El Museo de Historia Natural de Potsdam.

El Museo de Historia Natural de Potsdam (Naturkundemuseum Potsdam) ubicado desde 1953 en la Ständehaus de Zauche (1), en el número 13 de la Breite Strasse, ocupa un bello edificio de estilo clásico del arquitecto Georg Christian Hunger, que fue construido en 1770. Con tres plantas, sótano y jardín barroco, recoge en 880 metros cuadrados mayoritariamente una muestra de la fauna de la región de Brandeburgo.

Fachada del museo.

Las colecciones del museo alcanzan un total de 330.000 especímenes: 220.000 insectos, 2.500 moluscos, 1.000 crustáceos, 25.000 peces, 23.000 aves, 2.000 mamíferos, 150 reptiles, 500 anfíbios..., en las más diversas preparaciones, disecados, en piel, en alcohol, esqueletos, maquetas y moldes... De ellos, como sucede en la mayoría de museos, sólo se expone una mínima parte. Entre sus tesoros, se suele citar la colección de 34.200 escarabajos que el museo compró en 1958 a los herederos de Erdman Griep, y la colección de 55.000 mariposas de Lutz Lehmann incorporada en 2013. 

Vista parcial del acuario.

En el sótano descubrimos la exposición Peces de Brandeburgo, inaugurada en 1964 -recientemente ha cumplido 50 años-, donde 22 acuarios con peces, tortugas, crustáceos y moluscos vivos ocupan tres salas. Pueden verse unas cuarenta especies, desde un siluro hembra -llamado Weline- hasta el diminuto espinoso. La fauna de Brandeburgo. La biodiversidad, pasado y presente, es la segunda exposición permanente en la que podemos admirar algunas especies actuales junto a otras extinguidas en la región, como el oso pardo o el alce, u otras en peligro como el lobo, el lirón, la nutria o el urogallo. 

Vista general de una de las salas de aves.

Entre las exposiciones temporales, en el momento de escribir este texto están abiertas Animales en el jardín, con dioramas confeccionados a partir de los fondos propios más algún préstamo del Museo de Berlín, y con unos 300 animales expuestos; Invasiones biológicas, Exploración y biodiversidad, y una serie de fotografías titulada La fauna en el Patrimonio Mundial de la UNESCO. El museo organiza además talleres con actividades dirigidas para escolares, entre otros la llamada Aula Azul, sobre temas relacionados con los ecosistemas del río Havel, y un Junior Club para jóvenes estudiantes investigadores mayores de 10 años. 

Vista general de la sala de grandes mamíferos extinguidos y en peligro en Brandeburgo.

La calidad de los trabajos de Taxidermia de este museo son en general excelentes. Los dioramas -recordemos que se trata de un museo regional- están bien ejecutados, aunque el fondo no esté pintado como sí lo está en la mayoría de museos nacionales. Durante mi visita, una mañana dominical del mes de agosto, de poco más de una hora de duración, apenas me crucé con un par de familias. Supongo que en invierno, fuera del periodo de vacaciones, será un museo más frecuentado, sobre todo por grupos escolares. Eso es lo que aparenta. Por especímenes, superficie expositiva y escasez de personal -sólo la cajera de la entrada que ejercía también como vendedora de souvenirs y como vigilante- me recordó mi visita en 2013 al Museo de Historia Natural de Leipzig, también un museo regional, aunque aquél tenía -y todavía tiene- pendiente la restauración del inmueble o su traslado.

Detalle de un diorama.
De la historia del Museo de Historia Natural de Potsdam no conocemos mucho. Fue fundado en 1909 como museo municipal. No ocupaba entonces todo el edificio. En 1945, durante la Segunda Guerra Mundial, la finca fue bombardeada y las colecciones se perdieron completamente. En 1953 el edificio sería íntegramente destinado a museo. Tres años después se reiniciaron las actividades a cargo de personal investigador, que se dedicó a recuperar de nuevo su contenido. En 1983 abrió al público, pero en 1997 cerró debido a la falta de condiciones y de seguridad. La presión ciudadana logró que un par de años más tarde el ayuntamiento decidiera reabrirlo. Necesitada de obras para dotarla de condiciones adecuadas, como la instalación de sistemas de ventilación que garantizaran la conservación de colecciones, medidas antiincendio, y sobretodo mejorar la cimentación para evitar el riesgo de inundaciones, la sede de la Ständehaus de Zauche obtuvo la licencia de obras en 2003, aunque por causas económicas no fue hasta finales de 2009 cuando el edificio empezó a rehabilitarse (2). Las obras se prolongaron un año. Durante ese período de doce años, el Museo de Historia Natural estuvo alojado provisionalmente en el número 1 de la Hebbelstrasse. La venta de esa sede temporal y los recursos propios ayudaron al municipio a financiar las obras de mejora que costaron en total 1,75 millones de euros. Finalmente el Museo reabrió en su sede histórica, la actual, en diciembre de 2010. El vecino inmueble del número 11 le sirve como edificio de servicios. 

El Museo de Historia Natural de Potsdam se encuentra a una hora del centro de Berlín y puede ser un buen complemento para quienes visiten la turística capital de Brandeburgo y además sientan cierta inclinación por la Historia Natural. Llegar es muy sencillo. Se puede tomar la línea 7 del ferrocarril suburbano (S-Bahn). Al llegar a la estación de Potsdam, cruzaremos el río Havel por el Lange Brücke que desemboca directamente en la Breite Strasse, la calle donde se ubica el Museo. Éste lo encontraremos a unos 500 metros a la derecha. Abre de martes a domingo de 9 a 17 horas y el primer lunes de cada mes, y las entradas son muy económicas.


Vídeo oficial del Museo de Historia Natural de Potsdam (4'15", en alemán)




Notas.-
(1) Era el local donde se reunían ciudadanos de diferentes estamentos, comerciantes, representantes políticos, nobles, etc., para tratar asuntos esencialmente económicos. Una especie de Concejo Comarcal.
(2) También pesaban sobre el inmueble reclamaciones de restitución de la propiedad de varios municipios vecinos a causa de la centralización en 1952 por las autoridades de la recién creada República Democrática Alemana. Hasta esa fecha el edificio había tenido un uso comarcal. Las demandas fueron desestimadas en septiembre de 2011, y pesó en esa desición el uso público como museo que se le daba al edificio.


© All rights reserved. ® Reservados todos los derechos.
Taxidermidades, 2015.


Recursos:
Web del Museo de Historia Natural de Potsdam (Naturkundemuseum Potsdam). (en alemán)