El tiburón ballena de Charles H. Thompson.


El tiburón de Thompson ya disecado sobre una plataforma ferroviaria (1).


El tiburón ballena (Rhincodon typus) de la imagen fue capturado el 1 de junio de 1912 al sur de la isla Marathon en los Cayos de Florida, por Charles H. Thompson, patrón de la goleta Samoa, una embarcación chárter de pesca deportiva de treinta toneladas. A pesar de la petición de su cliente, Charles T. Brooks, un pescador de Cleveland, de renunciar a la presa, Thompson se empeñó y junto a su primer oficial Bob Denny tardó treinta y nueve horas, dos días y una noche, en doblegar al animal, que apenas ofreció resistencia. Empleó cinco arpones y ciento cincuenta y una balas, y resultaron dañados el timón y la hélice de su embarcación. La goleta tuvo que ser remolcada por un barco de línea hasta el puerto donde unas cinco mil personas acudieron a admirar aquella captura. Se creyó que aquel pacífico e inofensivo ejemplar de una especie desconocida en aquel lugar se trataba del mayor pez del mundo.


La goleta siendo remolcada a puerto con la captura amarrada a babor (2).


Las autoridades conminaron a Thompson a deshacerse del tiburón por razones sanitarias y de orden público. El patrón no sabía qué hacer con el cadáver. Su intención era conservarlo, pero no sabía cómo, y para ello contactó con el Museo Smithsonian de Washington que se ofreció a estudiarlo y a colaborar en su montaje, resolviéndole el problema. Para supervisar los trabajos de desollado, que varias personas llevarían a cabo de forma initerrumpida, el museo envió al taxidermista Julian S. Warmbath, un preparador de Boston de origen alemán que había participado como fotógrafo en la expedición al Polo Norte de 1899-1901 del explorador Robert Stein. Consigo llevó quince barriles de formol además de otros productos químicos. Durante los días de espera previos a la llegada del taxidermista se le pidió a Thompson que aplicara al exterior de la piel salmuera y formalina. Aunque el tiburón ballena es una especie que se alimenta básicamente de plancton, las crónicas afirman que su estómago contenía un pez de 1.500 libras (3), una sepia, un pulpo, y abundantes restos de coral y otras materias sólidas. Los trabajos de montaje, que se realizaron en Miami, concluyeron al cabo de cinco meses. Thompson estaba obsesionado con tenerlo concluído coincidiendo con la llegada de los turistas invernales.


Thompson posando introducido en la boca del tiburón (2).


Una vez disecado Carl G. Fisher, un millonario de Indianápolis de la industria del automóvil que aquel mismo año había establecido su segunda residencia en Miami (4), amigo de Thompson, lo convenció para colocarlo sobre una plataforma del recién construído ferrocarril y trasladarlo hasta Indianápolis, su ciudad natal, cruzando el país de sur a norte, simplemente para demostrar a sus incrédulos amigos que el ejemplar era auténtico. Como se aprecia en la primera fotografía, Thompson inscribió en la plataforma el peso del tiburón, 30.000 libras, y su longitud, 45 pies (5), y añadió "Copyrighted Chas. Thompson" con el propósito de obtener ingresos derivados de la venta de las tarjetas postales que miles de curiosos adquirirían. Durante el verano de 1913 Thompson lo expuso a lo largo de la costa este de los Estados Unidos, llegando hasta Atlantic City y Chicago. Pocoi tiempo después creó un museo en un barco de mayor tamaño, el Tamiami, donde además del tiburón exponía otros especímenes disecados, tales como peces martillo, espada, sierra, vela o ángel, delfines, un tiburón tigre, una raya, una barracuda, o un gran pulpo, y recorrió de forma itinerante los puertos fluviales del norte del país. Un ejemplo del éxito del museo de Thompson lo encontramos en agosto de 1919 en Monongahela, donde durante dos días lo visitaron unas 20.000 personas. Un incendio acabaría con el tiburón en 1922.


El tiburón recién pescado sobre una plataforma ferroviaria (2).


Charles Thompson (1873-?), hijo del farero del Cabo de Florida, fue el primer guía de pesca de la región. Reconocido pescador profesional que trabajó para el Royal Palm Hotel de Miami, afamado por sus grandes capturas, contó entre sus clientes con presidentes del país y adinerados hombres de negocios como John Jacob Astor o William Vanderbilt.


Thompson posando junto a su tiburón en una tarjeta postal.


Notas y créditos.-
(1) Imagen propiedad de Library of Congress.
(2) Estas fotografías fueron tomadas por Joseph N. Beck, que vendió los negativos a Charles T. Brooks, el cliente que contrató el chárter a Thompson. Brooks envió copias de las imágenes a E. W. Gudger, profesor de Biología en el State Normal College de Greensboro, Carolina del Norte, que las reprodujo en su artículo The Natural History of the Whale Shark publicado en 1915 en la revista científica Zoologica.
(3)  680 kilos.
(4) En breve Fischer se convertiría en el creador y promotor de Miami Beach.
(5) Unas 13'6 toneladas y unos 13'7 metros. El ejemplar tenía además un perímetro de poco más de siete metros y su piel un grosor alrededor de 7 centímetros.


© All rights reserved. ® Reservados todos los derechos.
Taxidermidades, 2019.


Bibliografía:
---  A 30.000 pound fish , en Maine Woods, vol. 37, nº 16, Phillips, 12 de noviembre de 1914.
---  Battle with monster fish last thirty-nine hours , en The Daily Republican, Monongahela, 9 de agosto de 1919.
E. W. Gudger  The Natural History of the Whale Shark. Rhincodon typus Smith , en Zoologica, vol. 1, nº 19, The Society of the Zoological Park, Nueva York, marzo de 1915.

Recursos.-
Artículo La "Ballena de Malm", el único ejemplar de ballena azul disecado en el mundo en Taxidermidades. 
Artículo Imágenes curiosas de traslados de grandes ejemplares disecados en Taxidermidades.