"Der Präparator und Konservator" (1895) de Robert Voegler.


Der Präparator und Konservator (1895).
Un, para mí, desconocido Robert Voegler publicó en Magdeburgo en 1895 Der Präparator und Konservator. Eine praktische Unleitung zum Erlernen des Ausstopfens, Konservierens und Skelettierens von Vögeln und Säugertieren, en español, El taxidermista y conservador. Guía práctica para aprender a disecar, conservar y esqueletizar aves y mamíferos. Del autor no he hallado más que un artículo de diez páginas publicado unos meses, en diciembre de 1894 en la revista berlinesa Natur und Haus, acerca de como acostumbrar a los niños a observar la naturaleza. Quizá se tratara de un ornitólogo aficionado, o bien de un profesor de Ciencias Naturales por como escribe, lo cierto es que el manual debió tener buena acogida entre el público puesto que, además de ser traducido al finés en 1902, se reeditaría en varias ocasiones hasta 1933 (1).

El libro, letra gótica, octavo menor, 136 páginas y 34 ilustraciones intercaladas entre el texto, está casi por completo consagrado a la Taxidermia de aves. Apenas veinte páginas únicamente de texto sobre la preparación de mamíferos, dos acerca de la conservación de los especímenes disecados, y seis más sobre preparaciones osteológicas.
 

Colocación de las alas y ordenación del plumaje.

 
El autor comienza aportando unas observaciones generales, y entra en materia aconsejando acerca de la primera limpieza de los especímenes, para a continuación pasar al desollado de las aves. Este es el ordinario, comenzando sobre una mesa, y a continuación, tras separar la cola del cuerpo, con el ejemplar ya suspendido. En lo referente a los productos conservantes Voegler diferencia entre los que históricamente se venían aplicando para evitar su corrupción, por ejemplo sumergiendo la piel en alcohol metílico o aplicando una mezcla de alumbre (2) y sal pulverizados; y aquellos otros que se aplicaban para mantener alejados a insectos y larvas de polillas, como el alcanfor (3), la trementina (4), el tabaco, el vitriolo de cobre (5) o el vinagre; todos ellos empleados hasta la llegada del jabón arsenical de Bécoeur -el autor lo cita-. Aunque efectivo, Voegler recomienda no obstante los que indica Philipp Leopold Martin en Taxidermie (1869 ) -también lo cita-, "el arsénico sódico (6) o quizá el más efectivo arsénico potásico; disponible al precio de 1 marco por cada 500 gramos en la casa Schlüter de Halle (7). Aunque estos venenos probablemente también se preparen en todas las farmacias" . Más adelante el autor advierte:
    "Aunque el arsénico es un veneno muy peligroso, no he notado ningún efecto nocivo por el contacto externo con la piel durante mis muchos años de práctica. De vez en cuando pequeñas heridas en la mano se irritaban ligeramente debido a la penetración de los líquidos conservantes, por lo que dolían más. Para evitarlo, deberá vendarlas mientras trabaja, o proteger los pulgares con dedos de viejos guantes de cabritilla; en general, como ya se ha dicho, las heridas durante la manipulación se tratarán con antisépticos."

Doblando el cuello y posicionando la cabeza.

 
Para confeccionar el cuerpo artificial, en el caso de las aves pequeñas Voegler propone la turba o el corcho, mientras que para las de mayor tamaño los materiales sugeridos son las algas, la viruta de madera o el heno fino. Recomienda formar el cuerpo completo, cuello incluído, con su alambre central. El alambrado y relleno de patas y alas, si lo precisan, es el ordinario en la actualidad, también el cosido y la colocación sobre la peana. En esta parte llama nuestra atención, la de aquellos que hemos tenido oportunidad de ojear decenas de manuales, los grabados donde aparecen las manos del taxidermista colocando las alas, ordenando las plumas o curvando el cuello del espécimen -véanse las imágenes-, acciones apenas representadas con anterioridad. Voegler concluye el apartado de aves dedicando una veintena de páginas a aconsejar acerca de las peanas idóneas, siempre debidamente ambientadas, para cada tipo de ave.

El autor comienza la sección dedicada a la preparación de mamíferos con la siguiente advertencia:
   "Dado que estas instrucciones no están destinadas a expertos conservadores, sino solamente para quienes practican el disecado como pasatiempo, el término mamíferos se emplea aquí únicamente para referirse a los animales más pequeños, por ejemplo menores que un zorro, puesto que es poco probable que alguien prepare un animal grande para exhibirlo en su habitación.
(...)
   El disecado de los pequeños mamíferos no difiere significativamente del de las aves, pero hay una serie de circunstancias a tener en cuenta, de cuya consideración dependerá mucho el éxito."

Voegler sugiere comenzar a practicar con esta clase de animales con un murciélago para el que confecciona un pequeño cuerpo artificial con turba. Antes de seguir con un segundo mamífero ya de mayor tamaño recomienda:
   "Antes de que el taxidermista proceda a disecar por completo un gran mamífero, es recomendable probar su habilidad en la cabeza de una liebre. En primer lugar, será cuestión de memorizar la fisonomía del mismo por todos sus lados, especialmente las partes que van desde la frente hasta el hocico. así como las mejillas, ya que generalmente se acierta en la medida en que estas partes se reproducen según la naturaleza."

Voegler describe el desollado y montaje de un pequeño mamífero entero, efectivamente atendiendo a las particularidades de la cabeza, orejas, ojos, labios. Describe también el montaje de trofeos de caza, tomando como modelo una cabeza de ciervo, ejemplo de animal con cornamenta, desollando el cuello por la espalda. En esta parte dedicada a los cuadrúpedos entrevemos la fuente de inspiración del autor, el tratado de Philipp Leopold Martin ya mencionado.
 

Muestras de peanas ambientadas adecuadas a cada especie.

 
Der Präparator und Konservator no es un manual muy citado. En él se inspiró Dombrowski para su Der Jäger als Sammler und Präparator (1896), y aparace mencionado en algunas obras como por ejemplo en la bibliografía de la edición de 1915 de Il naturalista preparatore de Raffaele Gestro.
 
 
Notas.-
(1) Se reeditó en 1903, 1905, 1910, 1920 y 1933.
(2) Sulfato de aluminio, con propiedades curtientes.
(3) Antiséptico que se obtenía del árbol alcanforero (Cinnamomum camphora) y que en la actualidad se sintetiza a partir de la trementina.
(4) Asimismo con propiedades antisépticas, se obtiene a partir de la destilación de la resina de ciertas coníferas.
(5) Vitriolo azul, sulfato de cobre. 
(6) Natrón.
(7) Schlütter de Halle, como efectivamente se conocía, además de proveedor de taxidermistas, a quienes surtía de productos preservativos, herramientas y ojos de vidrio, lo era de objetos de Historia Natural, también de animales disecados. La empresa fue fundada por Wilhelm Schlüter en 1853. A partir de 1894 su hijo mayor homónimo se haría cargo de ella. En 1912 pasó a dirigirla Curt, hermano del anterior. Y a partir de 1924 se pasó a denominar Dr. Schlütter & Dr. Mass.


© All rights reserved. ® Reservados todos los derechos.
Taxidermidades, 2021.
 
Bibliografía: 
Philipp Leopold Martin   Die Praxis der Naturgeschichte. Ein vollständiges Lehrbuch über das Sammeln lebender und …  , volumen 1, Taxidermie oder die Lehre vom Konserviren, Präpariren und Naturaliensammlen auf Reisen, Ausstopfen und Aufstellen der Thiere, Naturalienhandel, etc.  ,  Berhard Friedrich Voigt, Weimar, 1869.
Ernst von Dombrowski  Der Jäger als Sammler und Präparator. Praktische Anleitung zum Sammeln u. Konservieren von Säugetieren, Vögeln, Käfern, Schmetterlingen, Vogeleiern, Skeletten, Geweihen und Gehörnen. Verlagsbuchhandlung Paul Parey, Berlín 1896.
 

Recursos: