Roy Chapman Andrews, taxidermista y explorador, inspirador de "Indiana Jones".

George Lucas y Steven Spielberg jamás han revelado qué personaje real inspiró al de ficción, el protagonista de la serie de películas de aventuras Indiana Jones (1981-2008). Se ha venido especulando con al menos media docena de candidatos, a saber, los arqueólogos estadounidenses Sylvanus Griswold Morley, estudioso de la cultura maya;  Robert John Braidwood, especialista en Mesopotamia; el explorador inglés Percy Harrison Fawcett, que desapareció mientras buscaba la ciudad perdida de El Dorado; o el aventurero inglés Frederick Albert Mitchell-Edges, protagonista de dudosos hallazgos en Centroamérica. Aunque parece que los mejor posicionados, quizá los más citados, son los estadounidenses Hiram Bingham, el explorador redescubridor del Machu Picchu, y Roy Chapman Andrews, protagonista de este artículo.
 
 
Roy Chapman Andrews, a la derecha, en Mongolia junto a un nido de dinosaurios (1).

   "En los [primeros] quince años [de trabajo de campo], puedo recordar una decena de ocasiones en las que por poco escapé de la muerte. Dos de ellas atrapado en tifones, una cuando nuestro barco fue atacado por una ballena herida, en otra ocasión mi esposa y yo estuvimos a punto de ser devorados por perros salvajes, en otra estuvimos a merced de un grupo de sacerdotes lama fanáticos, en dos más oí la llamada de la muerte al caerme por unos acantilados, en otra casi me atrapa una gigantesca pitón, y en otras dos pude haber sido asesinado por bandidos."
                                             Roy Chapman Andrews, Under a Lucky Star (1943). 

El gran pez diablo disecado expuesto en Barcelona en 1898.


Noticia sobre el pez diablo publicada en La Vanguardia.
El 24 de septiembre de 1898 el diario La Vanguardia de Barcelona publicaba la siguiente noticia:
   "Ayer se abrió al público en la plaza de la Paz un pabellón en el que se halla expuesto un pescado de forma rara y poco conocido, que se le denomina Pez Diablo y que recientemente fue cogido en aguas de Rosas.
   Los expositores, que han decorado e iluminado el local de un modo conveniente y adecuado, vieron ayer colmados sus esfuerzos con el despacho de buen número de entradas que es de esperar irán en aumento estos días de fiesta por el deseo, natural an el público, de ver un ejemplar curioso, como lo son siempre los monstruos del mar.
   El dictamen que del mismo ha dado el doctor Mir es el siguiente:

"Nouveaux Procédés de Taxidermie" (1889) de Amédée Alléon.


Portada de la edición de 1889.
En 1889 se publicó en París Nouveaux Procédés de Taxidermie expérimentés et décrits par M. Amédée Alléon. Jean Gérard Amédée Alléon, fue un naturalista, taxidermista y cazador, miembro de una acaudalada saga familiar francesa residente en Constantinopla desde alrededor de 1730. Amédée, el pequeño de nueve hermanos, nació en Büyükdere, Estambul, en la costa del Bósforo, pocos días antes del fallecimiento de su último hermano varón vivo y, por tanto, en principio estaba destinado a heredar los negocios familiares. Se aficionó temprano a observar y dibujar las aves y más tarde aprendería a disecarlas.
 
Con veinticinco años, en 1863, su padre, Jacques Alléon, financiero, consejero del gobierno otomano, impulsor del Banco de Constantinopla, inversor -cofinanció el canal de Suez-, propietario de numerosos inmuebles en París y Estambul, ennoblecido en 1838 con el título de conde palatino por el papa Gregorio XVI, oficial de la legión de Honor, lo señaló como sucesor, pero Amédée no aceptó. La negativa del hijo obligaría al padre a vender sus participaciones en negocios, retirándose a Francia. En octubre de aquel año el joven se casaría en París con Madeleine Asseline de Villequier, hija de un barón normando, un matrimonio de conveniencia concertado por los padres y aceptado por los novios. Y también en 1863 Amédée heredaría en diciembre el título nobiliario, después de que el papa Pío IX accediera a la petición del padre de cederlo en vida. El joven matrimonio se instalaría en 1865 en una mansión recién construida en Makrikeui, actual Bakirköy, a orillas del Mármara.

"The Taxidermist" y sus secuelas, historietas de "Judge Dredd", cómic futurista.


El taxidermista Sardini amenazado por Don Giovanni. Portada del nº 507 de 2000AD (1).


Judge Dredd es una reconocida serie de historietas que desde 1977 ha venido publicándose en la longeva revista semanal británica de cómics de ciencia ficción 2000AD. Fue creada por el guionista John Wagner y por el dibujante Carlos Ezquerra, aunque más adelante participarían otros artistas. La acción de la serie se desarrolla en los Estados Unidos a partir del año 2079 y a tiempo real, por lo que en el momento de escribir este artículo un anciano Judge Dredd de 82 años sigue en activo y sus andanzas publicándose. El Juez Dredd, creado a partir de una clonación, es un personaje que dispone de poderes ilimitados que le permiten actuar contra los criminales como policía, juez y verdugo. Judge Dredd se llevó al cine en 1995 con el mismo título y Sylvester Stallone como protagonista, y también en 2012 (Dredd). El grupo de trash metal Anthrax dedicaría una canción al personaje.
 

Taxidermia, publicidad y sexismo.

Algunas de las siguientes imágenes bien podrían haberse incluído en la serie Bellas y Bestias o en el artículo "Pin-ups" y Taxidermia, aquí en Taxidermidades. Tienen en común con las anteriores su sexismo, y claro está, que las modelos comparten protagonismo o interactúan con alfombras o animales disecados, pero además una característica añadida, que formaron parte de anuncios. La publicidad sexista, la que representa a la mujer como estereotipo o directamente sumisa o inferior respecto al hombre, ha variando con el paso del tiempo. En la actualidad es más sutil y se está legislando para intentar combatirla. Veamos pues algunos ejemplos.
 

Pin-up anunciando lociones para hombres.