El Museo de Historia Natural de Leipzig.

Detalle de la fachada.
En 1859, Emil Adolf Rossmaessler, profesor de zoología en la ciudad de Leipzig, lanzó la idea de crear el Landesmuseums für Vaterländische Naturgeschichte und Industrie, el Museo Estatal de Historia Natural y de la Industria Nacional. Pero no fue hasta 1906, durante los actos de celebración del centenario del nacimiento de Rossmaessler, el momento en que la Asociación de Maestros de Ciencias de Leipzig (Naturwissenschaftlichen Vereinigung des Leipziger Lehrervereins) decide intentar hacer realidad el museo. Finalmente. el 5 de junio de 1912, abrió el Museo de Historia Natural en el antiguo edificio de la Exposición Industrial en en el número 1 de Tröndlinring. Ocupaba unos modestos 93 metros cuadrados. Gracias a la financiación pública, en 1923 el museo se trasladó al actual edificio del Goerdelerring, en el número 3 de la Lortzingstrasse, que había sido construído en 1838 y utilizado como escuela secundaria superior. En un primer momento el museo, siete habitaciones del segundo piso, compartía edificio con la escuela.

Fachada del Naturkundemuseum Leipzig.

Rellano de la escalera entre el primer y segundo piso.
A partir de 1930 el Ayuntamiento de la ciudad de Leipzig se hizo cargo de la tutela del Museo de Historia Natural. Entre 1939 y 1942 se trabajó en la restauración del edificio. Emil Block pintó los dos grandes cuadros de los rellanos de las escaleras, el óleo titulado La naturaleza de Elsteraue en otoño (1940-41, 290x530 cm., entre el primer y el segundo piso), y Manada de mamuts en un paisaje glacial (1941, 335x550 cm., entre el segundo al tercer piso). El 6 de abril de 1942 se reinaugura el edificio, ahora totalmente ocupado por el museo. El museo fue alcanzado en diciembre de 1943 por los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial y tuvo que cerrar. El 2 de septiembre de 1947 reabrió de nuevo. A partir de los años cincuenta se incrementaron las colecciones gracias a donaciones, adquisiciones y recolección de piezas. En 1968 cerró sus puertas el Museo de Zoología de la Universidad Karl Marx de Leipzig y sus colecciones engrosaron las del Museo de Historia Natural de la ciudad. Los especímenes exóticos se incorporaron entonces al museo. Entre aquellas piezas destacaban los trabajos dermoplásticos del taxidermista holandés Herman H. ter Meer (1871-1934), que trabajó para el instituto zoológico universitario desde el año 1907 hasta su muerte. En 1971 el museo dio la bienvenida al visitante un millón desde su apertura casi sesenta años antes. 

Los mamíferos de mayor tamaño del museo, obra de Herman H. ter Meer.


Koala, obra de ter Meer.
En el año 1983, las autoridades de la República Democrática Alemana (RDA) declararon al museo como de "primera categoría", lo que suponía mejoras laborales y económicas para sus trabajadores. En 1987 pasó a llamarse oficialmente Naturkundemuseum Leipzig (Museo de Historia Natural de Leipzig). A partir de 1990 el museo adquirió y mejoró sus colecciones. Cerró cinco meses por obras de rehabilitación y, tras su reapertura en 1994, se tomó conciencia de la necesidad de ampliarlo con contenidos relativos al medio ambiente. Se decidió que se debía renovar, ampliar o trasladar.  Un primer proyecto de renovación del museo se presentó en 1996, pero su alto presupuesto hizo desistir de la idea. En 2000 se barajó la posibilidad de trasladarlo al abandonado Palacio de Congresos de la ciudad. En 2002 una encuesta a nivel nacional situó al museo de Leipzig en el quinto puesto entre los museos de Historia Natural alemanes. Se sucedieron varios proyectos más en 2002, 2003, 2004, la ampliación y adecuación del edificio existente, el traslado al número 3 de Tröndlinring..., pero la decisión final aún está pendiente. Los plazos que los gestores municipales se daban siempre se han ido incumpliendo. En 2012 se celebró el centenario de la inauguración del museo en un ambiente bastante tenso. Finalmente, en mayo de 2013, el Ayuntamiento de Leipzig hizo público un Plan Director con dos propuestas: el traslado al edificio de la Bowlingtreff, una antigua  bolera construída a mediados de los años ochenta y ahora abandonada; o la alternativa de reconstrucción y ampliación del actual edificio. Tendremos oportunidad de comprobar cómo continúa la historia.

Vitrina mural con aves propias de la región.

Se puede considerar al Museo de Historia Natural de Leipzig, tanto por su tamaño físico como por el de sus colecciones, unos 270.000 especímenes, y también por su número de visitantes, unos 30.000 anuales, como un museo regional. La planta baja alberga exposiciones temporales. Las tres plantas superiores, de unos 800 metros cuadrados en total, contienen la exposición permanente donde se exponen las colecciones formadas en su inmensa mayoría de especímenes y objetos zoológicos, botánicos, geológicos y arquelógicos propios de la región. En lo referente a preparaciones zoológicas las colecciones abarcan aproximadamente más de 2.500 mamíferos, casi 7.000 aves, algo más de 200 anfíbios y reptiles, 150 peces, 185.000 insectos, más de 15.000 moluscos, etc.

Dioramas de H. H. ter Meer.

Uno de los puntales del museo son los trabajos dermoplásticos de Herman H. ter Meer, a quien se le dedican tres salas, aunque sus trabajos están también presentes en otros espacios. En total, el Museo de Leipzig atesora 232 piezas preparadas por él, la mayor colección existente. Así pues, en el primer piso, una sala está presidida por una gran fotografía y una esquemática biografía de ter Meer y por el busto en bronce que creó Bruno Eyermann en el año 1928. También se exponen en una vitrina un koala, un panda rojo y un teju. El Museo de Historia Natural de Leipzig reúne la mayor colección de obras del taxidermista dermoplástico Herman H. ter Meer.En la sala contigua se exponen algunos de los mamíferos que preparó: dos bisontes, una gacela, dos canguros, una llama, un oso hormiguero y un íbex; en una vitrina, esculturas en bronce, marmol, arcilla o yeso, realizadas por ter Meer; y el popular león Tamrin del zoo de Leipzig, preparado recientemente, en 2001. La visita sigue a través de un pasillo con siete de los dioramas preparados por H. H. ter Meer que todavía se conservan: un oso polar con su cachorro, una foca, un tigre siberiano, un leopardo de las nieves, una leona, un oso pardo, y un leopardo. La mayoría de los animales fallecieron en el zoo de Leipzig. El resto de salas del primer piso está ocupado por especímenes geológicos, y objetos arqueológicos, prehistóricos y antiguos de la región. En el segundo piso encontramos salas dedicadas a la migración, al medio acuático, a los pastos y bosques, a las tierras agrícolas, y al medio urbano; todas ellas acompañadas de la fauna que habita en cada ecosistema, dioramas construidos en su mayoría por el taxidermista Otto Teichmann entre 1910 y 1940. Los tres dioramas de mayor tamaño del museo, el de los castores, el de los ciervos y el de los pantanos con sus cisnes y otras especies fueron cosntruidos entre 1976 y 1995 por el taxidermista Horst Spicale. La tercera planta dispone de tres salas: una dedicada a las abejas, otra en la que se exponen aves exóticas de otros continentes, y una tercera sala que alberga ocho primates que fallecieron en el zoo de Berlín y que fueron preparados por ter Meer. En estos momentos, por decisión municipal, el tercer piso se encuentra cerrado al público. La colmena con abejas vivas se trasladó al segundo piso.

Vitrina con esculturas en bronce y mármol, y modelados en arcilla y yeso de ter Meer.

Pareja de lechuzas.
La situación de dejadez y unos presupuestos "por debajo del umbral de la pobreza", como afirman desde la Asociación de Amigos y Simpatizantes del Museo de Historia Natural de Leipzig (Verein der Freunde and Förderer des Naturkundemuseums Leipzig), obligó en 2011 a la dirección del museo a cerrar las salas de exposición permanente debido a su no adecuada protección anti-incendios -una dotación de 50.000 euros hubiera sido suficiente-. El recorte del presupuesto del museo que ha aplicado la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento ha provocado, además, una reducción del 70 % de la plantilla de personal. Un ejemplo de esos recortes es que de los 842.000 euros de presupuesto del año 2010 se pasaron a los  713.000 euros del año 2011. Otro ejemplo es la negativa del ayuntamiento de Leipzig de dotar económicamente la necesaria plaza de segundo taxidermista, vacante desde hace años (la de primer taxidermista también se suprimió durante un período, y actualmente es provisional). Desde 2011 solamente se podía visitar la exposición temporal de la planta baja. Desde el mes de marzo de 2013 vuelve a ser accesible la exposición permanente del primer y segundo piso, pero sólo los sábados, domingos y festivos. Sólo las visitas concertadas para grupos inferiores a 15 personas tienen acceso de lunes a viernes. Como he comentado antes, el tercer piso continúa estando cerrado. En junio de 2013, un par de meses antes de mi visita, una inundación en el sótano provocó daños a un tapir preparado por ter Meer y a piezas de otras colecciones, como la de insectos.

Vista de una de las salas.

Apreciado lector, si desea visitar el Museo de Ciencias Naturales de Leipzig en un futuro, asegúrese de que esté abierto. Las autoridades municipales son imprevisibles.


© All rights reserved. ® Reservados todos los derechos.
Taxidermidades, 2013.


Bibliografía:
Christine Becker  Wie ein swites leben. Der Tierbildner Hermann H. Ter Meer. Herausgegeben vom Naturkunde Museum Leipzig  , Passage Verlag, Leipzig, 2004.
Varios autores   Pro Natura. 100 Jahre Naturkundemuseum Leipzig  , Art Media Verlag, Leipzig, 2007. 
Hans Völkel Herman   H. Ter Meer. Ein Leben als Dermoplastiker und Künstler , Leipziger Universitätsverlag Gmbh, Leipzig, 2004.

Recursos:
Web de la Asociación de Amigos y Simpatizantes del Museo de Historia Natural de Leipzig (Verein der Freunde and Förderer des Naturkundemuseums Leipzig).
Web del Museo de Historia Natural de Leipzig  (
Naturkundemuseum Leipzig). 
Artículo  Herman H. ter Meer, el dermoplástico más reconocido en Taxidermidades.