Pierre Adolphe Bobierre, autor de "Nouveaux Procédés de Conservation" (1846).

Cubierta de Nouveaux procédés.
Son varios los autores que promovieron supuestos procedimientos alternativos a la Taxidermia, relacionados con el embalsamamiento, como forma de conservación de especímenes animales. El químico y farmacéutico Pierre Adolphe Bobierre fue uno de ellos. En 1846, cuando todavía era un estudiante, publicó Nouveaux Procédés de conservation des substances animales, applicables a l'embaumement des corps, a la préparation des pièces anatomiques et a la taxidermie, précedés d'un exposé des procédés d'embaumenent des anciens égyptiens et d'un examen critique de quelques méthodes modernes, un tratado de unas setenta páginas. Seis años antes, el también químico y farmacéutico Jean-Nicolas Gannal había propuesto el suyo como secuela de su exitoso método de embalsamamiento humano.

En la introducción de Nouveaux Procedés Bobierre reconoce la dificultad que supone tratar el mismo tema que el reconocido mundialmente Gannal, “por lo que podría ser acusado de temerario”, no obstante afirma que puede mejorar el procedimiento de éste. El primer capítulo lo dedica a exponer de forma crítica los métodos de embalsamamiento practicados por los egipcios. En un pie de página aclara que, además de los egipcios, los etíopes, los persas, los asirios, los incas y los guanches en las islas Canarias también embalsamaron a sus muertos. En otro pie de página el afán divulgador de Bobierre le lleva a explicar cómo se obtenían algunas materias primas como la resina, el betún o el natrón (1), que empleaban los egipcios. En el capítulo segundo titulado Ojeada retrospectiva a algunos métodos modernos es crítico además con las técnicas de algunos contemporáneos suyos, además del de Gannal, el del anatomista Mathias Duval, el del químico sueco Jöns Jakob Berzélius, o los de los doctores Poirson, Dupré y J.-P. Sucquet, éstos dos últimos enfrentados precisamente a Gannal. Bobierre se ceba especialmente con Gannal a quien reprueba por utilizar sustancias venenosas como el cloruro de cobre, la estricnina (2) o el ácido arsenioso.

En el tercer y último capítulo, el titulado Nuevos procedimientos de conservación de sustancias animales, Bobierre nos expone finalmente sus métodos. Propone el uso del alcohol metílico, al que se le puede añadir alcanfor (3) para aumentar sus propiedades antisépticas. Su fórmula para inyectar sería de 1 litro de alcohol metílico, 30 gramos de alcanfor refinado, añadiendo a la mezcla 15 gramos de esencia de lavanda (4). La inyección se practicaría por la arteria carótida, como en métodos anteriores. Los cadáveres se barnizarán exteriormente con tres capas de la mezcla a la que se añadirán 100 gramos de almáciga (5) en lágrimas.

Para la conservación de objetos de Historia Natural, Bobierre desaconseja el jabón arsenical de Jean-Baptiste Bécoeur por su peligrosidad. A cambio propone inyectarles una solución formulada a base de alcohol metílico, almáciga en lágrimas, alcanfor y esencia de tomillo (6) –en vez de esencia de lavanda-. A los reptiles, peces e insectos se les aplicará exteriormente, al menos, dos capas de esta mezcla. Las aves y el resto de animales "que deban conservar su plumaje o pelaje" se sumergirán en una solución compuesta por 9 partes de alcohol metílico y 1 parte de esencia de tomillo.

El autor añadía una nota adicional al final del libro en la que contaba que mientras este libro se encontraba en imprenta Gannal había presentado a la Academia de las Ciencias un nuevo procedimiento para conservar los objetos de Historia Natural. Bobierre lo describía y tampoco ahorraba adjetivos en su crítica.  Ninguno de los dos métodos, ni el de Gannal ni el de Bobierre, serían aceptados y adoptados por los taxidermistas. Nouveaux Procédes se traduciría al español en 1853. 

Pierre Adolphe Bobierre nació en París en 1823. Tras estudiar en el liceo Charlemagne, en 1843 con 19 años era ya preparador de la Escuela Primaria Superior de Paris. Al año siguiente se convierte en asistente del catedrático farmacéutico Jean-Baptiste Dumas en la Facultad de Medicina. Por aquella época escribió Nouveaux Procedés. Prosiguió sus estudios de Farmacia en Marsella. En 1846 fue nombrado director de una empresa química de Nantes. En 1854, tras licenciarse, Bobierre se incorporó como miembro al Consejo de Salud e Higiene del Bajo Loira. Un año después recibió el encargo de su exprofesor Dumas, entonces ministro de Agricultura, y del prefecto de la región de Bajo Loira, para investigar el fraude del empleo del carbón animal en las refinerías de azúcar. Su informe desveló que se estaba empleando mezclado con turba, lo que significó que se destapara un fraude estimado en al menos diez millones de francos. Ello le valió para que en 1856 le concedieran la medalla de la Sociedad del Fomento de la Industria. Aquel año presidió por vez primera la Sociedad Académica de Nantes, cargo que volvería a ocupar en 1865. En 1858 finalizó su tesis doctoral que versó acerca de los fenómenos electroquímicos que el agua de mar produce en los metales. En su faceta de agrónomo, Bobierre promovió el empleo de nuevas técnicas agrícolas y el buen uso de los abonos, y participó en las consultas que condujeron a la publicación en 1867 de la Ley sobre la represión del fraude en la venta de fertilizantes (7). Bobierre ocupó el puesto de profesor de Química en la Escuela Preparatoria de Ciencias y Letras de Nantes, institución que dirigió desde 1866 hasta su muerte en 1881, a la edad de 58 años. En 1864 fue distinguido como Caballero de la Legión de Honor y Caballero de la Orden de Carlos III de España. Sus publicaciones, entre libros, artículos e informes, superan las tres decenas.


Notas.-
(1) Carbonato de sodio.
(2) Sustancia que se extrae del árbol de la nuez vómica (Strychnos nux-vomica).
(3) Antes de ser sintetizado se obtenía del árbol alconforero (Cinnamomum camphora). Se emplea como antipolillas.
(4) La lavanda o espliego es un género de plantas con propiedades aromatizantes.
(5) La almáciga o mástique es una resina que se obtiene de la corteza del lentisco  (Pistacia lentiscus). Es soluble tanto en esencia de trementina como en alcohol.
(6) Como la lavanda, las plantas de tomillo -género Thymus- únicamente tienen propiedades aromatizantes.
(7) En 1852, en plena época de expansión de los fertilizantes, se creó en Francia el primer laboratorio de análisis agrícola.


© All rights reserved. ® Reservados todos los derechos.
Taxidermidades, 2017.


Bibliografía:
Adolphe Bobierre   Nouveaux Procédés de conservation des substances animales, applicables a l'embaumement des corps, a la préparation des pièces anatomiques et a la taxidermie, précedés d'un exposé des procédés d'embaumenent des anciens égyptiens et d'un examen critique de quelques méthodes modernes , Méquignon-Marvis Fils, París,1846. 
[Louis-Jacques?] Brunet  Procédés Gannal mis a la portée de tout le monde. Embaumement appliqué a la conservation indéfinie et sans mutilation des oiseaux, quadrupèdes, etc. Suivi de l’art de mégir, de parcheminer, d’empailler et de monter les peaux , Collection du Petit Manuel des Arts, Desloges, París, 1840.

Recursos:
Artículo El "método Gannal" de embalsamamiento humano aplicado a los animales en Taxidermidades.
Artículo El jabón arsenical de Bécoeur en Taxidermidades