Eartha Kitt canta recostada sobre una alfombra de tigre.




En I want to be evil (Quiero ser malvada) Eartha Kitt anunciaba su deseo de cambiar. La introducción hablada de la canción es la siguiente:
   "He posado para imágenes con jabón Ivory,
he acariciado perros callejeros, y me he mantenido alejada de drogas
Mi sonrisa es brillante, mi mirada es tierna,
pero soy más notable por mi género inmaculado
He sido Miss Reingold, aunque nunca he tocado una cerveza.
Y soy la persona a la que le dicen "Tu dulce, Querida".
Los únicos aguafuertes (1) que he visto han sido detrás de vidrios,
y lo más cerca que he estado de una barra, fue en clase de ballet.
Formal y correcta, la chica que nunca ha sido interrogada.
Estoy cansada de ser pura y no perseguida."

"Taxidermia" (2006), película de György Pálfi.


Balatony Lajos, el taxidermista protagonista de una de las historias (1).

En el fin de semana de su estreno en España, en junio de 2007, leí en el periódico El País una breve y acertada crítica de Jordi Costa titulada La carne es triste: 
   "Un soldado se excita pensando en La cerillera de Andersen y su eyaculación puebla el firmamento de estrellas. Una gota de sudor cae desde el piloso sobaco de una oronda animadora sobre el rostro de su no menos orondo ídolo deportivo. Después de haber disecado a su hiperbólico padre, devorado por gatos de desmandado volumen, un taxidermista procede a disecarse a sí mismo. Estas tres imágenes pueden dar la medida del banquete de excesos que propone este largometraje del húngaro György Pálfi, en el que se adaptan dos relatos del escritor Lajos Party Nagi en forma de tríptico escatológico y/o genealogía grotesca. 
   Cuerpos que supuran, tragan, vomitan, sudan, orinan, defecan y fornican; en suma, carne en busca de una trascendencia quizás imposible. El conjunto podría interpretarse como una historia secreta (orgánica) de la Hungría moderna o como una crónica sobre los últimos días del cuerpo (humano) entre su medular animalidad y su conceptualización como objeto estético. No es una película para todos los gustos, pero Pálfi hace posible la belleza y un extraño humanismo." 

Carta de 1830 en "Gleanings in Science" describiendo los métodos taxidérmicos.

Probablemente se trate del primer artículo en inglés publicado en la India sobre Taxidermia. En el mes de mayo de 1830 la revista Gleanings in Science, editada en Calcuta, publicaba un texto titulado On the Art of Taxidermy enviado por alguien que tan solo firmaba con la inicial "Z.". La carta ocupaba poco más de dos páginas y se acompañaba de varias figuras, las que ilustran esta entrada. 

Fragmento de la carta.
El autor justificaba su aportación por la abundancia en las provincias montañosas "de aves de especies raras y desconocidas, algunas de bello plumaje", y sin más preámbulo abordaba el procedimiento de desollado que era el ordinario a partir de la incisión inicial desde la pechuga hasta el ano. Tras aplicar el producto preservativo a la piel y voltearla, proponía el relleno del cuello y hasta aproximadamente la mitad de su interior con estopa cortada. El sistema de alambrado era sin cuerpo ficticio, fijando los alambres mediante el entrelazado de anillos u óvalos -véase la figura 3-. "Extraídos los ojos y también la lengua" aplicaba preservativo a las cavidades orbitarias y a la garganta. El remitente de la carta advertía sobre la posibilidad de descarnar las alas de algunas aves a partir de una incisión longitudinal por debajo de cada ala. Acabada de henchir el ave "hasta conseguir su pleno aspecto natural" procedía a coser la piel, colocarla en su peana, ordenar las plumas y fijar las alas envolviéndolas con bandas de muselina. El autor hacía un breve inciso con instrucciones sobre cómo montar el pájaro si éste debía ir con las alas abiertas. Una vez seco, se podía trasladar a su peana definitiva y cortar los alambres sobrantes. 

"Historia Natural", postal humorística austríaca de alrededor de 1930.




Como puede apreciarse, el dibujo representa el rincón de un museo o gabinete de Ciencias Naturales donde un profesor y un búho disecado, muy semejantes, se miran de reojo rodeados de láminas, una espátula y un colibrí disecados, una drusa de cuarzo y un tarro con peces en alcohol en cuya etiqueta puede leerse Pichlers We.-u Sohn. Todo inerte excepto un insecto que revolotea.

El texto del reverso es el siguiente: 
"Erholungsheim und Schülerheim der Unpolitischen. 
Gewerkschaft der n.-ö. Lehrershaft "Karolinenhof". 
Baden bei Wien, Pergerstrasse, 15. Tel. 80." 
Cuya traducción aproximada sería: 
"Clínica de reposo y escuela del apolítico.
Sindicato del profesorado de la Baja Austria "Karolinenhof" 
Baden, cerca de Viena, calle Perger número 15, teléfono 80."