"Una visita al taxidermista", un grabado de 1871.

"El taller de un taxidermista es un museo en miniatura. En él se pueden observar pájaros disecados, animales y reptiles de todas clases, desde osos polares a focas diseñados para colecciones zoológicas, hasta canarios y caniches embalsamados para propietarios sentimentales. Esta última rama de actividad constituye buena parte del negocio de la taxidermia. También se preparan gran cantidad de aves para los sombreros de las señoras, pues cada año los sombrereros precisan unos cuantos miles. Con todo, el taxidermista ha de ser un poco artista; no sólo ha de rellenar el ave o animal, de tal manera que conserve sus proporciones, sino que ha de hacerlo y representarlo de forma natural, proporcionándole con los ojos de vidrio de color una expresión de vida. Se cuenta que de todos los animales, el perro es de los más dificiles de preparar de manera satisfactoria. En el bonito dibujo de la página 392, la niña parece pertenecer a la clase de dolientes antes mencionada. Ella, llorosa, mira el pájaro que sostiene, evidentemente tratando de reconocer en su forma rígida cualquier parecido con su favorito perdido; mientras, su hermano patalea y grita en el regazo de su madre, con una mueca de espanto, asustado por la visión de un mono con que su padre ha tratado de hacerle gracia. Alrededor, una habitación llena de búhos, focas, ciervos, águilas, perros, etc. evidencia el arte de la taxidermia e incita el interés y la curiosidad de los visitantes."
A Visit to the Taxidermist (1871).

Al pie del grabado, que apareció en la revista semanal Harper's Bazar del sábado 24 de junio de 1871, se lee: "A VISIT TO THE TAXIDERMIST.- Dibujado por W. L. Sheppard, a partir de un boceto de M. Woolf.- [vea página 394]". La lámina ocupa toda una página apaisada y mide 41,5x20 cm.

El texto del redactor de Harper's es suficientemente explicativo como para añadir algo más. No obstante lo haremos solamente con el propósito de remarcar algunos aspectos que, como el paciente lector podrá comprobar, se repiten en la iconografía taxidérmica de los siglos XIX y principios del XX, a saber, el taxidermista es un señor de avanzada edad, y el taller es una estancia oscura y siniestra en la que se adivinan más que se ven los distintos animales disecados. Otro motivo recurrente, aunque algo menos, es el de un niño que o bien lleva a disecar su mascota, casualmente casi siempre un pequeño pájaro, o bien acude a recogerla. En sucesivas entregas comentaremos otras xilografías donde se retrata esa misma escena. 

He intentado, además, localizar en el grabado los animales que el redactor cita en su texto. Por mucho que me esmero, no consigo localizar la foca. En cambio, se me aparece un oso -pardo o negro, pero no polar-, un castor, una tortuga, un caimán, otro mono además del tití que sostiene el padre, un ave del paraíso en el interior de un fanal, un esqueleto o un armadillo, no lo distingo bien, etc. Otro personaje llamativo es el señor de la derecha; quizá se trate de un cliente o de un visitante al que el taxidermista ha dejado de atender un instante para entregar el pajarillo a su joven clienta, o bien se trate de un acompañante de la familia. Finalmente, la alusión del texto a los sombreros de las señoras se debe, avancémoslo, al simple hecho de que Harper's es una revista de moda.

El dibujante William Ludwell Sheppard nació en Richmond, Virginia en 1833. Hijo de un cobrador de impuestos, estudió en Nueva York y en París en la década de 1850. Durante la Guerra de Secesión norteamericana se alistó como soldado raso y llegó a oficial de ingenieros. En 1864 se casaría con Sallie McCaw, con quien tuvo dos hijos. Durante 1877 y 1878 volvería a París para estudiar con el reconocido pintor Paul C. Soyer. Durante la guerra se dio a conocer por sus dibujos y pinturas de los soldados confederados, y después por retratar la vida de la posguerra, incluyendo a la minoría negra. Tras la contienda, dio clases en el Instituto de Mecánica de Virginia y esculpió algunos monumentos que todavía hoy se pueden admirar en Richmond. Acuarelista, pintor e ilustrador de libros, trabajó para Harper's y para Leslie's Illustrated Newspaper. Sheppard falleció en marzo de 1912 en Richmond.

M. A. Woolf.
El también dibujante Michael Angelo Woolf nació en Londres en 1837. Cuando contaba doce años, edad en la que ya mostraba cierto interés por el dibujo, su familia emigró a los Estados Unidos a probar fortuna. Empezó como dibujante prorfesional alrededor de la década de 1850. Durante la guerra se ganó un puesto en el Daily Graphic, la primera revista ilustrada de Norteamérica. Estudió en París con Pierre Edouard Frère y tras su retorno a Nueva York empezaría a trabajar en Harper's Bazar. Casi todas las revistas cómicas de la época que se editaban en la ciudad de Nueva York publicaron sus dibujos. También colaboró de forma habitual con Leslie's Illustrated Newspaper y con la revista Life desde su creación en 1883. Reconocible sobre todo por dibujar a los niños de la calle o waifs de Nueva York, también fue autor teatral. Woolf fallecería en marzo de 1899. 

De periodicidad semanal, Harper's Bazar, fue una revista de moda fundada en 1867 por Mary Louise Booth. Más adelante se convertiría en Harper's Bazaar -añádale una a- y a partir de 1901 pasaría a publicarse mensualmente. A lo largo de su historia han destacado colaboradores como los fotógrafos Man Ray o Richard Avedon. En la actualidad tiene ediciones en casi una treintena de países.


© All rights reserved. ® Reservados todos los derechos.
Taxidermidades, 2014. 


Bibliografía: 
---  A Visit to the Taxidermist , en Harper's Bazar, vol. 4, núm. 25, Nueva York, 24 de junio de 1871.


Recursos:
Artículo "Der Vögelausstopfer", grabado a partir de un cuadro de Litschauer en Taxidermidades.
Artículo "Der tote Liebling", grabado a partir de un óleo de Hermann von Bever en Taxidermidades.