Las directrices para la preparación de pieles de aves de Johann Conrad Aitinger.


Portada de la primera edición (3).
En 1631 el aficionado a la caza y funcionario de los landgraviatos (1) de Hesse Johann Conrad Aitinger publicó Kurtzer und einfältiger Bericht von dem Vogelstellen (1626) (2), en español Memoria breve y sencilla sobre avistamiento de aves, un volumen de poco más de trescientas páginas ilustradas con numerosos grabados a partir de dibujos del propio autor. Para nuestro interés, algunos fragmentos de la obra contienen directrices acerca de la conservación de las pieles de las aves y su montaje con el propósito de emplearlas como señuelo o lo contrario, como espantapájaros. Así pues, la de Aitinger se añade a otras obras con instrucciones taxidérmicas primerizas, como las de Pierre Belon (1555), Giovanni Pietro Olina (1622) o posteriores, siguiendo en el siglo XVII, las de Jean Baptiste Tabernier (1676), Robert Boyle (1666 y 1692), John Woodward (1696) o James Petiver (1698).

"Un naturalista en su gabinete" (1872), óleo de Manuel Amell Jordà.


Un naturalista en su gabinete (1872) de Manuel Amell Jordà (1).


El óleo sobre lienzo Un naturalista en su gabinete, obra de Manuel Amell Jordà, está datado en 1872. En él el artista representa a un anciano naturalista, vestido con chaqué y pantalones de terciopelo azul, consultando un libro en su biblioteca, apoyado sobre una mesa en la que hay más tratados, algunas hojas y plumas de escritura, una pecera con carpines, y detrás de ella una garza real y un búho chico disecados. El formato de la obra es de 67x49'5 centímetros y se conserva en los almacenes del Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC), no está expuesta. Al MNAC llegó procedente del legado del empresario y político Camil Fabra Fontanils, fallecido en 1902.
 

"L'ull del cabirol", instalación de Setxu Xirau Roig en el Museo de Arte de Cataluña.


Corzo joven ante el mural de Miró (1).


Acudir al Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC) de Barcelona y encontrarse en la Sala de la Cúpula un joven corzo admirando el mural que Joan Miró creó en 1978 para la sede de la empresa IBM en Barcelona. La paradoja del visitante contemplando a un animal salvaje apreciando a su vez una obra de arte es parte de la intervención artística de Setxu Xirau Roig. Su instalación, que se inauguró el pasado 6 de octubre y permanecerá hasta el 26 de febrero de 2023, se completa con un segundo corzo, adulto, también disecado, mirándose al espejo en la sala educArt, un espacio cerrado cuyo interior vemos a través de un cristal.
 

Fotografía de la Taxidermia de Walter Gilmore de Salt Lake City.



La fotografía muestra la fachada del negocio de Walter Gilmore. El taxidermista, que posa de pie y con la cabeza baja, expone su trabajo en el exterior del edificio: cinco cabezas de bisonte, dos de ciervo, un osezno y pieles de coyotes y panteras. Lo que más llama nuestra atención, no obstante, son los dos niños, probablemente los hijos del disecador. Ella sentada en los escalones con su vestidito claro y un gran lazo en el pelo, indiferente, sosteniendo una muñeca. Su hermanito, algo mayor, de pie ante la puerta de entrada, mirando a cámara, con una mano en el bolsillo y con la otra sosteniendo un rifle de caza.
 

El "Elefante Fénykövi", ahora "Henry", del Museo Smithsonian de Washington.


El Elefante Fénykövi o Henry en una imagen de la década de los años sesenta (1).


Lo primero que encuentran los visitantes al entrar al Museo Nacional de Historia Natural Smithsonian de Washington es un gran ejemplar de elefante africano al que hasta hace poco se conocía como Elefante Fénykövi, en honor al cazador que lo donó, últimamente rebautizado como Elefante Henry, denominación de mayor corrección política que intenta ocultar su origen como trofeo de caza. Henry es quizá la mascota más conocida del Museo y tradicional punto de encuentro de familias y escolares. Esta es su historia.
 

Sybil Costanzo, taxidermista del Museo de Historia Natural de Washington.

Sybil Costanzo dando los últimos retoques a una cebra (1).


En varias ocasiones he encontrado fotografías en las que ella aparece. Contaba poco más de veinte años cuando comenzó a trabajar en el Museo Nacional de Historia Natural Smithsonian de Washington a mediados del pasado siglo, donde permaneció ocho años, siendo la única mujer contratada como taxidermista en aquel tiempo. Sybil M. Costanzo (Leonardtown, Maryland, Estados Unidos, 1939), apellido de soltera Greenwell, la novena de doce hermanos, hija de un cultivador de tabaco, se incorporó al museo hacia 1958, ya casada. Siguió el camino de su hermano Francis Frank Mattingly Greenwell (1936-2020) que un año antes había ingresado en el Smithsonian, también como taxidermista, de la mano de William L. Brown para incorporarse al equipo que se disponía a montar el elefante Fénykövi, puesto que mantendría durante 43 años hasta su jubilación, donde llegó incluso a desempeñar el cargo de taxidermista jefe durante algún tiempo. En aquella época el taller de Taxidermia del Museo se reforzó para responder a la carga de trabajo.
 

Otto Ernst Oppermann, médico y disecador. Su manual de Taxidermia.


Otto Ernst Oppermann.
Hijo de un licenciado en cirugía y miembro de una familia que durante generaciones pertenecieron al tradicional gremio de barberos cirujanos, Otto Ernst Oppermann nació el 23 de marzo de 1764 en Bodenfelde an der Weser, Baja Sajonia, Alemania. Estudió medicina en Marburgo y ejerció de cirujano municipal en Karlshafen y Helmarshausen. En 1793 se casó con Martha Gertrud Hornung, con quien tuvo tres hijos. Al año siguiente se doctoró en la Universidad de Marburg donde leyó su tesis De natura criseos morborum. El 14 de marzo de 1794 el duque Pedro I lo nombró médico provincial del palacio de Oldenburgo y tres días después se estableció en Delmenhorst.
 
Convencido de los beneficios que para la salud pública suponía disponer de espacios verdes, en 1796 Oppermann solicitó autorización de la Cámara de Oldenburg para convertir un centenario robledal y hayedo comunal que había sido coto de caza de la nobleza, y que en aquella época servía como pastizal de cerdos, en un bosque donde la ciudadanía pudiera pasear. Con dicho propósito trazó senderos y creó una "arboleda de los dioses", una hilera de diez hayas que bordeaban la Oldenburger Landstrasse, en cuyos troncos esculpió en relieve imágenes de la mitología griega, y en la más grueso el escudo de armas del condado (1). Aquel que desde antiguo se conocía como Tiergarten, se convirtió a partir de 1798 en una atracción dominical muy popular también para los vecinos bremenses y oldenburgueses. Bastantes años más tarde, en 1840, Oppermann creó la Tiergarten-Gesellschaft, entidad sin ánimo de lucro de gestión del parque.
 

"Das Ausstopfen von Tieren" de Maximilian Selmons.


Cubierta de Das Ausstopfen.
En 1907 el botánico Maximilian Selmons publicó Das Ausstopfen von Tieren und die Herstellung von Bälgen (Taxidermie uns Dermoplastik), en español  Disecado de animales y fabricación de pieles (taxidermia y dermoplastia), el primero de dos volúmenes dirigidos a coleccionistas de Historia Natural ávidos de preparar ellos mismos sus objetos. El segundo manual que aparecería cuatros años después se centraría en la conservación de especímenes en líquidos y en la preparación de esqueletos. La primera edición de Das Ausstopfen contiene 71 páginas y 51 ilustraciones, y se reeditaría en 1913 y 1925.

En la introducción de la obra Selmons atribuye a Leopold Philipp Martin la modernización de la Taxidermia mediante la dermoplastia, técnica empleada mayormente en mamíferos de gran tamaño. Y cita a taxidermistas anteriores a Martin como Otto Ernst Oppermann, Johann Friedrich Naumann y Hermann Ploucquet; contemporáneos del silesio como Wilhelm Nikolaus (1) y el austríaco Eduard Hodek; y también a su alumno Friedrich Kerz, y algunos discípulos de  este último como el suizo Ernst Heinrich Zollikofer y el neerlandés Herman Hendrikus ter Meer junior; casi todos preparadores que emplearon y mejoraron la dermoplastia. El autor advierte no obstante que su obra partirá de propuestas de disecado más sencillas.

Las adaptaciones al cine de "The Landlady" de Roald Dahl.


La casera invita a Billy Weaber a un té (1).


The Landlady, en español La patrona, es un relato de terror que Roald Dahl publicó en 1959 en el periódico The New Yorker, y que posteriormente se incluyó en varios volúmenes recopilatorios de historias breves suyas.
 
El argumento es sencillo. El joven Billy Weaver viaja de Londres a Bath para incorporarse a su nuevo empleo. En su búsqueda de alojamiento halla una pensión, observa su interior a través de la ventana y ve a un loro en su jaula y a un perro dormitando en el suelo. Tras pulsar el timbre una señora de unos cuarenta y cinco años le abre de inmediato. Ella es amable y algo rara, y el alojamiento muy barato. Billy decide quedarse, la patrona le muestra la habitación y le pide que a continuación cumpla la formalidad de inscribirse en el libro de visitas. En el cuaderno tan solo aparecen dos nombres que al joven se le antojan familiares, y ambos están fechados hace más de dos años. La mujer invita a Billy a tomar un té, y este comienza a recordar que uno de los nombres pertenece a un estudiante que desapareció hace algunos años. La patrona le confía a Billy que ambos huéspedes siguen hospedados en su pensión. Billy descubre sorprendido que el loro y el perro están disecados. Ella le confiesa que diseca a sus mascotas cuando estas mueren. El joven comienza a notar cierta amargor en el té y le pregunta a la mujer si ha tenido más huéspedes aparte de los dos que aparecen en el libro. Ella simplente responde: "No, querido. Solo usted".
 

Las enfermedades infecciosas de origen biológico que amenazan al taxidermista.


Garrapata común (Ixodes ricinus) (1).
En un artículo anterior repasé las amenazas que para la salud del taxidermista supone el manejo de ciertos productos químicos. En este, sin voluntad de alarmar, comentaré los peligros a los que se expone manipulando los restos de los animales, así como otras enfermedades de origen biológico, las conocidas como zoonosis. Para ello recurro en primera instancia al artículo Los riesgos biológicos del oficio de taxidermista que en 2002 publicó Franz Jullien, taxidermista del Museo de Nacional Historia Natural de París, en colaboración de la doctora en Medicina Denise Anselme y de Laurent Péru, conservador del Museo de Historia Natural de Orléans. Creo imprescindible ampliar su difusión.
 
Jullien divide las enfermedades infecciosas susceptibles de ser desarrolladas por los taxidermistas en infecciones locales, enfermedades bacterianas, virales, fúngicas y parasitarias, y las patologías causadas por priones. A las que él cita añadiré algunas más. Tampoco profundizaré en exceso para no desanimar al lector. Al final sugeriré algunas medidas preventivas.

"Owney", la mascota del Servicio Postal de los Estados Unidos.


Owney (1).


Se cuenta que hacia 1888 Owney, un perro callejero con traza de terrier, solía acompañar a su propietario, empleado de correos, a su trabajo en la oficina de Albany, Nueva York, y que se había acostumbrado a dormitar sobre las sacas de cartas. El animal incluso no permitía que nadie que no fuera funcionario de correos tocara las bolsas. El trabajador renunció al empleo y, creyendo que Owney sería más feliz quedándose allí, no se lo llevó consigo. Albany era entonces un nudo ferroviario importante y Owney comenzó a viajar en los vagones postales acompañando las valijas, y más tarde en trenes correo.  Los ferroviarios postales comenzaron a considerarlo talismán.
 

"The Landlady", historia breve de terror de Roald Dahl.


La patrona de la pensión invita a un té al recién llegado (1).

"Billy Weaver había salido de Londres en el cansino tren de la tarde, con cambio en Swindon, y a su llegada a Bath, a eso de las nueve de la noche, la luna comenzaba a emerger de un cielo claro y estrellado, por encima de las casas que daban frente a la estación. La atmósfera, sin embargo, era mortalmente fría, y el viento, como una plana cuchilla de hielo aplicada a las mejillas del viajero.
   —Perdone —dijo Billy—, ¿sabe de algún hotel barato y que no quede lejos?
  —Pruebe en La Campana y el Dragón —le respondió el mozo al tiempo que indicaba hacia el otro extremo de la calle—. Quizá allí. Está a unos cuatrocientos metros en esa dirección.

"Guía breve de conservación animal" de Friedrich Dahl.


Cubierta de la segunda edición.
Hijo de granjero, el zoólogo aleman Karl Friedrich Theodor Dahl (Rosenhofer Brok, actual Dinamarca, 1856 - Greifswald, Alemania, 1929), estudió en las universidades de Leipzig, Friburgo, Berlín y Kiel. Interesado por la biogeografía y el estudio de las arañas, tras habilitarse como profesor asociado viajó a los Países bálticos y al archipiélago Bismark, actualmente perteneciente a Papúa Nueva Guinea. En 1898 accedió al cargo de conservador de las colecciones de arácnidos del Museo de Berlín, puesto que mantuvo hasta su jubilación. Autor de decenas de artículos científicos, en 1904 publicó Kurze Anleitung zum wissenschaftlichen Sammeln und zum Conservieren von Tieren, en español Guía breve de coleccionismo científico y conservación animal, un manual de 59 páginas con 17 ilustraciones. Basado en su experiencia, Dahl aconsejaba en su libro acerca de los lugares y momentos adecuados para recoger especímenes, los artilugios para su captura, y finalmente la forma de preparar, conservar y empaquetar los animales.

Friedrich Dahl.
En 1908 aparecería una segunda edición ampliada de Kurze Anleitung, en la que el autor añadió un resumen de la clasificación del Reino Animal y asesoraba además acerca de cómo crear una colección científica. El volumen alcanzaba ahora las 143 páginas y las 268 ilustraciones. A la parte de nuestro interés, la tercera, la dedicada a la preparación y conservación de animales, en esa reedición simplemente se añadieron algunos párrafos.
En el prefacio de la primera edición Dahl citaba dos tratados de Taxidermia notables, Taxidermie (1815) de Johann Friedrich Naumann, y la edición de 1898 de la homónima Taxidermie de Philipp Leopold Martin. En la reedición de su obra Dahl trasladaba su breve referencia a la Taxidermia casi al final de la obra, al apartado consagrado a las colecciones científicas, citando en una nota al pie la obra de P. L. Martin. Kurze Anleitung vio una tercera edición en 1914.

Viñeta de George Clark de la serie "The Neighbors".




"Deberías alegrarte de estar casada con un hombre interesado en la decoración de interiores."

 
La viñeta es obra del dibujante estadounidense George Clark, pertenece a su serie The Neighbors, Vecinos, y se reprodujo en el número de invierno de 1963 de la revista Modern Taxidermist

The Neighbors, que se publicó a diario de forma sindicada en numerosos periódicos estadounidenses entre 1939 y 1976, mostraba con finura aspectos humorísticos de una familia de clase media. Sucesora de Side Glances (1928-1939) del propio Clark, en el mismo año de su lanzamiento se desdobló en la tira dominical Our Neighbors, the Ripples, y The Ripples entre 1939 y 1948.
 

El milano disecado de la serie de televisión "Badehotellet".


El profesor Adam Fjeldsø sale del taller del hotel con su milano disecado (1).


La serie Badehotellet (2013), en español conocida como Hotel El Balneario y en inglés como Seaside Hotel, producida por la televisión danesa TV2, drama y comedia, narra las relaciones entre los bienestantes clientes y los empleados de un hotel de temporada a orillas del Mar del Norte a partir de 1928, casi ajenos a la crisis económica y política mundial de la época. El éxito de la serie, emitida en numerosos paises, concebida para que cada temporada televisiva coincida con una estival en la ficción, ha conllevado que en la actualidad sigan rodándose y emitiéndose nuevos episodios. Un hilo de la trama que se sucede a lo largo de algunos de los capítulos de la primera temporada me ha sugerido incluirla en Taxidermidades.
 

"L'atélier du naturaliste Bonhenry", óleo de Georges Castex.


El cuadro se titula L'atélier du naturaliste Bonhenry, en español El taller del naturalista Bonhenry, está datado en 1893 y es obra del pintor francés Georges Castex. Se trata de un óleo sobre tela de un tamaño de 46x55 cm., de propiedad municipal, que se conserva en el Museo de Bellas Artes de los Agustinos de Toulouse. Es uno de los más conocidos de Castex. Se tiene constancia de que el artista lo expuso en 1893 en el marco de la Exposición de la Unión Artística de Toulouse y al año siguiente en el Salón de los Artistas Franceses de París.
 

L'Atélier du naturaliste Bonhenry (1893) de Georges Castex (1).

 
La escena se ubica en el taller de Taxidermia de la que entonces se conocía en Toulouse como Maison Bonheur-Lacomme. Los personajes que aparecen en el cuadro son el taxidermista Philippe Lacomme a la izquierda, su suegro el también disecador Victor Bonhenry, tocado con su característico sombrero y siempre fumando en pipa, y a la derecha Mathilde, hija de Bonhenry y esposa de Lacomme.  Bonhenry, que como comentaremos más adelante tenía fama de bon vivant, observa el trabajo del yerno, que está preparando una cabeza de ciervo, mientras la esposa de este comenta en voz alta las noticias del periódico, una costumbre bastante común en la época en talleres y fábricas. El ambiente se antoja distendido. Los dos hombres se han servido un licor rebajado con sifón. Además de los correspondientes animales disecados -o no, el loro amazona de arriba a la izquierda parece vivo- que rodean a los personajes, colgada de la pared pende una guitarra, instrumento que Bonhenry tocaba ocasionalmente.

Fotografías de Eugène Trutat del Museo de Toulouse.


Esta serie de ocho fotografías del Museo de Historia Natural de Toulouse fueron tomadas por Eugène Trutat hacia finales del siglo XIX y quizá durante la primera década del XX. Nos muestran el taller de Taxidermia, algunas salas y algunos de los trabajadores del Museo. Se trata en su mayoría de negativos sobre placas de vidrio al gelatino de bromuro de plata.

En la primera imagen contemplamos al taxidermista Victor Bonhenry, desenfocado, rodeado de trabajos: un picozapato, un tapir, una cabeza y un rebeco entero, varios mamíferos y aves de menor tamaño, peces, una tortuga, pieles y fragmentos de esqueletos. Observamos con curiosidad la disposición de las piezas, de las herramientas y de los materiales.

 
El taller de Taxidermia del Museo de Toulouse (1).

Fotografías del establecimiento del taxidermista F. B. Finley en Portland.


F. B. Finley Taxidermist de Portland, Estados Unidos, hacia 1911.


Las tres primeras fotografías son de alrededor de 1911. La de arriba nos muestra al taxidermista F. B. Finley posando ante la puerta de su negocio entre cabezas de ciervo. En la segunda imagen, la siguiente, ya sin el disecador, comprobamos que en cierto momento añadió un servicio más, el de arreglo de pieles.

El león del rey Federico I de Suecia.


Por su comicidad la imagen del león disecado que perteneció al rey Federico I de Suecia es bastante recurrente en internet. Conozcamos su historia.
 
 
El león del rey Federico I de Suecia (1).

 
En 1516 Baba Aruj, conocido como Barbarroja, el famoso corsario turco, conquista Argel y se proclama sultán. Al año siguiente para defenderse de los españoles se alía con el Imperio Otomano, convirtiendo Argel en provincia y permaneciendo él como gobernante, estableciendo la que se conoce como Regencia de Argel. En 1518 Baba Aruj fallece y le sucede como gobernador o beylerbey (2) su hermano Jeireddín, que hereda además el mote de Barbarroja. Desde el siglo XVI aquella ciudad, y también otros puertos importantes del norte de África como Orán y Túnez fueron importantes bases de la pirateria. La principal fuente de ingresos de la Regencia provenía pues de los abordajes de los corsarios a los flotas cristianas y del comercio de esclavos. En 1634 operaban en el puerto de Argel unos 8.000 piratas. Periódicamente potencias como Francia, Inglaterra, Dinamarca y España bombardearon la ciudad para intentar mitigar el problema. A partir de 1671 Argel se libera de la dominación otomana y comienza la denominada era de los deys, forma política parecida a una monarquía electiva.

"An Annotated Bibliography on Preparation" (1989) de Rogers, Schmidt y Gütebier.


An Annotated Bibliography on Preparation.
En 1989 el Museo Carnegie de Historia Natural de Pittsburgh publicó An Annotated Bibliography on Preparation, Taxidermy, and Collection Management of Vertebrates with Emphasis on Birds, en español Bibliografía comentada sobre preparación, taxidermia y manejo de colecciones de vertebrados con especial énfasis en aves, un dosier de 190 páginas elaborado por Stephen P. Rogers, conservador de las Secciones de Aves, Anfibios y Reptiles,  Mary Ann Schmidt, de la Sección de Paleontología de los Vertebrados, ambos del Museo de Pittsburgh, y Thomas Gütebier, entonces en el Museo de Malmö.

La publicación pretendía, como afirmaba Rogers en el prefacio del trabajo, "reunir la mayor parte de la literatura sobre preparación de vertebrados y temas relacionados. Con énfasis en las aves, aunque se abarca la literatura pertinente a otros grupos de vertebrados. Una gran sección está dedicada a la preparación histórica debido a mi interés en este aspecto y porque estos primeros trabajos a menudo contienen ideas novedosas olvidadas hace mucho tiempo". Para conseguirlo los autores contaron con la colaboración de colegas de numerosos museos de todo el mundo.