"Der tote Liebling", grabado a partir de un óleo de Hermann von Bever.

Der tote Liebling, que podríamos traducir como La muerte del favorito, es el título de un óleo del pintor bávaro Hermann Bever. Desconozco tanto la fecha en que se pintó como su tamaño y el lugar donde se pueda encontrar en la actualidad. Tampoco dispongo de una imagen original del cuadro. La xilografía que lo reproduce, objeto de este artículo, posiblemente apareciera en el anuario literario Moderner Musen-Almanach editado por Otto Julius Bierbaumm e impreso en Munich por la Dr. E. Albert und Co., en una fecha alrededor de 1890. El grabado tiene un tamaño de 15x20,5 centímetros y no está firmado.

El grabado que reproduce Der tote Liebling,
pintura de Hermann von Bever.

El favorito fallecido no es otro que la mascota que la niña sujeta en su mano. Como en otros cuadros y grabados que comparten el mismo tema (1), el de niños que llevan su mascota o que la recogen en el propio taller de un viejo disecador, el pájaro protagonista se encuentra justo en el punto central de la imagen. La niña, rubia y con las trenzas recogidas, y su madre, que acaban de entrar -la puerta está entreabierta-, parecen de origen humilde puesto que la pequeña va descalza. El taxidermista, bastante abrigado y con delantal y alpargatas, que está sentado sosteniendo sobre su regazo sobre una tablilla una rapaz en la que estaba trabajando, se alza las gafas para observar el pajarillo que le muestra la joven clienta. Su banco de trabajo está situado bajo la ventana arcada y sobre él distinguimos una rama con cuatro pajarillos disecados, varias herramientas como una garlopa, un martilllo, una tijeras y unas tenacillas. También una jarra de cerveza. Apoyada en la mesa una sierra y a su lado un capazo con hieba seca empleada para rellenar los bichos. Algunas briznas sobre el suelo de madera. Pegado al capacho un perro -que parece un zorrillo- juguetea con un arrendajo y una garcilla muertos. El techo es un sencillo artesonado del que pende un milano disecado con las alas abiertas. Otros animales preparados que decoran las paredes son, de izquierda a derecha, un gallo lira, una comadreja, un cráneo de ciervo -de una de sus luchaderas cuelga un sombrero-, una marmota de pie y una grajilla. La decoración del cuarto la completan un par de retratos, sobre la puerta un plato decorado con un paisaje alpino y un rebeco, una maceta con una planta en el alfeizar de la ventana, y la llave colgada al lado del marco de la puerta. Parece que, efectivamente, nos encontramos en la región de Bavaria.

El pintor alemán Hermann von Bever nació en 1845 en Würzburg. Hijo de familia noble, su padre fue ministro de Comercio y Obras Públicas en Munich y su hermano mayor secretario ministerial permanente en la casa real bávara. Bever estudió Derecho en Munich y Berlín y parecía destinado a seguir la tradición familiar pero tras superar el examen de Estado en 1871 se matriculó en la Academia de Arte de Munich. Asistió a las clases del grabador Johann Leonhard Raab, y  a las de pintura de Otto Seitz y Karl Theodor von Piloty. Entre 1879 y 1880 viajó a Tirol e Italia. Fue Secretario de la Asociación de Artistas de Munich (Münchner Künstlergenossenschaft) y miembro de la Cooperativa General Alemana de Arte (Allgemeinen deutschen Kunstgenossenschaft). La obra de Bever se compone sobre todo de paisajes y escenas de la vida rural y naturalezas muertas. En 1879 participó en la Exposición Internacional de Arte de Munich. También expuso en las exposiciones anuales del Palacio Real de Cristal de la capital bávara. Numerosas obras suyas, como sucede con la protagonista de este artículo, se reprodujeron en grabados en varias revistas populares como Die Gartenlaube, Daheim o Jugendlust. En 1885 fue condecorado con la Cruz de Caballero de la Real Orden de Leopoldo de Baviera. En 1899 fue nombrado conservador de la Real Galería de Arte de Schleissheim. Su delicado estado de salud le conllevó curas de reposo en Bad Toelz y Meran a partir de 1908, estancias que no le sirvieron de mucho. Se jubiló en 1912, falleciendo en diciembre de ese mismo año.

Notas.-
(1) Emplazo al lector a comprobarlo a través de los artículos que se relacionan más abajo en el apartado Recursos.

© All rights reserved. ® Reservados todos los derechos.
Taxidermidades, 2016.

Recursos: 
Artículo "Der Vögelausstopfer", grabado a partir de un cuadro de Litschauer en Taxidermidades.