"Carnages" (2002), de Delphine Gleize.


"Un joven torero; una actriz que busca el significado de su existencia; una profesora que se cree espiada por una niña; un filósofo que se reconvierte a patinador artístico; una pareja que espera quintillizos y deja de comunicarse… Aparentemente nada vincula a estos personajes, pero las diferentes partes de un toro muerto, en su itinerario por distintos países, contribuye a que todos ellos se encuentren y reencuentren en situaciones absurdas, emocionantes, crueles, estrafalarias…"

Es el texto promocional que acompaña a la película Carnages (2002), el primer largometraje de la francesa Delphine Gleize. Se trata de una coproducción europea (Francia-España-Suiza-Bélgica), encasillada como comedia dramática, con reparto internacional -aparecen Ángela Molina, Chiara Mastrianni y Lio- y guión escrito por la propia directora. Su metraje supera las dos horas. En la cartelera española mantuvo el título original, mientras que en la inglesa se renombró como Carnage.

Luc, sentado ante su mesa de trabajo, recibe el regalo de su madre (1).


A las cinco historias que se anuncian cabe añadir alguna más, como la de una viejecita cleptómana llamada Rosy (Esther Gorintin) que vive con su hijo Luc (Bernard Sens) en una caravana en medio del bosque, ambos con problemas psicológicos, y que se dedican a disecar animales y venderlos por los mercados.

Conocemos a Rosy y a Luc cuando la madre llega a la roulotte con un pastel de bizcocho para celebrar el cumpleaños de su hijo y unos cuernos de toro, como regalo, que luego éste preparará. El interior de la caravana está decorado con una piel de tejón, otra de zorro, y varios animales disecados: una gallina, una cabecita de ciervo, un cráneo colgado en una red, una cabeza de pescado, un perro… En la mesa de trabajo observamos un cráneo de zorro en un envase de plástico y cinco hámsters muertos que Luc comienza a desollar. A éstos últimos les ha puesto nombre, aunque su madre prefiere numerarlos. Parte del diálogo de la escena es el siguiente:
Rosy.- "Es para ti. Por tu cumpleaños."
Luc.- "Oh, gracias. Es precioso… precioso. No lo habrás robado…"
R.- "Pero bueno. He usado el dinero del jabalí. Prométeme que no lo venderás nunca."
L.- "Nunca."
R.- "¿De verdad, Luc?"
L.- "Te lo juro. Te lo juro mamá."
R.- "¿Seguro?"
L.- "Te lo prometo."
R.- "¿Qué haces con la tripa? No hay que empezar nunca con la tripa. Y mira que te lo enseñé con el pato."

Luc y su madre Rosy ofreciendo su trabajo en el mercadillo de un pueblo.


Más adelante los reencontramos en el mercadillo de un pueblo vendiendo su mercancía ante un par de mesitas plegables. Sobre ellas distinguimos una garduña de pie, una gallina, un hámster, una perdiz volando y un par de pieles. Luc se entretiene acabando su frontal de toro. Rosy pregona sus productos:
Rosy.- "¡130 francos la ardilla en la rama!"
Luc.- "Pero mamá, 130 francos es muy caro, mejor ponlo a 110. Mira está montada al revés."
R.- "Pero tiene todos los dientes. ¡130 francos con todos los dientes!"
R.- "Me voy a dar una vuelta. Vigílalos bien."
L.- "Sí, mamá…"
R.- "Esta gallina es realmente preciosa. Es formidable."

Los amantes Jacques y Jeanne conversan después de su encuentro amoroso.


En fin, una más de taxidermistas trastornados. Algunas imágenes se rodaron en el Institut Royale des Sciences Naturelles de Bélgica. Supongo que corresponderá a ese escenario el fogoso encuentro extraconyugal, en un pasillo y junto a una fotocopiadora, unos armarios archivadores y algunos cráneos y cabezas disecadas, entre dos compañeros investigadores. A propósito, él, Jacques (Jacques Gamblin), en breve padre de quintillizos, es hermano de Luc e hijo, por tanto, de Rosy. Y por cierto además, los amantes mantienen a continuación un intercambio de impresiones ante un cráneo de ciervo, con sus correspondientes cuernos, colgado de la pared. A esa escena pertenece el fotograma anterior. En los créditos comprobamos que el taxidermista que asesoró a la directora fue el belga, con taller en Thuin, Vincent Dreze

Delphine Gleize obtuvo con esta película el Premio de la Juventud y fue elegida candidata además en la sección Un certain regarde del Festival de Cannes de 2003. Gleize ya había ganado en 2000 el César  del cine francés al mejor cortometraje con Sale Battards y por Carnages fue nominada en 2003 al César a la Mejor Primera Película. Conviene no confundir Carnages de Delphine Gleize con la película casi homónima Carnage dirigida en 2011 por Roman Polansky, que en España se conoció como Un Dios salvaje y en Hispanoamérica se retituló como ¿Sabes quién viene?.


Trailer de Carnages  (1'36", en inglés)




© All rights reserved. ® Reservados todos los derechos.
Taxidermidades, 2017.


Créditos.-
(1) Las imágenes son propiedad de Balthazar Productions, France 3 Cinéma, Need Productions, Oasis Producciones Cinematográficas, PTC Cinéma & Télévision, Radio Télévision Belge Francophone, StudioCanal y Télévision Suisse-Romande.


Recursos:
Página de Carnages en IMDb. Valoración: 6'3/10.
Encontrará más películas con temática taxidermista en el Índice de artículos de Taxidermidades.