sus extremidades y apéndices"; las serpientes (la cabeza, la dentadura y la lengua, la piel abierta y seca...); los peces (dividiéndolos por la mitad conservando las branquias, las aletas...); los insectos (enteros); los "testáceos" (en el caso de los bivalvos "con cuidado de conservar las juntas con las que las conchas están unidas"); y finalmente los zoófitos (enteros).

El cuarto anexo llevaba por título Método del doctor Cutler para preservar las pieles de las aves (Doctor Cutler's method of preserving skins of birds), y el texto completo era el siguiente:
"Abrir la piel a lo largo de la pechuga; extraer la totalidad del cuerpo y el cuello, conservando los huesos de la parte delantera de la cabeza, los de las alas, muslos y patas. Una vez extendida y abierta la piel, se colocará sobre una hoja de papel marrón, ajustando la cabeza, las alas, las patas y la cola. Sobre la piel así dispuesta se colocará otra hoja de papel y un pequeño peso encima que le produzca una ligera presión. Cuando la piel esté seca y rígida, se podrá humedecer con una esponja o pincel empapado en alcohol; se espolvoreará la piel con una gruesa capa de un polvo compuesto a partes iguales de alumbre (1), salitre y pimienta negra; y se colocará entre dos hojas de papel, como antes, con un ligero peso encima. Puede colocarse entre varias capas de papel, previendo que las plumas no se dañen por el calor, e introducirse en un horno después de extraído el pan."
Método del doctor Cutler para preservar las pieles de las aves.

En el anexo nº 5, titulado Los métodos del señor Peck para preservar animales y sus pieles (Mr. Peck's methods of preserving animals and their skins), se facilita la fórmula de algunos conservantes preservativos. El primero está compuesto por media onza (2) de sal amoniacal (3) en polvo mezclada con una pinta (4) de agua a la que, una vez disuelta la sal, se añadirá corrosivo sublimado de mercurio (5) en polvo. La mezcla se introducirá en un frasco de vidrio y después de calentarla al baño María se aplicará a brocha al interior de las cajas de insectos y otras colecciones. Una segunda fórmula para aplicar a las pieles de los animales consiste en la combinación de 12 onzas de alcohol etílico (6), onza y media de esencia de trementina (7) y media onza de alcanfor (8). La tercera preparación se compone de dos onzas de arsénico blanco (9), una onza de alumbre, una onza de sal común, una onza de carbonato cálcico, un cuarto de onza de coloquíntida (10) y finalmente una onza de pimienta negra, y se utilizará para espolvorear el interior de la piel fresca de los animales. Para proteger el exterior de la piel, Peck propone una solución de una pinta de alcohol etílico con un cuarto de onza de sublimado corrosivo de mercurio, método indicado especialmente para las aves. Aquí el autor cita este procedimiento como el empleado cada primavera "por el célebre Réaumur" para proteger su colección de aves, y advierte al lector de que los especímenes deberán ser examinados periódicamente de manera preventiva.

Principio del quinto apéndice.

El anexo número 6 lleva por título A method of preserving birds and other animals, from the Philosophical Transactions, reccommended by Dr. Lettsom, in his Traveller's Companion, p. 13, en español Método para conservar aves y otros animales, publicado en Philosophical Transactions, recomendado por el Dr. Lettsom en la página 13 de su Traveller's Companion (11), y se limita a transcribir algunos párrafos entrecomillados del libro del naturalista inglés John Coakley Lettsom en los que éste, a su vez, recogía, simplificaba y modificaba levemente los métodos que tanto Tesser Samuel Kuckahn como Thomas Davies proponían en sus cartas enviadas  a la Royal Society de Londres y que se publicaron en Philosophical en 1770 y 1771 respectivamente. Lettsom comenzaba el desollado del ave mediante una incisión desde el pecho hasta el ano; descarnaba los huesos, extraía las entrañas, los ojos y el cerebro; espolvoreaba el interior del cuerpo y el esqueleto con una mezcla a partes iguales de alumbre, alcanfor y canela; antes de comenzar a rellenarlo de algodón aplicaba una mezcla líquida de alcohol y alcanfor, también al interior del cráneo; y henchido el cuerpo, cosía el ave. Lettsom proponía conservar las pieles de los peces en salmuera a la que añadía alumbre. "Cuando el sujeto se deba mantener durante algún tiempo en un clima cálido, será más seguro introducirlo en una caja rellena de estopa o tabaco rociados con la solución de sublimado". Las pieles de los pájaros pequeños se podrán conservar en alcohol, "el más fino plumaje no se dañará de este modo". Los pequeños cuadrúpedos, reptiles, ranas, peces, las tortugas pequeñas y las estrellas de mar se podrán conservar -recomienda Lettsom- en ron u otros alcoholes, adicionando algo de alumbre. "Los insectos con alas se conservarán mejor secándolos después de su captura, e introduciéndolos en cajas embadurnadas con alcanfor".

El último de los anexos relativos a la preservación de especímenes zoológicos es el noveno, se titula Method of preserving marine productions (Método para conservar producciones marinas), y también reproduce un par de parágrafos entrecomillados del mismo libro de Lettsom dedicados a preservar "corales, coralinas, esponjas y otras producciones marinas", aplicando a su superficie la solución de corrosivo sublimado o sumergiendo los pequeños sujetos en alcohol.

Por la fecha en que fueron publicados, los anteriores apéndices quizá se encuentren entre los primeros textos con instrucciones destinadas a recolectores naturalistas publicados en los Estados Unidos. Entre los nombres propios que se citan, en Taxidermidades ya hemos glosado la biografía de cuatro de ellos, Réaumur, Lettsom, Davies y Kuckahn. Nos faltan las de dos nuevos personajes, Mannaseh Cutler y William D. Peck.

Mannaseh Cutler.
Mannaseh Cutler (1742, Killingly, Conneticut-1823, Hamilton, Massachusetts), graduado en 1765 en la Universidad de Yale, fue maestro de escuela, comerciante y ocasionalmente actuó como abogado. Estudió Teología con su suegro y en 1771 se convirtió en pastor de la Iglesia Congregacional, función que desempeñó hasta su muerte. Intervino como capellán en la Guerra de la Independencia Americana, participando en la defensa de Boston. Completó sus ingresos como religioso practicando la medicina, y en 1782 fundó un internado privado. Al acabar la contienda, Cutler intercedió para solucionar el reparto de tierras del Noroeste entre los pioneros. En 1781 fue elegido miembro de la Academia Americana de las Artes y las Ciencias. Dirigió investigaciones astronómicas y meteorológicas y fue un precursor de la botánica nortamericana. También se interesó por la zoología. En 1795 se doctoró en Derecho. Entre 1800 y 1804 fue representante por Massachusetts en el Congreso de los Estados Unidos. Fue elegido miembro de la American Antiquarian Society en 1813. Está considerado como uno de los miembros fundadores de la Universidad de Ohio.

William Dandridge Peck.
William Dandridge Peck (1763, Boston-1822, Cambridge, Massachusetts) se graduó en Artes en la Universidad de Harvard. Trabajó durante un breve periodo como comerciante y después se retiró a una pequeña granja en Kittery, Maine, donde pasó veinte años en soledad. La lectura de Systema Naturae de Carl von Linné le acercó a la Historia Natural. De forma autodidacta empezó a estudiar plantas, aves, peces e insectos. En 1783 fue elegido miembro de la Academia Americana de Artes y Ciencias. En 1794 publicó un artículo describiendo los peces que capturó cerca de Piscataqua, New Hampshire; se trata del primer artículo de sistemática publicado en América del Norte. Publicó otro sobre insectos en 1796 que lo conviertió en el primer entomólogo nativo de los Estados Unidos. En 1805 es nombrado profesor de Historia Natural, el primero en impartir esa disciplina en la Universidad de Harvard. Viajó durante tres años por Europa estudiando la botánica de Gran Bretaña, Francia y Suecia. Fue uno de los fundadores de la American Antiquarian Society (1812) y perteneció además a la American Philosophical Society

W. D. Peck y M. Cutler mantuvieron correspondencia. Ambos fueron miembros constituyentes de la Massachusetts Historical Society, y en su condición de naturalistas, se encargaron de redactar los apéndices que hemos visto.


Notas.-
(1) Sulfato de aluminio.
(2) 1 onza = 28,35 gramos.
(3) Forma mineral del cloruro de amonio.
(4) 1 pinta estadounidense = 473,18 mililitros.
(5) Bicloruro de mercurio.
(6) Etanol.
(7) Aguarrás vegetal.
(8) Sustancia cristalina semisólida con propiedades antisépticas que se encuentra de forma natural en el árbol alcanforero (Cinnamon camphora).
(9) Trióxido de arsénico.
(10) Citrullus colocynthis.
(11) The Naturalist and Traveller’s Companion, containing Instructions for collecting and preserving Bbjects of Natural History, publicado en 1772.


© All rights reserved. ® Reservados todos los derechos.
Taxidermidades, 2015.


Bibliografía:
---  Directions for preserving animals and parts of animals, nº III en Appendix, Collections of the Massachusetts Historical Society for the year 1795 , Samuel Hall, Boston, 1795.
Mannaseh Cutler   Dr. Cutler's method of preserving the skins of birds , nº IV en Appendix, Collections of the Massachusetts Historical Society for the year 1795, Samuel Hall, Boston, 1795.
Thomas Davies    A Letter from Captain Davies to John Ellis, Esq., F.R.S., on a Method of Preparing Birds for Preservation. Read March 22, 1770, en The Philosophical Transactions of the Royal Society of London, vol. LX, Londres, 1771. 
Tesser Samuel Kuckhan  Four Letters from Mr. T. S. Kuckhan, to the President and Members of the Royal Society, on the Preservation of dead Birds. Read May 24-July 5, 1770 , publicadas y extraidas del volumen anual de The Philosophical Transactions of the Royal Society of London,  Londres, 1770.
John Coakley Lettsom  The Naturalist and Traveller’s Companion, containing Instructions for collecting and preserving Objects of Natural History , autoedición, Londres, 1772. 
John Coakley Lettsom   A method of preserving birds and other animals, form the Philosophical Transactions, reccommended bu Dr. Lettsom, in his Traveller's Companion, p. 13 , nº VI en Appendix, Collections of the Massachusetts Historical Society for the year 1795, Ed. Samuel Hall, Boston, 1795.John Coakley Lettsom   Method of preserving marine productions , nº IX en Appendix, Collections of the Massachusetts Historical Society for the year 1795, Samuel Hall, Boston, 1795.
William Dandridge   Mr. Peck’s methods of preserving animals ans their skins , nº V en Appendix, Collections of the Massachusetts Historical Society for the year 1795, Samuel Hall, Boston, 1795.
René Antoine Ferchault de Réaumur   Manière de dessécher les oiseaux par le moyen de la chaleur des fours dans des attitudes qui leur donnent un air de vie , 3ª memoria, Fondo Réaumur 69J de la Academia de Ciencias de Paris, Caja 1, dossier 3.
René Antoine Ferchault de Réaumur  Des differents sortes d'embaumements qui peuvent être employées pour empêcher les oiseaux de se corrompre , 4ª memoria, Fondo Réaumur 69J de la Academia de Ciencias de Paris, Caja 1, dossier 4.
René Antoine Ferchault de Réaumur  Des dessèchements d'oiseaux opérés soit par des liqueurs spiritueuses soit par des liqueurs salines , 5ª memoria, Fondo Réaumur 69J de la Academia de Ciencias de Paris, Caja 1, dossier 5.
René Antoine Ferchault de Réaumur   Qui apprend à empailler les oiseaux, à les dresser et à dresser ceux qui ont éte desséchés par quelqu'une des manières enseignées dans les mémoires précédents , 6ª memoria, Fondo Réaumur 69J de la Academia de Ciencias de Paris, Caja 1, dossier 6. [1753]
René Antoine Ferchault de Réaumur  Moyens de faire parvenir des oiseaux sains des pays éloignés , 7ª memoria, Fondo Réaumur 69J de la Academia de Ciencias de Paris, Caja 1, dossier 7.
René Antoine Ferchault de Réaumur  et le premier sur les moyens de défendre les oiseaux desséchés contre les insectes qui en sont avides , 8ª memoria, Fondo Réaumur 69J de la Academia de Ciencias de Paris, Caja 1, dossier 8.
René Antoine Ferchault de Réaumur  et le second sur les manières de défendre les oiseaux contre les insectes qui en sont avides , 9ª memoria, Fondo Réaumur 69J de la Academia de Ciencias de Paris, Caja 1, dossier 9.
[René Antoine Ferchault de Réaumur]  Moyen facile de conserver les oiseaux qu'on veut faire arriver sains dans les Pays éloignez , Imprimerie Royale, Paris, [1745].


Recursos:
Artículo Réaumur, precursor de la Taxidermia en Taxidermidades.
Artículo "The Naturalist's and Traveller's Companion" de John Coakley Lettsom en Taxidermidades.
Artículo Las cuatro cartas de Kuckahn en Taxidermidades.
Artículo La carta del capitán Davies en Taxidermidades.