Los leones devoradores de hombres del Museo Field de Chicago.


Los leones devoradores de hombres de Tsavo (1).


Entre marzo y diciembre de 1898 dos leones de Tsavo, subespecie cuya característica es la ausencia de melena, mataron y devoraron a decenas de trabajadores durante las obras de construcción de un puente ferroviario sobre el río Tsavo, a medio camino entre Mombasa y Nairobi, en la entonces denominada África Oriental Británica, la actual Kenia, de la línea promovida por la Compañía Británica Oriental de África del Este. La obra estaba a cargo del ingeniero y teniente coronel de la Armada británica John Henry Patterson
 

El Museo Field de Historia Natural de Chicago.


Fachada principal del Museo Field de Historia Natural de Chicago (1).


El Museo Field de Historia Natural de Chicago abrió al público el 2 de junio de 1894, al año siguiente de la celebración de la Exposición Mundial Colombina conmemorativa del cuarto centenario del primer viaje de Colón a América. Por dicho motivo hasta 1905 de denominó Museo Colombino de Chicago. El cambio de nombre, además de remarcar el carácter de Historia Natural, rendía homenaje al empresario Marshall Field, el mayor benefactor de la institución. Field había donado un millón de dólares para la adquisición de las primeras colecciones, y tras su fallecimiento en 1906 donaría ocho millones más. La ubicación inicial del Museo fue en Jackson Park, y en 1921 se inauguraría el actual edificio neoclásico situado en el 1400 South DuSable Lake Shore Drive, junto al lago Michigan.
 

"Sargento Stubby", héroe de la Primera Guerra Mundial.


Durante su entrenamiento militar en los alrededores del campus de la Universidad de Yale, Connecticut, Estados Unidos, en julio de 1917, el cabo J. Robert Conroy encontró y se encariñó de un cachorro de Boston bull terrier que merodeaba por allí. Conroy bautizó aquel perro con el nombre de Stubby (1) y pronto se convirtió en la mascota del Regimiento 102 de Infantería, integrado en la 26ª División conocida como Yankee.
 

Stubby (2).

La Taxidermia durante el siglo XX. Visión general.


El auge que vivió la Taxidermia durante el siglo XIX prosiguió hasta la década de los setenta del siglo XX. A partir de entonces su práctica, coincidiendo con los gustos sociales, se estabiliza e incluso comienza un lento declive. Por otra parte, si bien Francia lideró el crecimiento de la Taxidermia desde mediado el siglo XVIII hasta mitad del XIX, tomando Alemania el relevo, es Estados Unidos durante el siglo XX el país que concentra los mayores progresos.
 
 
El grupo de elefantes iniciado por Akeley en el Akeley Hall of African Mammals del Museo de Nueva York (1).

"El taxidermista de Pisa", relato de Jesús Ferrero.


"Su taller estaba situado al final de un grupo de apretadas y ruinosas casas, entre el muro izquierdo de un cementerio judío y la plaza del mercado, y tenía dos puertas. Una daba a una calle en la que se amontonaban los detritos y por la que corría un hilo de agua rojiza que olía a animales muertos, y otra a un largo zaguán que comunicaba con la plaza del mercado. Como para acceder a la primera puerta era necesario bordear el cementerio, la gente no solía utilizarla y prefería entrar por la segunda. Nada más sobrepasarla, lo primero que veía el visitante era un pequeño jardín rectangular en el que se apiñaban en situación de acecho, entre los cipreses y las higueras, cientos de animales disecados. De noche, todos aquellos ojos de vidrio se abatían sobre el recién llegado a la casa de Saulo Vasilum, indicándole que entraba en esa sinagoga interior, que acaso todos llevamos dentro del alma, en la que la muerte cobraba vida y en la que la vida tenía todas las características de la muerte."
 
Así comenza El taxidermista de Pisa, relato de Jesús Ferrero contenido en la antología Cuentos de Terror
(Grijalbo, 1989), que recoge catorce relatos más de otros tantos autores.
 
A modo de sinopsis, Saulo Vasilum, taxidermista con taller en el gueto judío de Pisa en 1539, recibe la visita de la joven Sara Farías, que desea disecar su jilguero muerto. Sara desaparece. Justo cuatrocientos años más tarde, Paul Vasilum, joyero judío y taxidermista aficionado con residencia en Toronto, tras ser enjuiciado y condenado por asesinato, es ingresado en un sanatorio y más tarde se suicida colgándose de un árbol. Mató en sueños a la Sara del siglo XVI, y mató a la Sara que yacía junto a él.

La taxidermista Zipporah J. Shaw de Hampton.


Zipporah J. Shaw hacia 1892.

"El hermoso plumaje fue lo que primero atrajo a la niña Zipporah J. Shaw. Su hermano solía cazar charas azules (1) en el maizal y, a veces, guardaba las plumas; y ella le suplicaba que le proporcionara alguna para disecar. Finalmente le dio un pajarillo azul y le enseñó a desollarlo. Lo hizo tan bien que él pronto le proporcionó todo lo que precisaba y frecuentemente le proporcionaba aves. Más adelante, la gente comenzó a llevarle trabajo. Estudió manuales de taxidermia y practicó tan bien las lecciones que hace ya tiempo se convirtió un una famosa taxidermista conocida en todas partes y que, sin publicidad, alcanza un promedio anual de cien aves, disecadas y montadas con sus propias manos en primavera y otoño, trabajo que se extiende al invierno con los búhos. De estos, la señora Jenness (2) disecó treinta y cuatro en el invierno de 1889-90, dieciséis de ellos árticos, cazados en Hampton."

Viñeta de la serie "Funny Business" de Ralph Hershberger.




"El taxidermista estaba asando un bistec mientras los disecaba"


La viñeta, perteneciente a la serie Funny Business, es obra del dibujante estadounidense Ralph Hershberger y apareció reproducida en la revista Modern Taxidermist en enero de 1947. De ella no cabe más que destacar la habilidad del taxidermista, que no descuidó su barbacoa mientras trabajaba.
 

La Taxidermia en la obra del pintor Charles Spencelayh. Tercera parte.


Proseguimos con la obra pictórica de Charles Spencelayh que incluye Taxidermia. Uno de los montajes que aparece en varios de sus cuadros es la vitrina que contiene un macho de cerceta. En His Old Wedding Hat (1943) aparece sobre la mesa, justo detrás de la chistera y el sombrerero.
 
 
His Old Wedding Hat (1943).

La Taxidermia en la obra del pintor Charles Spencelayh. Segunda parte.


Siguiendo con la obra del pintor inglés Charles Spencelayh en la que aparecen trabajos de Taxidermia, nos detenemos ante A Rare Find (1937). En el cuadro observamos a un anciano revisando un libro perteneciente a un lote que acaba de comprar. Al fondo un fanal de cristal contiene dos martines pescadores disecados.
 
 
A Rare Find (1937).

La Taxidermia en la obra del pintor Charles Spencelayh. Primera parte.


La obra del pintor inglés Charles Spencelayh es abundante y la presencia de la Taxidermia en sus cuadros muy numerosa como comprobaremos en las imágenes que reproducimos en las tres entregas de este artículo, unas cuarenta.
 
 
The Final Feather (1929).

La preparación de especímenes en el manual de Ernst Bade.


Portada del libro.
El doctor Ernst Bade (1869/70-1952), pionero del acuarismo en Alemania y de quien apenas conocemos más detalles biográficos, publicó entre 1896 y 1907 poco más de media docena de libros acerca de las aves y peces de Centroeuropa, sobre la construcción de terrarios y acuarios, y en 1899 el manual Naturwissenschaftliche Sammlungen. Das Sammeln, Pflegen und Präparieren von Naturkörpern, cuyo título aproximado en español sería Colecciones de Ciencias Naturales. Recogida, cuidado y preparación de especímenes naturales. El volumen, de poco más de doscientas páginas, con medio centenar de ilustraciones, cuatro grabados coloreados, y con la torturante tipografía gótica empleada en Alemania a finales del XIX, es en definitiva un tratado general sobre preparación de sujetos de Historia Natural que apenas dedica siete páginas a la técnica taxidérmica.
 

"Taxidermista", relato de Antonio Mingote


El relato Taxidermista en la revista Blanco y Negro (1).

"-Quiero a Jaime embalsamado, pero de manera que pueda volar -dijo la gordita pizpireta mientras depositaba suavemente el cadáver del periquito sobre la mesa del adusto taxidermista.
   "Dr. Tortuera. Disecador de Aves, Reptiles y Mamíferos", rezaba la placa del portal. Le preguntaban por qué no disecaba también insectos, siendo tan minucioso y hábil. Lo explicaba: había excluido a los insectos de su quehacer profesional desde el día en que embalsamó a un mosquito que le había llamado la atención por su robustez y hermosura, después de haber recibido de él un vigoroso picotazo. Lo embalsamó sin rencor, pulcra y delicadamente. Lo dejó en una postura, la definitiva, de fingida naturalidad, como vivo y lleno de salud. Tanto así que la casa se llenó de mosquitos atraídos por el excelente aspecto del difunto y dispuestos a quedarse a vivir en aquel lugar donde se disfrutaba de un clima y ambiente tan beneficiosos."

Una mascota disecada, víctima colateral en la película "Buenos vecinos".


En la trama secundaria Atli (Steinþór Hróar Steinþórsson) que vive en pareja con Agnes (Lára Jóhanna Jónsdóttir),  con quien comparte una hija, se ve obligado a abandonar el domicilio tras ser acusado de adulterio, volviendo durante un tiempo a casa de sus padres. En la principal sus padres, Baldvin (Sigurður Sigurjónsson) e Inga (Edda Björgvinsdóttir) mantienen un enfrentamento con sus vecinos Konrad (Þorsteinn Bachmann) y Eybjorg (Selma Björnsdóttir) a causa de un gran árbol que ensombrece casi por completo el jardín de los segundos. Atli, en plena lucha por la custodia de su hija, es testigo de la escalada de la disputa vecinal de sus padres, una riña que desemboca en una escalada que comprende agresiones verbales, pinchazos en las ruedas, sugerentes gnomos que aparecen, mascotas que desaparecen, instalación de cámaras de seguridad, y hasta una motosierra poco antes del brutal desenlace.
 

Konrad, con su perro disecado bajo el brazo, pide explicaciones a su vecino Baldvin (1).

El manual de conservación de Leopold Eger.


El comerciante de objetos de Historia Natural Leopold Eger publicó en Viena en 1876 Der Naturalien-Sammler. Praktische Anleitung zum Sammeln, Präpariren, Konserviren organischer und unorganischer Naturkörper”, en español El coleccionista de Historia Natural. Instrucciones prácticas para la recogida, preparación y conservación de objetos naturales orgánicos e inorgánicos, un volumen de 160 páginas que contiene dos grabados litografiados. Eger, además de vender especímenes zoológicos, botánicos, mineralógicos y numismáticos, ofrecía en su tienda todo tipo de utensilios y productos químicos imprescindibles para coleccionar, preparar y disecar animales. Ello nos lleva a pensar el autor promovió la edición de un tratado también ofrecía a la clientela.
 

Los grabados de Der Naturalien-Sammler.

La Taxidermia durante el siglo XIX. Visión general.


Recién acuñado el término Taxidermia se inicia un siglo, el XIX, en el que el arte del disecado de animales se expande, populariza y perfecciona a un ritmo notable. La fórmula del jabón arsenical, el preservativo más efectivo creado hasta el momento, ha dejado de ser secreta y la mayoría de manuales la recogen.
 
 
Grabado de Observations et experiences sur l'art d'empailler les oiseaux (1801) de Hénon y Mouton-Fontenille.

 
Entre los tratados publicados este siglo destacamos por orden cronológico Observations et experiences sur l'art d'empailler les oiseaux (1801) de los lioneses Jacques-Marie Hénon y Jacques Marie Philippe Mouton-Fontenille de la Clotte, el primer texto francés que propone emplear en las aves un maniquí o cuerpo artificial fabricado en este caso con estopa e hilo en vez del simple henchido. Como conservante aplican un licor curtiente de creación propia compuesto por agua, quina, corteza de granada y encina, raiz de genciana. ajenjo, tabaco y alumbre en polvo. En 1803 Louis Dufresne, jefe del laboratorio de Taxidermia del Museo de París, publica su influyente artículo Taxidermie en el Nouveau Dictionnaire d'Histoire Naturelle. En sus cincuenta y ocho páginas el autor utiliza con profusión la denominación  Taxidermia y reivindica tanto el empleo del jabón arsenical como la figura de su creador, Jean-Baptiste Bécoeur. Taxidermy, el texto de Dufresne traducido y publicado en 1820 por la ilustradora y naturalista Sarah Bowdich Lee se convirtió en el primer manual publicado en Inglaterra; aunque fue otra obra, The Taxidermist's Manual (1833) del capitán Thomas Brown, basada igual y principalmente en Taxidermie de Dufresne y que se reeditaría durante décadas, la más decisiva para el impulso  definitivo de la Taxidermia en los países de habla inglesa.

Homenaje a Hitchcock en la película "Mr. Holmes". El taxidermista Ambrose Chappell.


Se trata tan solo de un guiño de homenaje a Alfred Hitchcock y a su película El hombre que sabía demasiado (The Man Who Knew Too Much, 1956) el que el director Bill Condon incluyó en Mr. Holmes (2015). En realidad el filme contiene otros dos más a sendas películas del maestro del suspense, a Encadenados (Notorious, 1945) y a Vértigo (Vertigo, 1958).
 
 
La Dama de Gris se detiene ante el escaparate del taxidermista Ambrose Chappell (1).

 
Mr. Holmes (104 minutos) es una producción inglesa-estadounidense con guion de Jeffrey Hatcher basado en la novela A Slight Trick of the Mind (2005) de Mitch Cullin, inspirada esta en el popular personaje creado por Arthur Conan Doyle. La acción se desarrolla en 1947. El detective Sherlock Holmes (Ian McKellen),  que cuenta 93 años y vive retirado en la costa de Dover atendido por su ama de llaves la señora Munro (Laura Linney) y Roger (Milo Parker), el pequeño hijo de esta, lucha contra su pérdida de memoria a la vez que intenta reescribir su último caso, Sherlock Holmes y la Dama de Gris, en la creencia de que su amigo y cronista el doctor Watson no se ajustó a la realidad a la hora de narrarlo.
 

La Taxidermia durante el siglo XVIII. Visión general.


El XVIII es un siglo clave en el desarrollo de la Taxidermia. El hito lo podemos establecer en el año 1743 cuando Jean-Baptiste Bécoeur, farmacéutico de Metz, Francia, inventa el jabón arsenical, un compuesto preservativo mezcla de alcanfor, arsénico, jabón, carbonato de potasa y cal. No obstante todavía tardaría más de medio siglo en comenzar a generalizarse el uso de este exitoso conservante debido al secretismo de su creador.
 

La fórmula del jabón arsenical publicada por Dufresne en su Taxidermie (1820).
 
 
Durante esta centuria ocurren además numerosos acontecimientos remarcables en la evolución de nuestro arte. En el año 1753 René Antoine Ferchault de Réaumur, célebre matemático, físico y naturalista, redacta la memoria Qui apprend à empailler les oiseaux, uno de los primeros textos -23 páginas- propiamente taxidérmicos, en la que propone la cal pulverizada o el alcanfor como preservativos y una alga marina como relleno. Años antes Réaumur ya había redactado varias memorias con instrucciones de conservación, entre ellas una en 1747 con indicaciones para transportar restos de animales desde países lejanos. Étienne-François Turgot, marqués de Sousmont, publica su Mémoire instructif (1758), libro que trata acerca de la recogida, preparación, conservación y envío desde lugares lejanos de curiosidades de Historia Natural, que contiene los primeros grabados ilustrativos del proceso taxidérmico, y donde aconseja el alumbre de roca como conservante o la pimienta o el alcanfor como sus alternativas.

La Taxidermia durante los siglos XVI y XVII. Visión general.


Durante este período, siglos XVI y XVII, los viajes de vuelta de los navíos provenientes de otros continentes transportan frecuentemente objetos de Historia Natural, restos animales, plantas y minerales sorprendentes y desconocidos en Europa. En el caso de la fauna mayormente se trata de cráneos y otros huesos, cornamentas, pezuñas, y pieles secas, sobre todo de reptiles y algunos peces curiosos. Algunas de esas pieles, sin tratamiento conservante alguno, se rellenan toscamente intentando recuperar la forma del animal en vida. De aquella época se conservan en la actualidad numerosos caimanes y cocodrilos que penden en edificios religiosos de España, Italia y Francia. Ejemplo de uno de los más antiguos es el caimán que proveniente de Panamá trajo consigo en 1540 Fray Tomás Enríquez y que se expone en la Colegiata de Nuestra Señora del Mercado de Berlanga de Duero,  en Soria, España. Contemporáneo del anterior es el cocodrilo de la iglesia de Santa Maria di Anunziata en Ponte Nose, cercana a Bérgamo, Italia.
 
 
Cocodrilo del santuario de Curtatone, Italia (1).
 

La Taxidermia desde la Prehistoria hasta la Edad Media. Visión general.


A la hora abordar la Historia de la Taxidermia partiremos recordando las técnicas que el hombre de Cromañón practicaba para preparar las pieles de los animales con el propósito de emplearlas como abrigo. En numerosos yacimientos europeos se han hallado herramientas del Paleolítico Superior (40.000-10.000 años AP), cuchillas y raspadores de sílex correspondientes a dicho período. Las operaciones en este caso consistían en el desollado, descarnado y sobado manual de la piel cruda, un proceso que permitía transformar y conservar el cuero.
 
 
Momias de la Cultura Chinchorro de preparación complicada (1).

"Der Präparator und Konservator" (1895) de Robert Voegler.


Der Präparator und Konservator (1895).
Un, para mí, desconocido Robert Voegler publicó en Magdeburgo en 1895 Der Präparator und Konservator. Eine praktische Unleitung zum Erlernen des Ausstopfens, Konservierens und Skelettierens von Vögeln und Säugertieren, en español, El taxidermista y conservador. Guía práctica para aprender a disecar, conservar y esqueletizar aves y mamíferos. Del autor no he hallado más que un artículo de diez páginas publicado unos meses, en diciembre de 1894 en la revista berlinesa Natur und Haus, acerca de como acostumbrar a los niños a observar la naturaleza. Quizá se tratara de un ornitólogo aficionado, o bien de un profesor de Ciencias Naturales por como escribe, lo cierto es que el manual debió tener buena acogida entre el público puesto que, además de ser traducido al finés en 1902, se reeditaría en varias ocasiones hasta 1933 (1).

El libro, letra gótica, octavo menor, 136 páginas y 34 ilustraciones intercaladas entre el texto, está casi por completo consagrado a la Taxidermia de aves. Apenas veinte páginas únicamente de texto sobre la preparación de mamíferos, dos acerca de la conservación de los especímenes disecados, y seis más sobre preparaciones osteológicas.