Las directrices para la conservación de objetos de Historia Natural de Vicq d'Azyr.

Portada de Instruction sur la manière.
El entonces profesor del Museo de Historia Natural de París, Félix Vicq d'Azyr, publicó en 1793, el año dos de la recién instaurada Primera República Francesa, Instruction sur la manière d'inventorier et de conserver, dans toute l'étendue de la République, tous les objets qui peuvent servir aux arts, aux sciences et à l'enseignement, en español Instrucción sobre la manera de inventariar y conservar, en el ámbito de la República, todos aquellos objetos que sirven a las artes, a las ciencias y a la enseñanza. El texto, de setenta páginas, fue encargado por la Comisión Temporal de las Artes tras la incautación de bienes bajo la Revolución, y adoptado por el Comité de Instrucción Pública de la Convención Nacional. En su sección dedicada a la Historia Natural, Vicq d'Azyr escribía (1):

Postales antiguas con ejemplares del Museo de Historia Natural de Marsella.

Las cuatro tarjetas postales que se reproducen a continuación son de aproximadamente hace un siglo, tienen la medida estándar de la época, 9x14 centímetros, y no circularon. Muestran ejemplares de la colección del Museo de Historia Natural de Marsella: una familia de leones, otra de tigres, un oso hormiguero y un armadillo, y varias especies de tucanes la última. Los animales se fotografiaron en el exterior del museo. Algunos de los especímenes, como el león y el tigre machos, siguen expuestos en la actualidad.



"The Breathless Zoo. Taxidermy and the Cultures of Longing" de Rachel Poliquin.


"Desde los gabinetes de maravillas del siglo dieciséis hasta el arte contemporáneo con animales, The Breathless Zoo. Taxidermy and the Cultures of Longing examina la historia cultural y poética de los animales preservados en posturas animadas. (...) Rachel Poliquin sugiere que la taxidermia entronca con el anhelo humano perdurable de encontrar su significado con y dentro del mundo natural."
                                                                                    Extracto de la solapa del libro.

Cubierta de The Breathless Zoo (1).

El taller de Taxidermia del Museo de Madrid en 1928. Fotografías inéditas.

José Maria Benedito Vives fue nombrado en enero de 1907 disecador jefe interino del Museo de Ciencias Naturales de Madrid. Pocos meses más tarde se convocó la oposición para adjudicar la plaza que ocupaba y a la que aspiraba, además del propio Benedito, el médico y taxidermista andorrano residente en Barcelona  Pau Xavier d'Areny-Plandolit Plandolit, aunque éste finalmente decidió no presentarse al concurso. Alrededor de un par de años después José María Benedito promovió que el Museo incorporara a su taller de Taxidermia a su hermano menor, Luis Benedito, que se especializaría en mamíferos.

La siguientes fotografías, placas de vidrio sin datar e inéditas, rescatadas recientemente por el Archivo Nacional de Andorra, se atribuyen precisamente a Ramon d'Areny-Plandolit Gassó, hijo de Pau Xavier d'Areny-Plandolit, un aficionado a la fotografía que posiblemente acompañara a su padre en un viaje a Madrid. La época en que fueron tomadas, los años veinte, justo coincide con la década en que Pau Xavier d'Areny-Plandolit hace un paréntesis en su faceta como taxidermista.


El taller de Taxidermia de Luis Benedito  en el Museo Nacional de Ciencias Naturales de Madrid (1).

Imágenes inéditas del interior del Museo Areny de Ordino, Andorra.

Hace algunos días el Arxiu Nacional d'Andorra publicó en la sección La peça del mes (abril de 2018) de su página web tres fotografías inéditas del Museo Areny de Ciencias Naturales de Ordino (ca. 1935-1948), Andorra, el primer museo que abrió en el principado, fundado por el médico y taxidermista residente en Barcelona Pau Xavier d'Areny-Plandolit Plandolit (Toulouse, Francia, 1876-Barcelona, 1936), hijo de una familia andorrana burguesa ennoblecida y terrateniente venida a menos. Posiblemente se trate, no puedo asegurarlo, de las primeras fotografías de su interior, unas imágenes atribuidas a su hijo Ramon d'Areny-Plandolit Gassó. Varios miembros de la familia fueron aficionados a la fotografía.

Vista general incompleta de la planta baja (1).

A partir del grabado "Thomas Edward, naturaliste anglais", su biografía.

"Thomas Edward, naturaliste anglais".

Lo encontré en la revista ilustrada francesa Le Monde Illustré. que lo reproducía con la leyenda Thomas Edward, naturaliste anglais. El grabado original fue uno de los treinta y dos que se incluyeron en la obra de Gaston Tissandier Les héros du travail, en español Los héroes del trabajo, un libro publicado en París en 1882 por la editorial Dreyfous. El dibujo, obra del ilustrador Camille Gilbert, fue tallado en madera por el taller de Joseph Burn Smeeton y Auguste Tilly. El fragmento de texto del libro alusivo al grabado es el siguiente:

"Mi amigo Perico", relato humorístico de Rafael García Santisteban.

Perico.
El 21 de mayo de 1883 la revista barcelonesa La Ilustración Artística publicaba un relato humorístico del periodista y escritor Rafael García Santisteban. "Lo que no consiga este loro..." debió pensar Luís López, el protagonista de Mi amigo Perico. El texto completo del cuento es el que sigue:
  "MI AMIGO PERICO
   (Historia casera)

 
   Yo como hombre libre, en el buen sentido de la palabra, trasnochaba in diebus illis por costumbre y en su consecuencia amanecía para mí en todo tiempo de once a doce de la mañana.
   Vivía en presidio correccional, como llama un amigo mío a las casas de huéspedes, y ocupaba un gabinete con su alcoba con vistas a un patio microscópico, que era el respiradero común de la vecindad.

Juan Bautista Bru y Mariano Bru de Ramón, disecadores del Real Gabinete.

Grabado de J. B. Bru (1).
"Juan Bautista Bru de Ramón.
   Natural de la Ciudad de Valencia, hijo de la Parroquia de San Martín, nació y fue bautizado en 1740; desde niño se dedicó al dibujo y pintura, siendo en esta facultad un mediano artista, como se ve en las pinturas al fresco que hizo en la Iglesia de nuestra Señora del Rosario, sita en las barracas del Grao. Pero aunque en esto no fue aventajado, trasladado a Madrid, en el Gabinete de la Historia natural en la clase de disecador adquirió crédito. Allí se ocupó constantemente en disecar y dibujar varios animales, plantas y fósiles etc. con cuyo motivo publicó:
   1 Colección de láminas que representan los animales y monstruos del Real Gabinete de Historia natural de Madrid, grabadas de orden superior por D. Juan Bautista Bru, Pintor y Disecador de dicho Gabinete. Madrid, por Andres de Sotos, 1784 y 1786. Dos tomos en folio.
   Constan de once cuadernos de seis láminas cada uno, con la descripción individual de cada animal o monstruo hecha por él mismo.
   2 Colección de varias estampas que representan los trajes de las Naciones Asiáticas, copiados de los que mandó grabar Mr. Ferriol, Embajador de su Majestad Cristianísima en Constantinopla, por D. Juan Bautista Bru. En folio.
   Son en todo treinta y dos láminas."

El museo de William Bullock. Los primeros dioramas. Su manual.

William Bullock hacia 1824 (1).
William Bullock nació hacia 1773. Sus padres eran propietarios de un museo de cera ambulante radicado en Birmingham. Tenía tres hermanos más. Bullock, coleccionista de todo tipo de objetos y antigüedades trabajó como orfebre en Sheffield mientras practicaba la Taxidermia como afición. Hacia 1795 creó su propio museo donde exhibía su colección, incluyendo los animales que él mismo disecaba. En 1799 publicó un primer catálogo de su contenido que describía unos 300 objetos, entre artísticos, antigüedades, "curiosidades extranjeras" y "curiosidades naturales". Entre estas últimas decenas de aves, mamíferos y peces disecados procedentes de todo el mundo, partes de animales como cornamentas, etc., unas 150 conchas y caracoles, y 56 mariposas. Algunos de los especímenes más singulares, como por ejemplo canguros, algún mono, el oso hormiguero, el armadillo, la ardilla voladora, la iguana, y otros, además se describían.

Teledocumental de 1987 sobre la Taxidermia Palaus de Barcelona.

En 1987 la programación en catalán de Televisión Española (TVE) emitió el documental Museu Pedagògic de Ciències Naturals, incluido en la serie Botigues i Botiguers, en español Tiendas y Tenderos, dedicada a algunas de las tiendas más singulares de la ciudad de Barcelona. En este caso acercaba al público la emblemática Taxidermia Palaus de la plaza Real, que había sido fundada por Lluís Soler Pujol en 1889, que se trasladó a dicha ubicación en 1919, y que se convirtió en el mayor comercio de Historia Natural de España. Aquel curioso establecimiento permaneció allí hasta 1991 año en que, bajo la presión urbanística previa a la celebración de los Juegos Olímpicos, se trasladó al barrio de Sant Andreu.

Museu Pedagògic de Ciències Naturals (25'20", en catalán)

Los dioramas del profesor pisano Paolo Savi.


Jabalí atacado por dos perros de caza, diorama de Savi de 1825 (1).

Su padre llegó a afirmar que "El Museo es una ocupación contínua para él. Apenas ha terminado un trabajo que ya empieza otro". En sus cinco primeros años como director del Museo de Historia Natural de la Universidad de Pisa (2), Italia, entre 1823 y 1828, Paolo Savi montó 170 mamíferos, entre los que destacan un oso, una cebra, un mono aullador, un ornitorrinco, un castor, una hiena, un reno y una ardilla voladora; 1.274 aves, entre los que había un avestruz, un albatros, un flamenco, varios tucanes y faisanes y numerosos colibríes; 175 peces; 177 reptiles; o 3.150 insectos, entre otras preparaciones. Y lo hizo solo. Más adelante formaría a algunos de sus alumnos que le ayudarían en un empeño que supondría la mayor etapa de crecimiento de dicha institución.

Damas y alfombras de animales en la pintura academicista.

Princesa Zinaida Yusupova de K. P. Stepanov.
Dediqué hace algunas semanas una entrega a la pintura academicista con el mismo motivo, aunque en aquella ocasión las modelos que posaban junto o sobre alfombras de animales lo hacían desnudas. En las siguientes obras, en cambio, quienes posan en su salón son en su mayoría damas de la alta sociedad que han contratado los servicios del retratista. Se trata de trabajos por encargo que además reflejan inequívocamente el estatus social, uno de cuyos signos durante bastante tiempo, me refiero al siglo XIX y principios del XX, consistía precisamente en poseer un oso disecado o cubrir el suelo del salón con una alfombra de oso o de tigre. Como primer ejemplo, en la imagen de la derecha podemos ver Princesa Zinaida Yusupova una obra al pastel de 1903 de Klavdij Petrovic Stepanov (1854-1910), pintor y funcionario que por razones de trabajo vivió un tiempo en Francia e Italia. La princesa Zinaida Nicolayevna Yusupova (1861-1939), dama de honor de varias emperatrices, fue la heredera única de la mayor fortuna privada de Rusia de la época, que además de por su belleza fue famosa por la fastuosidad de su hospitalidad, y que más tarde sería recordada como la madre del príncipe Felix Yusupov, el asesino del influyente Rasputín.

"Taxidermia" (2000), cortometraje de Luis Cerveró.

Hipopótamo disecado en la Gran Vía de Madrid, entre el tráfico nocturno (1).

Taxidermia (2000) es un cortometraje (21’20’’) de Luis Cerveró (Valencia, España, 1974) que Hamaca, su distribuidora, describe en su página web con las siguientes palabras:

   "Taxidermia es una obra magistral difícil de definir, única por su carácter híbrido tanto a nivel formal como por el complejo entramado de relaciones conceptuales que genera entre contenidos que dialogan sin jerarquías, influyéndose unos a otros.
   La pieza en un primer contacto nos sugiere un documental de creación en torno al universo de la Taxidermia y sus protagonistas, pero en realidad, desde el principio se establecen comparaciones entre el modo de crear de los artistas contemporáneos y los taxidermistas; y sobretodo, la obra termina siendo una metáfora del acto creativo en sí mismo, de la idea de crear para perpetuar la vida… y de las tensiones entre arte y existencia.
   (...)
   (...) En el fondo, una profunda reflexión sobre el cine y su afán por atrapar la vida y perpetuarla, tal y como intenta también el taxidermista."

Realmente es difícil de definir. Mi sensación, cuando lo vi por vez primera, fue que se trataba de una reivindicación de la Taxidermia como Arte.
 

Taxidermia antropomórfica, parte 3 y última.

The Prize Fight de Edward Hart (1).
La Taxidermia antropomórfica se popularizó a partir de la participación del disecador alemán Hermann Ploucquet (1816-1878) en la Exposición Universal de Londres de 1851, donde éste mostró sus novedosas escenas cómicas con animales disecados imitando comportamientos humanos. La excelente acogida que obtuvo posiblemente incitara a otros taxidermistas a emularlo. Diez años después el inglés Walter Potter (1835-1914) comenzó a crear y mostrar escenas igualmente protagonizadas por decenas de pequeños animales, vestidos y acicalados hasta el último detalle. Inclusó fundó en 1880 un exitoso museo en su Bramber natal, próximo al centro vacacional de Brighton, protagonizado por sus grupos cómicos. A cada uno de ellos les hemos dedicado un artículo. 


Encontramos algunos ejemplos más de disecadores del siglo XIX que en algún momento flirtearon con la Taxidermia antropomórfica. Edward Hart (1847-1928), excelente taxidermista de Christchurch, Hampshire, Inglaterra, especializado sobre todo en aves y que también llegó a inaugurar su propio museo de Historia Natural, de acuerdo con la moda de la época preparó asimismo un buen número de batracios y mamíferos, sobre todo ardillas, imitando a humanos. Entre los más destacados de sus "grupos grotescos", como él los llamaba, se encuentran el más conocido The Prize Fight, seis escenas de ardillas en un combate de boxeo (2), Leap Frog y The Barber. 

Taxidermia antropomórfica, parte 2. Walter Potter.

The Death and Burial of Cock Robin, el primer diorama antropomórfico de Potter (1)


Walter Potter.
El taxidermista inglés Walter Potter nació el 2 de julio de 1835 en la aldea de Bramber, Steyning, West Sussex, donde su familia regentaba el White Lion Inn. Aprendió por su cuenta a disecar con catorce años, tras abandonar la escuela. Su primer trabajo consistió en inmortalizar a su canario (2). A continuación seguiría montando animales con el propósito publicitario de decorar la posada familiar, llamar la atención y aumentar la clientela. Parece que lo consiguió. Con diecinueve años, e inspirado por un libro de canciones de cuna ilustrado propiedad de su hermana Jane, comenzó a naturalizar animales hasta completar un diorama que bautizó como The Death and Burial of Cock Robin, en español Muerte y entierro de Cock Robin. Se trata una tradicional nana inglesa en la que un gorrión mata a un petirrojo y multitud de animales de ofrecen para colaborar en el entierro. Aquel montaje, primigenio en cuanto a la Taxidermia antropomórfica británica, que contiene 98 especies de aves inglesas y la miniatura de un toro, lo concluyó en 1861 instalándolo en el cenador del jardín de la posada (3). Diez años antes había tenido lugar la Exposición Universal de Londres, una cita donde las escenas con animales disecados caracterizados como humanos que presentó el alemán Hermann Ploucquet habían causado sensación. Quizá a Potter, que contaba por entonces dieciséis años, le llegaran noticias sobre aquel acontecimiento.

Taxidermia antropomórfica, parte 1. Hermann Ploucquet.

Las seis escenas de Reineke Fuchs (1).
La Taxidemia antropomórfica, la práctica de disecar animales dotándolos de características o imitando comportamientos humanos, a menudo rodeándolos de un escenario ambientado para conseguir un mayor efecto, fue popularizada por Hermann Ploucquet, taxidermista del Real Gabinete de Historia Natural de Stuttgart.

Ploucquet nació el 12 de abril de 1816 en Stuttgart. Su padre descendía de hugonotes y su madre era hija del duque de Wurtemberg y hermana del constructor Eberhard von Etzel. Las penosas condiciones en las que vivía la familia propiciaron que el tío Eberhard diera cobijo a sus parientes en su propia casa del número 61 de la Lange Strasse, y además se encargara de la educación del joven Hermann, que recibió clases de dibujo y pintura mientras cursaba la enseñanza secundaria. Aprendió además por sí mismo a disecar animales quizá con el objetivo de ayudar económicamente a su familia. A pesar de estar dotado para la pintura y la escultura, Ploucquet no tuvo más remedio que comenzar a ganarse la vida. Lo hizo como aprendiz de jardinero en la Corte, empleo que simultaneó con el ejercicio de la Taxidermia.

Modelos desnudas sobre alfombras de animales en la pintura academicista.

Mujer recostada sobre alfombra de oso de Paul Sieffert.

Son numerosos los artistas que han pintado a sus modelos desnudas sobre alfombras de animales. Casi todos los que he descubierto con este motivo se encuentran a caballo entre los siglos XIX y XX, y pertenecen a la corriente conocida como academicismo, es decir se trata de seguidores de las normas clásicas avaladas e impartidas en las Academias de Bellas Artes. Uno de los pocos que se aparta ligeramente de esa tendencia sea A. Goldwhite, considerado como orientalista, que poco antes de 1900 pintó Esclava sobre alfombra de oso polar.

Los taxidermistas londinenses James Gardner, padre e hijo.

Portada del libro de Gardner (1866).
Apenas se conocen algunos detalles biográficos. El taxidermista James Gardner (1802-1873), que se anunciaba como proveedor "de la reina Victoria, las familias reales inglesa y francesa y del jediva (1) de Egipto", fundó su negocio de proveedor de especímenes de Historia Natural y proveedor de material de Taxidermia en Londres hacia 1840, estableciéndose en el número 426 de Oxford Street. Gardner abrió una primera sucursal en 1857 en el número 52 de High Holborn, y poco después una segunda en el 292 de Oxford Street, esquina con Davies Street. Gardner fue uno de los numerosos taxidermistas que participaron en la Exposición Universal de Londres de 1851. En la relación de expositores que aparecen en el segundo volumen de The International Exhibition of 1862, editado con motivo de aquella Exposición Internacional de Londres, Gardner aparecía con dos inserciones. La primera se refería a las dos sucursales donde se ofrecían "animales disecados, ojos articiales y material y publicaciones entomológicas"; la segunda mencionaba la tienda del 426 de Oxford Street y se refería a James Gardner como "disecador de las aves de la reina de Inglaterra". Su hijo, James Gardner júnior, asimismo taxidermista, que seguiría anunciándose como "naturalista de la familia real", le sucedería al frente del negocio familiar a finales de los sesenta. Debieron surgir ciertas diferencias entre padre e hijo para que James Gardner Senior -así se daría a conocer a partir de entonces- abriera por su cuenta un nuevo establecimiento en el número 371, también en Oxford Street, del que la publicidad especificaba que él "sólo" atendía en aquella dirección. Desconozco qué debió ocurrir entre ambos para que produjera aquel distanciamiento.

"Museographia" (1727) de Caspar Friedrich Neickel. La disposición ideal de una colección.

Portada de Museographia.
El comerciante hamburgués Caspar Friedrich Neickel [Jenckel] publicó en Leipzig en 1727 la obra Museographia, oder Anleitung zum rechten Begriff und nützlicher Anlegung der Museorum oder Karitäten-Kammer, en español Museografía u orientación para la adecuada presentación y conveniente ordenación de los museos o cámaras de curiosidades. Dicho volumen, de cuatrocientas sesenta y cuatro páginas, un intento por ofrecer algunos consejos acerca de cómo se debía inventariar y mostrar una colección, está considerado como uno de los primeros tratados museográficos o museológicos de la historia (1). La obra está claramente influida por otras anteriores que describían el contenido de algunas cámaras de curiosidades privadas de los dos siglos anteriores; la contemplación del grabado que contiene Museographia nos recuerda inevitablemente a las ilustraciones de los gabinetes de Francesco Calzolari, Ferrante Imperato, Ole Worm, Manfredo Settala o Ferdinando Cospi, por citar algunos.

"Traité pratique du Naturaliste Préparateur" de Arthur Éloffe.

Portada de Traité pratique.
Hacía más de una década que Arthur Éloffe practicaba la Taxidermia con cierto éxito. Vendía sus trabajos en la tienda que cofundó en 1845 en París, la capital europea que por entonces reunía más establecimientos de Historia Natural. Para apuntalar publicitariamente el negocio escribió y promovió numerosas publicaciones. Una de ellas fue Traité pratique du Naturaliste Préparateur (1862), un libro de 226 páginas de tamaño octavo menor, ilustrado con siete láminas y algunas figuras insertadas entre el texto, donde el disecador volcó su experiencia en el arte de preparar animales. Al final del volumen Éloffe adjuntaba un catálogo de veinticuatro páginas donde, además de ofrecer colecciones completas para gabinetes de Historia Natural, comprobamos que también vendía utensilios y materiales para la práctica de la Taxidermia.