"Un taxidermista en Texas", un chiste de vaqueros.

Un tipo entra a un bar de Texas y pide vino blanco (1). 
Los parroquianos, reunidos alrededor de la barra, alzan la vista esperando encontrarse con un jodido yanqui (2). 
   El camarero levanta la vista y le pregunta con curiosidad: "Usted no es de por aquí, ¿verdad? ¿De dónde es muchacho?" 
   El individuo responde: "Soy de Iowa" (3).
   El barman le vuelve a preguntar: "¿Qué diablos hace en Iowa?" 
   El hombre le vuelve a responder: "Soy taxidermista". 
 El camarero, sorprendido: "¿Taxidermista? ¿Qué diablos es un taxidermista?" 
   El forastero, ya algo nervioso, le aclara: "Monto animales" (4). 
  El camarero cambia de expresión, sonríe y grita a todo el bar: "¡Okay muchachos, éste es uno de los nuestros! 

Imagen de un saloon  en 1897 (5).

Esta ocurrencia puede escucharse o encontrarse adaptada a multitud de regiones. En ocasiones el forastero es de New Hampshire o de Inglaterra, o se encuentra en Alabama, o pide cerveza en vez de vino...


Notas.- 
(1) En vez de un vaso de whisky, lo más usual.
(2) En los Estados Unidos se utiliza el término yanqui para referirse a alguien del norte. 
(3) Efectivamente, del norte. 
(4) Texas es un estado aficionado al rodeo, deporte-espectáculo extremo históricamente influenciado por los vaqueros españoles y los charros mexicanos.
(5) Imagen obtenida en Wikimedia Commons.


© All rights reserved. ® Reservados todos los derechos.
Taxidermidades, 2015.