La oda a la Taxidermia del poeta Jacques Delille.


"Organice sin embargo esos tesoros con gusto;
que en todas sus cajas un feliz orden resida;
que en sus compartimentos la gracia presida
la limpieza, la amable y sencilla limpieza,
que da un aire de resplandor incluso a la pobreza.
Sobretodo, de los animales consulte sus costumbres,
conserve de cada uno su aire, su actitud,
su postura, su mirada, que el ave parezca aún
encaramada en su rama, meditar sobre su impulso,
con su aire pícaro muestrenos la comadreja
de cara alargada, de cuerpo delgado,
de aire disimulado, astuto en sus ojos,
que un proyecto de emboscada ocupe al zorro;
que la naturaleza sea finalmente más embellecida,
e incluso después de la muerte se parezca a la vida."

El texto original en francés es el siguiente (1):
   "Cependant arrangez ces trésors avec goût;
Que dans tous vos cartons un ordre heureux réside;
Qu'à vos compartiments avec grâce préside
La propreté, l'aimable et simple propreté,
Qui donne un air d'éclat même à la pauvreté.
Surtout, des animaux consultez l'habitude,
Conservez à chacun son air, son attitude,
Son maintien, son regard; que l'oiseau semble encore,
Perché sur son rameau, méditer son essor,
Avec son air fripon montrez-nous la belette
A la mine allongée, à la taille fluette,
Et, surnois dans son air, rusé dans son regard,
Qu'un projet d'embuscade occupe le renard;
Que la nature enfin soit partout embellie,
Et même après la mort y ressemble à la vie."

Me reencontré recientemente con parte de estos versos en la portada del libro Le Cabinet d'Histoire Naturelle (1821) del naturalista Pierre Boitard, mientras preparaba el artículo dedicado al popular Manuel du Naturaliste Préparateur (1825) del mismo autor. Antes los pude leer en Traité elementaire d'Ornithologie, suivi de l’Art d’empailler les oiseaux (1811) de Jacques Marie Philippe Mouton-Fontenille de la Clotte, en L'Art de préparer, monter et conserver les Oiseaux (1841) de P. Évans, y también reproducidos en la cromolitografía Tableau du Prépapateur de Zoologie. Art d'empailler les animaux dibujada y publicada en 1860 por Théodore Poortman, taxidermista del Museo Nacional de Historia Natural de París (2). Creía pues que valía la pena dedicarle un artículo. El fragmento que contiene esta oda a la Taxidermia lo hallamos casi al final del Tercer Canto de la obra L'Homme des Champs ou Géorgiques Françoises (3), una exaltación de la naturaleza y de la vida campestre que el poeta Jacques Delille publicó en 1800.


El texto en la primera edición de L'Homme des Champs.

Efectivamente, el arte de disecar se encontraba en el principio de su apogeo. Su mayor progreso tuvo lugar a mediados y finales del siglo XVIII; en 1787 aparecería Traité sur la manière d'empailler, el primer manual sobre el tema escrito por el abad Denis-Joseph Manesse; en 1793 el Jardin de Plantas de París se transformó en el Museo Nacional de Historia Natural; y el empleo del exitoso jabón arsenical creado Jean-Baptiste Bécoeur en 1743 aseguraba la longevidad de los trabajos y permitía concentrar los esfuerzos de los preparadores en otro asunto nada despreciable, dotar de naturalidad a los animales que disecaban, una preocupación que los tratados de principios del XIX ya expresaban. Después de sugerir a los naturalistas sobre cómo debían almacenar sus colecciones -con gusto, ordenadas y limpias-, Delille dedicó diez hexámetros a la Taxidermia, todos ellos haciendo hincapié precisamente en la necesidad de que el taxidermista tuviera en cuenta la postura y el porte natural del sujetoA continuación del último verso Delille añadió una nota al final del libro que decía "Véase lo que ha escrito el abad Manesse sobre el arte de disecar" (4). 

Delille había traducido en 1770 con notable éxito las Geórgicas del poeta romano Virgilio, un poema de 2188 versos, dividido en cuatro libros, de carácter didáctico, que glosaba las tareas del campo y loaba la vida rural. Parece ser que a la estela de aquel su primer éxito Delille compuso L'homme des Champs. Para salvarse de las inevitables comparaciones el autor escribió en el prefacio de la obra que "estas nuevas Geórgicas nada tenían en común con las publicadas hasta la fecha, y que el nombre de geórgicas, así como el de otros poemas franceses (...) se empleaba aquí en un sentido más amplio que el de su ordinaria acepción".

Jacques Delille.
El poeta francés Jacques Delille (Clemont-Ferrand?, 1738- París, 1813), hijo natural reconocido de un abogado del parlamento de la ciudad de Clermont-Ferrand, durante su infancia en Chanonat recibió lecciones del cura local. Completó sus estudios en París y llegó a recibir las órdenes menores. Ejerció como profesor de latín en varias escuelas. Su primer gran éxito literario fue su traducción en 1770 de las Geórgicas de Virgilio, elogiada por Voltaire. Dos años más tarde fue elegido miembro de la Académie Française, pero el cardenal Richelieu vetó su ingreso, que finalmente tendría lugar en 1774. Delille pasaría entonces a ocupar la cátedra de poesía latina en el prestigioso Collège de France. Asiduo visitante a su salón literario fue protegido por Madame Geoffrin. También por la caprichosa reina Maria Antonieta y por el amante de ésta el conde de Artois. Éste último le concedió los beneficios económicos de la abadía de Saint-Séverin. En 1782 publicó Les Jardins, su obra más célebre. Durante la Revolución perdió sus privilegios económicos y en 1799, tras obtener la dispensa, se casó con Marie-Jeanne de Vaudechamps, su amante durante más de una década. Durante los cuatro años del Directorio Delille se exilió en Suiza, Alemania e Inglaterra. Fue entonces cuando escribió L'Homme des Champs, y también Les Trois règnes de la nature, La Pitié y tradujo Paradise Lost de John Milton, obras éstas últimas que se publicarían tras su regreso a París en 1802, fecha en que se reincorporó a su puesto en el Colegio de Francia y a la Academia. Sus últimos años lo acompañó la ceguera y murió a causa de un ataque de apoplejía.

 

Notas.-
(1) Cualquier error de traducción es responsabilidad única del autor de este artículo.
(2) Otras obras que reproducen esas líneas son Aviceptologie Française (1821) de Pierre Bulliard, en su sección Méthode facile d'empailler les Oiseaux; y la Encyclopédie Domestique (1830) de A. Fosset, en la entrada Empailler.

(3) En la página 122 de esa primera edición. En ediciones posteriores Delille corrigió el título por el de Géorgiques Françaises.
(4) "Voyez ce qu'à écrit l'abbé Manesse sur l'art d'empailler".
 

© All rights reserved. ® Reservados todos los derechos.
Taxidermidades, 2016.


Bibliografía:
Pierre Boitard  Le cabinet d’histoire naturelle, formé des productions du pays même que l'on habite; avec la méthode de classement, l’art d’empailler les animaux, et de conserver les plantes et les insectes , en Encyclopédie des Dames, 2 vol., Audot, París, 1821.
Pierre Boitard  Manuel du Naturaliste Préparateur , en Manuels Roret, Roret, Paris, 1825. 
Pierre Bulliard   Méthode facile d'empailler les Oiseaux , en Aviceptologie Française, Corbet, París, 1821.
Jacques Delille  L'Homme des Champs ou Géorgiques Françoises , Levrault, Strasbourg, 1800.
P. Evans  l'Art de préparer, monter et conserver les Oiseaux, suivi sur la manière de prendre, préparer et conserver les Papillons et autres Insectes , Dentu, Paris, 1841.
A. Fosset  Empailler , en Encyclopédie Domestique, Salmon, París, 1830.
Jacques Marie Philippe Mouton-Fontenille de la Clotte  Traité elementaire d'Ornithologie, suivi de l’Art d’empailler les oiseaux , Yvernault et Cabin, Lyon, 1811.