El "jackalope", "Wolpertinger" o lebrílope.

Grabado del Tableau Encyclopédique Métodique de Panckoucke (1789).

Artistas actuales crean esculturas de animales desconocidos a partir de partes de varios animales. El único mérito para algunos de ellos ha sido el conseguir ingresar en el circuito del arte y lograr unas cotizaciones de sus obras nada despreciables. Pero esas creaciones de animales mitológicos o inexistentes han sido para muchos taxidermistas una travesura que hemos practicado en alguna ocasión y que, desde sus principios, siempre se ha dado en la historia de la taxidermia: montar las alas o patas de ave a un mamífero, o la cabeza de un mamífero a un ave, o combinar varios animales para crear otro.

Postal con la imagen de un Jackalope.

El jackalope, que en alguna ocasión se ha traducido como lebrílope, es un animal imaginario de Norteamérica que se representa con cuerpo de liebre, cuernos de antílope y, ocasionalmente, cola de faisán. Se cuenta que es un animal muy tímido, difícil de observar y peligroso. Imita cualquier sonido, incluso la voz humana, construyendo frases como "se fue por allí". Las hembras duermen panza arriba, se pueden ordeñar, y su leche tiene propiedades curativas. Sólo se puede capturar dejando una botella de whisky al raso. Su carne es sabrosa como la de la langosta. Se comenta que su escasez se debe a que solamente se reproducen durante las fuertes tormentas de invierno.

Douglas Herrick con sus creaciones.
La marca Jackalope fue registrada por las autoridades de Wyoming en 1965. Douglas fue nombrada en 1985 por el estado de Wyoming como "la ciudad del jackalope". Allí le dedicaron una estatua y cada año se celebra la "fiesta del jackalope" durante el segundo viernes y sábado del mes de junio. Se afirma que a principios del XIX fue un pionero, John Colter, el primero que vio uno. Douglas Herrick y su hermano Ralph, dos jóvenes de Douglas se atribuyeron su creación en 1932. Los historiadores locales cuentan que aquellos jóvenes, que habían estudiado taxidermia por correspondencia, tras volver de una cacería de liebres disecaron una de las piezas montándole unos cuernos de ciervo. Aquel primer jackalope lo vendieron por diez dólares al propietario del Hotel La Bonte de Douglas, donde se expuso hasta que fue robado en 1977. El éxito provocó que los hermanos Herrick, a los que más tarde se sumó el hijo de Ralf, vivieran toda su vida del montaje de jackalopes. Ellos mismos aseguran haber montado decenas de miles. Sus creaciones aparecieron en postales y en la actualidad decoran miles de hogares y bares de los Estados Unidos. 

Ronald Reagan con su jackalope.
La Cámara de Comercio de Wyoming expide "licencias de caza" para el jackalope, válidas solamente para el período comprendido entre las doce de la noche y las dos de la madrugada del día 31 de junio -un día inexistente- y los candidatos han de demostrar un coeficiente intelectual entre 50 y 72. Dakota del Sur se sumó más tarde a la iniciativa de emitir esos permisos de caza. En 1986 James Abdnor, un senador por Dakota, regaló al presidente Ronald Reagan una cabeza de jackalope, quien presumió en diversas ocasiones y ante periodistas de haberlo cazado él mismo. Aparecen jackalopes en películas (Brokeback Mountain, Epic Movie, First Snow...), en películas de dibujos animados (Scooby-Doo and the Alien Invaders, Boundin' de la factoría Pixar...), series de televisión, videojuegos, novelas y se le han dedicado media docena de canciones.

El jackalope de Pixar (propiedad de Pixar Animation Studios).

No obstante, el libro de Ernest Thompson Seton Life-Histories of Northern Game Animals, publicado en 1909, ya contenía un grabado en el que aparece dibujado un jackalope que le enseñó un conocido de Chicago. Esta leyenda puede tener una explicación científica en la infección del virus del papiloma de Shope que se extendió por el oeste de los Estados Unidos hasta México alrededor del año 1880, y que se caracteriza por el crecimiento de tumores en forma de cuerno. En su libro Seton también comentó la peste vírica que azotó a los conejos de cola blanca y a las liebres del oeste americano.

Grabado de Joris Hoefnagel (1570).

Además de en los Estados Unidos, existen animales similares en otras culturas. Así, en Bavaria, Alemania, existe el Wolpertinger, un nombre que varía ligeramente según la comarca. El visitante del Museo Alemán de la Caza y Pesca (Deutsche Jagd- und Fischereimuseum) de Múnich podrá ver alguno expuesto. El origen del Wolpertinger se remonta al siglo XIX cuando los taxidermistas empezaron a crear cabezas de liebre con cuernos. La leyenda alemana cuenta que el Wolpertinger come hierbas, raíces y pequeños animales, que es un animal tímido, y que solamente puede ser visto por mujeres jóvenes y bellas en los atardeceres de luna llena. Sólo se deja capturar si se espolvorea sal sobre su cola o bien con la ayuda de una vela en noches de luna llena, colocando la vela delante de un saco abierto y cuando el animal está ante la boca del saco empujándolo hacia dentro con la ayuda de una pala. Otra forma de capturarlo es espantándolo y haciéndolo correr, pues como otro de sus defectos es la diferencia de longitud entre sus patas de la derecha y las de la izquierda, inevitablemente tropezará y podrá ser capturado. El Rasselbock de Turingia (Alemania) es otra liebre con cuernos parecida al Wolpertinger.

Grabado de Animalium Quadrupedum de Adrian Collaert (1602).

Lepus cornutus en Theatrum Universale Omnium Animalium de J. Jonstonus (1650).

Las referencias a liebres con cuernos se remontan a varios siglos antes. En el primer volumen de Historiae Animalium (1551) del naturalista suizo Conrad Gessner contiene el grabado de una Lepus cornutus. En 1570 Joris Hoefnagel en su Animalia Quadrupedia et Reptilia copió la famosa acuarela de la liebre de Durero de 1502, y le añadió otras tres liebres, una de ellas con cuernos. En 1602 el volumen de Adriaen Collaert Animalium Quadrupedum contenía una lámina donde aparecía una. En Theatrum Universale Omnium Animalium (1650) de Johannes Jonstonus aparecen dos Lepus cornutus que sirvieron de inspiración para la liebre que apareció en Physica Curiosa (1667) de P. Gasparis Schotti. En Francia, en Tableau Encyclopédique et Méthodique des Trois Règnes de la Nature (1789), una obra colectiva que editó en París Charles-Joseph Panckoucke, contiene el grabado le Lievre cornu, inspirado por otro que apareció en una obra anterior, concretamente en Summa dubiorum circa classes Quadrupedum et Amphibiorum in Caroli Linnaei systemate naturae, una obra de Jakob Theodor Klein de 1743. Abundantes naturalistas describieron a este curioso animal entre los siglos XVI a XVIII. Carl von Linné describió la Lepus cornutus pero dejaba claro que se trataba de un mito o bien de un animal híbrido.

Lepores cornuti en Physica Curiosa (1667).

La sucesión de datos nos lleva a pensar en malformaciones víricas en las liebres, que en el imaginario popular fueron transformadas en criaturas de leyenda, cuyo origen es centroeuropeo, y que más tarde, leyendas y virus, cruzaron el Atlántico con la emigración y se fijaron en Norteamérica.
 

El cortometraje Boundin' de Pixar (4'31" , en español)



© All rights reserved. ® Reservados todos los derechos.
Taxidermidades, 2013.

Bibliografía:
Douglas Martin Douglas Herrick, 82, Dies; Father of West's Jackalope , en The New York Times, 19 de enero de 2003.
Alfons Schweiggert Der Wolpertinger oder der gehörnte Hase. Eine ernsthafte Untersuchung eines bayerischen Phänomens , Ed- Ludwig,  Múnich, 1994.

Recursos:
Artículo Jackalope en Wikipedia (en inglés).
Artículo Wolpertinger en Wikipedia (en alemán).
Página dedicada al Jackalope por el profesor Chuck Holliday del Lafayette College, de Easton, Pensilvania.