Un humano disecado en El planeta de los simios (1968).

El coronel George Taylor (Charlton Heston), Landon (Robert Gunner), Dodge (Jerff Burton) y Stewart (Dianne Stanley), son los cuatro tripulantes de una expedición espacial a bordo de la nave Icarus. Se encuentran en estado de hibernación. El viaje, que tiene lugar a una velocidad próxima a la de la luz, llega a su fin cuando la nave realiza un aterrizaje forzoso en un lago en el que fallece la piloto Stewart. Los supervivientes se encuentran en un planeta desconocido. Partieron de la Tierra dieciocho meses antes, en el año 1972. Antes de abandonar la nave, que se está hundiendo, el comandante calcula en su computadora que se hallan a unos 320 años luz de la Tierra, que posiblemente se encuentren en un astro que órbita alrededor de una estrella de la constelación de Orión, y que realmente, de acuerdo con la teoría de la relatividad, han transcurrido 2.006 años. Los astronautas se encuentran pues en un planeta desconocido en el año 3.978.

Taylor se encuentra inesperadamente con Dodge... disecado!

Los supervivientes inician su periplo en una zona desértica y comienzan a hallar restos de vida, primero vegetal y poco después animal, unos humanos mudos que les roban la ropa en un oasis, que son perseguidos por unos simios armados y a caballo. Los tres se ven involucrados involuntariamente en las batidas. Dodge, el científico de la misión, de raza negra, es abatido; Landon es golpeado quedando inconsciente, y Taylor recibe un disparo en la garganta que lo deja temporalmente afásico. Ambos son apresados. Taylor, desde su jaula, llamará la atención de la psiquiatra Zira (Kim Hunter) y Cornelius (Roddy McDowall), una pareja de simios, con los que intentará comunicarse. Cuando es trasladado a un laboratorio para ser estudiado y castrado, Taylor se escapa, pero tras una persecución volverá a ser capturado. Es precisamente durante esa huida, que en parte discurre por un edificio más parecido a una gruta, Taylor atraviesa un museo de Historia Natural con humanos disecados, donde de repende se reencuentra con Dodge... también disecado!

Las pautas originales de la escena que escribió Michael Wilson en el guión de rodaje, divididas en secuencias, eran las siguientes:
"249 EXTERIOR. UN EDIFICIO - CERCA DE UN ARCO
Taylor entra en escena, hace una pausa, jadea, y mira de nuevo a sus perseguidores. Luego entra por el arco al edificio.
250 INTERIOR. EDIFICIO - PERSECUCIÓN DE TAYLOR - DÍA
De momento es el único visitante en este ala. Su ritmo se ralentiza hasta caminar. Como él observamos fugazmente los especímenes en lo que sería un museo simio: posiblemente varios animales disecados y desconocidos; artefactos primitivos y fósiles; quizá el esqueleto de un perro, un gato, etc. Oímos de fondo el estridente silbato de un policía.
251 PLANO RELÁMPAGO - TAYLOR
corre de nuevo.
252 PLANO CORTO - UNA MADRE SIMIO Y SU HIJO
miran los animales disecados y Taylor pasa corriendo. La madre grita sorprendida.
253 PLANO DE REACCIÓN - UN GUARDIA DEL MUSEO
persigue al fugitivo.
254 OTRA PARTE DEL MUSEO - TAYLOR
corre hacia CÁMARA entre otros animales disecados y se detiene abruptamente en un primer plano cerrado, sorprendido por:
255 LO QUE VE: DODGE
disecado y montado. Dodge exhibe sus dientes al mundo.
256 PRIMER PLANO - TAYLOR
reaccionando con horror. Oye otro silbato de policía y el eco de las pisadas de los guardias que se acercan, que silencian su ahogado jadeo:
    TAYLOR
      Dodge...
Taylor desaparece en un movimiento DESENFOCADO."

La escena en una adaptación de un cómic de Marvel de 1975.

El incidente tiene lugar alrededor de la hora y diez minutos de película, aunque no sigue al pie de la letra el guión. Burton está efectivamente disecado pero no muestra su dentadura. John Chambers, el diseñador de maquillaje de la película (2) contó con cierto humor en la revista Famous Monsters of Filmland (3) que "¡No tuvimos corazón para enviar a Jeff a un taxidermista!", que se emplearon unas lentes de contacto para cubrir los ojos de Jeff Burton, que se le introdujo una pieza a medida en la boca para que los labios y las mejillas aparentaran estar rellenos, y que se le aplicó un maquillaje translúcido para completar el efecto. Entre toma y toma Burton llegó a bromear: "No imagino cómo esos animales pueden soportarlo".

El Planeta de los Simios (Planet of the Apes, Estados Unidos, 1968), película de ciencia ficción dirigida por Franklin J. Schaffner, está basada en la obra del francés Pierre Boulle La planète des singes (1963) (4). Se llegaron a escribir tres guiones. La versión cinematográfica es bastante fiel a la novela, aunque el comienzo es distinto. En el texto original una pareja de recién casados realizan su viaje de luna de miel interplanetario, durante cuyo transcurso encuentran una botella que contiene la narración del periplo interestelar realizado por el periodista Ulises Mérou. A partir de aquí comenzaría, adaptada, la historia que cuenta la película. El intento de huida de Taylor no tiene lugar en la narración del periodista de Boulle, donde el protagonista aprende el "idioma simieso", en vez de dialogar con sus captores en inglés como sucede en el filme. La recordada escena final de la película tampoco tiene lugar en la novela, que tiene un desenlace completamente distinto.

Cartel de la película.
El planeta de los simios, que indiscutiblemente forma parte de la historia del cine, ha tenido varias secuelas, cuatro películas y dos teleseries en los años setenta, y nuevas versiones en los años 2001, 2011, 2014 y 2017, aunque la película de 1968, en opinión de los entendidos, sigue sin ser superada. Su duración se aproxima a las dos horas. Tanto los guiones como el texto íntegro de la novela de Boulle se pueden encontrar en internet en formato pdf.


Notas y créditos.-
(1) Las imágenes son propiedad de Twentieth Century Fox Film Corporation.
(2) Los gastos de maquillaje supusieron un millón sobre el total de casi cinco millones y medio de presupuesto.
(3) ---  Mad, Mad, Mad, Monkey World. Fantastic facts from the (grr) ape-vine, en Famous Monsters of Filmland, Octubre de 1968.
(4) Otra novela suya que se adaptó al cine con éxito fue El puente sobre el río Kwai (1952).


Agradecimiento.-
A Georgina Gratacós por recordarme esa escena. Aunque, como mucha gente de cierta edad había visto esa película durante mi niñez, esa secuencia no se almacenó en mi escasa memoria.


© All rights reserved. ® Reservados todos los derechos.
Taxidermidades, 2017.


Recursos:
Página web de El planeta de los simios en Wikipedia.
Página web de El planeta de los simios en IMDb. Calificación: 8/10. 
Otros artículos sobre antropotaxidermia en Taxidermidades. 
Otros articulos relacionados con Taxidermia y Cine en Taxidermidades.