"Portrait d'une femme regardant un oiseau empaillé", de Alfred Stevens.

Retrato de una mujer mirando un pájaro disecado.
En una primera época el pintor Alfred Stevens (Bruselas, 1823, París, 1906) reflejó en sus pinturas la pobreza de las calles de París y su trabajo llamó la atención en la Exposición Universal de 1855. Durante un tiempo hizo algunas incursiones en temas históricos y orientalistas, pero fue a partir de 1860, cuando se dedicó a pintar escenas de interior de familias burguesas, con mujeres frecuentemente jóvenes y vestidas a la moda, cuando alcanzó mayor éxito. La ley del mercado.

A este segundo periodo pertenece Portrait d'une femme regardant un oiseau empaillé (Retrato de una mujer mirando un pájaro disecado), un óleo sobre tela no datado y bastante discreto, alejado del detallismo y de la suntuosidad de otras obras suyas contemporáneas. Como se puede apreciar en la imagen, una mujer sentada en un sillón, en la penumbra, observa a través de unos anteojos a un pájaro disecado -parece un críalo-, montado con las alas abiertas y emplazado sobre un pedestal de madera. Poco más. El cuadro tiene un tamaño de 92'5x65 centímetros y desde 1994 se encuentra depositado en los Museos Reales de Bellas Artes de Bruselas, fruto de la donación de una descendiente del pintor.

El breve manual de preparación de aves de Richard Avis.


Ilustraciones de herramientas y de "una rama de laurel recién cortada en diciembre".


Un manual tan breve como lo será el espacio que aquí le dedicaremos. De las cuarenta y ocho páginas de Bird-Preserving, Bird-Mounting and the Preservation of Birds’ Eggs. Whith a chapter on Bird-Catching (1870), un librito escrito por el británico Richard Avis cuyo título (1) deja más que claro objeto y sujeto, solamente dieciséis se ocupan de los procedimientos taxidérmicos.

"Hare Conditioned" (1945), corto de dibujos animados de Bugs Bunny.

"Qué hay de nuevo, viejo?"


"Ta-xi-der-mia?"  lee  un despistado Bugs al cruzar la puerta de su nueva sección (1).


Bugs Bunny está empleado como reclamo publicitario en la sección de cámping de los grandes almacenes Stacey's (2). Tras la hora del cierre, cuando Bugs se dispone a zamparse una bien merecida zanahora, su jefe le comunica que, finalizada la campaña de verano, ha decidido trasladarlo a otra sección, la de Taxidermia. El gerente le aclara a un desconcertado Bugs que lucirá espléndido... una vez disecado. Bugs ensaya una posible pose en la peana que le tienen reservada e inmediatamente comienza la tradicional persecución, esta vez con escopetas, disfraces y ascensores.

El "Gigante Extremeño" y el Museo del doctor Velasco.

El Gigante Extremeño disecado, entre dos maniquíes (1).
Como suele suceder con algunos personajes singulares, alrededor de la figura de Agustín Luengo Capilla (1849-1875), el que se conoció como el Gigante Extremeño, se fue creando y alimentando una leyenda, en buena parte sin elementos contrastables que permitan confirmar muchas de las circunstancias que la conforman. Dicha leyenda, construida y mantenida a partir de la tradición oral, y aumentada por algunas notas sensacionalistas publicadas en prensa y dadas por válidas, se referiría a un personaje efectivamente muy alto, que se ganó la vida permitiendo ser exhibido en circos y barracas de ferias andaluzas, bebedor y mujeriego, que viajó a Madrid -se afirma que el rey le regaló un par de botas-, y que llegó a un acuerdo en vida con el siniestro y famoso doctor Pedro González de Velasco, por el que éste se comprometía a abonarle una renta vitalicia a cambio de disponer del cuerpo de Agustín cuando falleciera, lo que ocurrió meses después. El doctor Velasco acabaría mostrando un año más tarde el cuerpo disecado de Agustín Luengo -eso sí es cierto, nos encontramos en el siglo XIX- en un lugar preferente de su museo.

Edith Dietze ter Meer, la "sobrinita" holandesa de Luis Benedito.

Edith posa sobre una escultura de su padre (1).

En el reverso de la fotografía su protagonista, bastantes años más tarde, escribiría a lápiz:
   "Edith Dietze (con 11 años)
Leipzig ca. 1915.
Encima de una morsa dermoplástica (2) (todavía sin piel)
de H. H. ter Meer
en su estudio."

Testimonio de agradecimiento de Luis Benedito a Ter Meer por su hospitalidad.

 "Si tuviera que expresar todo el sentimiento de admiración, gratitud y cariño que guarda mi alma por la noble y hospitalaria familia del Señor ter Meer podría llenar este libro elogiando, sincera y justamente, su elevada caballerosidad y su exquisita cortesía. Pero mi profundo agradecimiento llegaría al egoísmo, si, al escribir más de lo que discretamente debo, privara del derecho a los que detrás de mí podrán, también, dar fe de la generosidad de sentimientos y del espíritu delicado y culto de esta hidalga familia.
   Cinco meses he vivido en este hogar de harmonía y de felicidad. Las bondades y las atenciones con que aquí me distinguieron han sido tantos y tan delicados, que llegaron a no hacerme sentir la nostalgia de mi Patria, ni el sufrimiento que siempre me produjo el estar separado de los míos.
   A la virtuosa y distinguida Señora de ter Meer, ejemplo de esposa buena y de madre celosa y tierna, todo mi respeto e intenso reconocimiento por los solícitos y maternales cuidados que tuvo con este impertinente huésped.
  
Agradecimiento manuscrito de Luis Benedito a la familia Ter Meer (1).

"Down in the Cellar" (1952), historieta de terror de Marvel.

Primera página de Down in the Cellar.

El cómic Down in the Cellar, en español Abajo en la bodega, apareció publicado per vez primera en el número 10 de septiembre de 1952 en el tebeo mensual de terror y misterio Adventures into Weird Worlds (Aventuras en mundos extraños) editado por Atlas, el nombre que durante los años cincuenta tuvo la antecesora de Marvel Comics. La historieta, de cinco páginas, de principio a final, trata de un siniestro taxidermista amante de los pájaros que asesina y diseca a los cazadores que le traen ejemplares, y los coloca en su particular salón de trofeos del sótano.

La revelación de la fórmula secreta del jabón arsenical de Bécoeur.

Página de Instruction donde se revela la fórmula.
Tras cinco años de pruebas, Jean-Baptiste Bécoeur (1718-1777) creó en 1748 el jabón arsenical, uno de los productos preservativos más conocidos de la historia de la Taxidermia. Una exitosa y efectiva mezcla, aunque nociva para la salud del disecador, que el boticario de Metz mantuvo siempre en secreto, lo que le valió ser criticado en numerosas ocasiones y acusado de querer lucrarse con ello. La mayor polémica la mantuvo durante varios meses de 1773 y 1774 con el médico Pierre Jean-Claude Mauduyt de la Varenne en las páginas del Journal de Physique del abad Rozier y en el Journal Encyclopédique editado por Rousseau. Mauduyt defendía sus fumigaciones sulfurosas como el mejor método de conservación de las colecciones de animales disecados a la vez que, "por el bien de la ciencia", conminaba a Bécoeur a hacer pública su fórmula. A aquella controversia se sumó el químico, y también boticario y taxidermista de Nancy, Pierre-François Nicolas.

Las directrices para la conservación de objetos de Historia Natural de Vicq d'Azyr.

Portada de Instruction sur la manière.
El entonces profesor del Museo de Historia Natural de París, Félix Vicq d'Azyr, publicó en 1793, el año dos de la recién instaurada Primera República Francesa, Instruction sur la manière d'inventorier et de conserver, dans toute l'étendue de la République, tous les objets qui peuvent servir aux arts, aux sciences et à l'enseignement, en español Instrucción sobre la manera de inventariar y conservar, en el ámbito de la República, todos aquellos objetos que sirven a las artes, a las ciencias y a la enseñanza. El texto, de setenta páginas, fue encargado por la Comisión Temporal de las Artes tras la incautación de bienes bajo la Revolución, y adoptado por el Comité de Instrucción Pública de la Convención Nacional. En su sección dedicada a la Historia Natural, Vicq d'Azyr escribía (1):

Postales antiguas con ejemplares del Museo de Historia Natural de Marsella.

Las cuatro tarjetas postales que se reproducen a continuación son de aproximadamente hace un siglo, tienen la medida estándar de la época, 9x14 centímetros, y no circularon. Muestran ejemplares de la colección del Museo de Historia Natural de Marsella: una familia de leones, otra de tigres, un oso hormiguero y un armadillo, y varias especies de tucanes la última. Los animales se fotografiaron en el exterior del museo. Algunos de los especímenes, como el león y el tigre machos, siguen expuestos en la actualidad.



"The Breathless Zoo. Taxidermy and the Cultures of Longing" de Rachel Poliquin.


"Desde los gabinetes de maravillas del siglo dieciséis hasta el arte contemporáneo con animales, The Breathless Zoo. Taxidermy and the Cultures of Longing examina la historia cultural y poética de los animales preservados en posturas animadas. (...) Rachel Poliquin sugiere que la taxidermia entronca con el anhelo humano perdurable de encontrar su significado con y dentro del mundo natural."
                                                                                    Extracto de la solapa del libro.

Cubierta de The Breathless Zoo (1).

El taller de Taxidermia del Museo de Madrid en 1928. Fotografías inéditas.

José Maria Benedito Vives fue nombrado en enero de 1907 disecador jefe interino del Museo de Ciencias Naturales de Madrid. Pocos meses más tarde se convocó la oposición para adjudicar la plaza que ocupaba y a la que aspiraba, además del propio Benedito, el médico y taxidermista andorrano residente en Barcelona  Pau Xavier d'Areny-Plandolit Plandolit, aunque éste finalmente decidió no presentarse al concurso. Alrededor de un par de años después José María Benedito promovió que el Museo incorporara a su taller de Taxidermia a su hermano menor, Luis Benedito, que se especializaría en mamíferos.

La siguientes fotografías, placas de vidrio sin datar e inéditas, rescatadas recientemente por el Archivo Nacional de Andorra, se atribuyen precisamente a Ramon d'Areny-Plandolit Gassó, hijo de Pau Xavier d'Areny-Plandolit, un aficionado a la fotografía que posiblemente acompañara a su padre en un viaje a Madrid. La época en que fueron tomadas, los años veinte, justo coincide con la década en que Pau Xavier d'Areny-Plandolit hace un paréntesis en su faceta como taxidermista.


El taller de Taxidermia de Luis Benedito  en el Museo Nacional de Ciencias Naturales de Madrid (1).

Imágenes inéditas del interior del Museo Areny de Ordino, Andorra.

Hace algunos días el Arxiu Nacional d'Andorra publicó en la sección La peça del mes (abril de 2018) de su página web tres fotografías inéditas del Museo Areny de Ciencias Naturales de Ordino (ca. 1935-1948), Andorra, el primer museo que abrió en el principado, fundado por el médico y taxidermista residente en Barcelona Pau Xavier d'Areny-Plandolit Plandolit (Toulouse, Francia, 1876-Barcelona, 1936), hijo de una familia andorrana burguesa ennoblecida y terrateniente venida a menos. Posiblemente se trate, no puedo asegurarlo, de las primeras fotografías de su interior, unas imágenes atribuidas a su hijo Ramon d'Areny-Plandolit Gassó. Varios miembros de la familia fueron aficionados a la fotografía.

Vista general incompleta de la planta baja (1).

A partir del grabado "Thomas Edward, naturaliste anglais", su biografía.

"Thomas Edward, naturaliste anglais".

Lo encontré en la revista ilustrada francesa Le Monde Illustré. que lo reproducía con la leyenda Thomas Edward, naturaliste anglais. El grabado original fue uno de los treinta y dos que se incluyeron en la obra de Gaston Tissandier Les héros du travail, en español Los héroes del trabajo, un libro publicado en París en 1882 por la editorial Dreyfous. El dibujo, obra del ilustrador Camille Gilbert, fue tallado en madera por el taller de Joseph Burn Smeeton y Auguste Tilly. El fragmento de texto del libro alusivo al grabado es el siguiente:

"Mi amigo Perico", relato humorístico de Rafael García Santisteban.

Perico.
El 21 de mayo de 1883 la revista barcelonesa La Ilustración Artística publicaba un relato humorístico del periodista y escritor Rafael García Santisteban. "Lo que no consiga este loro..." debió pensar Luís López, el protagonista de Mi amigo Perico. El texto completo del cuento es el que sigue:
  "MI AMIGO PERICO
   (Historia casera)

 
   Yo como hombre libre, en el buen sentido de la palabra, trasnochaba in diebus illis por costumbre y en su consecuencia amanecía para mí en todo tiempo de once a doce de la mañana.
   Vivía en presidio correccional, como llama un amigo mío a las casas de huéspedes, y ocupaba un gabinete con su alcoba con vistas a un patio microscópico, que era el respiradero común de la vecindad.

Juan Bautista Bru y Mariano Bru de Ramón, disecadores del Real Gabinete.

Grabado de J. B. Bru (1).
"Juan Bautista Bru de Ramón.
   Natural de la Ciudad de Valencia, hijo de la Parroquia de San Martín, nació y fue bautizado en 1740; desde niño se dedicó al dibujo y pintura, siendo en esta facultad un mediano artista, como se ve en las pinturas al fresco que hizo en la Iglesia de nuestra Señora del Rosario, sita en las barracas del Grao. Pero aunque en esto no fue aventajado, trasladado a Madrid, en el Gabinete de la Historia natural en la clase de disecador adquirió crédito. Allí se ocupó constantemente en disecar y dibujar varios animales, plantas y fósiles etc. con cuyo motivo publicó:
   1 Colección de láminas que representan los animales y monstruos del Real Gabinete de Historia natural de Madrid, grabadas de orden superior por D. Juan Bautista Bru, Pintor y Disecador de dicho Gabinete. Madrid, por Andres de Sotos, 1784 y 1786. Dos tomos en folio.
   Constan de once cuadernos de seis láminas cada uno, con la descripción individual de cada animal o monstruo hecha por él mismo.
   2 Colección de varias estampas que representan los trajes de las Naciones Asiáticas, copiados de los que mandó grabar Mr. Ferriol, Embajador de su Majestad Cristianísima en Constantinopla, por D. Juan Bautista Bru. En folio.
   Son en todo treinta y dos láminas."

El museo de William Bullock. Los primeros dioramas. Su manual.

William Bullock hacia 1824 (1).
William Bullock nació hacia 1773. Sus padres eran propietarios de un museo de cera ambulante radicado en Birmingham. Tenía tres hermanos más. Bullock, coleccionista de todo tipo de objetos y antigüedades trabajó como orfebre en Sheffield mientras practicaba la Taxidermia como afición. Hacia 1795 creó su propio museo donde exhibía su colección, incluyendo los animales que él mismo disecaba. En 1799 publicó un primer catálogo de su contenido que describía unos 300 objetos, entre artísticos, antigüedades, "curiosidades extranjeras" y "curiosidades naturales". Entre estas últimas decenas de aves, mamíferos y peces disecados procedentes de todo el mundo, partes de animales como cornamentas, etc., unas 150 conchas y caracoles, y 56 mariposas. Algunos de los especímenes más singulares, como por ejemplo canguros, algún mono, el oso hormiguero, el armadillo, la ardilla voladora, la iguana, y otros, además se describían.

Teledocumental de 1987 sobre la Taxidermia Palaus de Barcelona.

En 1987 la programación en catalán de Televisión Española (TVE) emitió el documental Museu Pedagògic de Ciències Naturals, incluido en la serie Botigues i Botiguers, en español Tiendas y Tenderos, dedicada a algunas de las tiendas más singulares de la ciudad de Barcelona. En este caso acercaba al público la emblemática Taxidermia Palaus de la plaza Real, que había sido fundada por Lluís Soler Pujol en 1889, que se trasladó a dicha ubicación en 1919, y que se convirtió en el mayor comercio de Historia Natural de España. Aquel curioso establecimiento permaneció allí hasta 1991 año en que, bajo la presión urbanística previa a la celebración de los Juegos Olímpicos, se trasladó al barrio de Sant Andreu.

Museu Pedagògic de Ciències Naturals (25'20", en catalán)

Los dioramas del profesor pisano Paolo Savi.


Jabalí atacado por dos perros de caza, diorama de Savi de 1825 (1).

Su padre llegó a afirmar que "El Museo es una ocupación contínua para él. Apenas ha terminado un trabajo que ya empieza otro". En sus cinco primeros años como director del Museo de Historia Natural de la Universidad de Pisa (2), Italia, entre 1823 y 1828, Paolo Savi montó 170 mamíferos, entre los que destacan un oso, una cebra, un mono aullador, un ornitorrinco, un castor, una hiena, un reno y una ardilla voladora; 1.274 aves, entre los que había un avestruz, un albatros, un flamenco, varios tucanes y faisanes y numerosos colibríes; 175 peces; 177 reptiles; o 3.150 insectos, entre otras preparaciones. Y lo hizo solo. Más adelante formaría a algunos de sus alumnos que le ayudarían en un empeño que supondría la mayor etapa de crecimiento de dicha institución.

Damas y alfombras de animales en la pintura academicista.

Princesa Zinaida Yusupova de K. P. Stepanov.
Dediqué hace algunas semanas una entrega a la pintura academicista con el mismo motivo, aunque en aquella ocasión las modelos que posaban junto o sobre alfombras de animales lo hacían desnudas. En las siguientes obras, en cambio, quienes posan en su salón son en su mayoría damas de la alta sociedad que han contratado los servicios del retratista. Se trata de trabajos por encargo que además reflejan inequívocamente el estatus social, uno de cuyos signos durante bastante tiempo, me refiero al siglo XIX y principios del XX, consistía precisamente en poseer un oso disecado o cubrir el suelo del salón con una alfombra de oso o de tigre. Como primer ejemplo, en la imagen de la derecha podemos ver Princesa Zinaida Yusupova una obra al pastel de 1903 de Klavdij Petrovic Stepanov (1854-1910), pintor y funcionario que por razones de trabajo vivió un tiempo en Francia e Italia. La princesa Zinaida Nicolayevna Yusupova (1861-1939), dama de honor de varias emperatrices, fue la heredera única de la mayor fortuna privada de Rusia de la época, que además de por su belleza fue famosa por la fastuosidad de su hospitalidad, y que más tarde sería recordada como la madre del príncipe Felix Yusupov, el asesino del influyente Rasputín.