El Museo de Historia Natural de Londres.

Fachada del Natural History Museum de Londres (fotografía de David Iliff).

Retrato de Sir Hans Sloane.
El irlandés Sir Hans Sloane (1660-1753) fue médico, naturalista y consumado coleccionista. Siendo niño se interesó por la Historia Natural. Se licenció en Medicina y más tarde se doctoró en Física. Ingresó en la Royal Society en 1685. Dos años más tarde aceptó el puesto de médico personal del entonces Gobernador de Jamaica. Tras quince meses de estancia en la colonia regresó a Londres con centenares de plantas y animales. Durante su estancia en Jamaica probó una bebida curativa local hecha a base de cacao, que consideró "nauseabunda". Mezcló el cacao con leche y azúcar y patentó su fórmula, que luego vendió a los hermanos Cadbury. Aunque su primer uso fue medicinal, el éxito del chocolate con leche, permitió a su creador una vida holgada (1). Sloane fue el sucesor de Isaac Newton en la Presidencia de la Royal Society, puesto que ocupó entre 1727 y 1741. A su muerte, su colección llegó a los 80.000 objetos y libros, no sólo de Historia Natural, sino también antigüedades, manuscritos, cuadros, etc. Su testamento establecía que su colección sería donada al Estado.

Hall principal del Museo (fotografia de Floriel).
La dimensión de tan ingente colección obligó al Parlamento Británico a redactar en diciembre de 1753 un Acta de urgencia por la que se fundaba el British Museum. El Estado de forma simbólica pagó 20.000 libras por la colección y adquirió por otras 20.000 libras la casa Montagu, una espaciosa mansión del siglo XVII situada en Bloomsbury, destinada a albergar la colección. El Museo abrió al público el 15 de enero de 1759 con tres departamentos, el de Libros Impresos, el de Manuscritos y el de Producciones Naturales y Artificiales.

En 1881, la falta de espacio obligó al British Museum a trasladar su colección de Historia Natural a una nueva ubicación, la actual, en Cromwell Road, South Kensington, a un característico edificio de terracotta que se construyó entre 1873 y 1880. El traslado se acabó en 1882. En total fueron 97 días de trabajo y 394 viajes de carros con caballos. A partir de entonces su nombre oficial fue el de British Museum (Natural History). La primera guía del museo se editó en el año 1883. En 1963 se convirtió en un museo con personalidad propia. En 1986 absorbió el vecino Museo Geológico. En el año 1992 adoptó el nombre oficial de Natural History Museum. Finalmente, en 2009 se abrió al público el Darwin Center, un edificio anexo de diseño que alberga las oficinas, espacio expositivo y algunas decenas de millones de especímenes, principalmente la colección botánica y los especímenes sumergidos en alcohol. El espacio central del edificio Darwin lo ocupa el llamado Cocoon, una gigantesca pupa.

La réplica de ballena azul rodeada de esqueletos de mamíferos marinos (foto del  NHM).

Entre las piezas más destacadas cabe mencionar a Dippy, el esqueleto de 32 metros de largo de Diplodocus carnegii que se encuentra en el Hall de entrada, una de las nueve réplicas que a partir de 1905 se repartieron entre diversos museos del mundo. La original se encuentra en el Carnegie Museum of Natural History en Pittsburgh (Estados Unidos). En el museo londinense quizá lo más destacable sea su colección de fósiles. Otro icono es el esqueleto, y la réplica que la acompaña, de ballena azul. El esqueleto mide 25 metros, pesa 10 toneladas y data de 1934. La réplica se terminó en 1938, mide 28,3 metros y se cuenta que durante su construcción los trabajadores dejaron abierta una trampilla para introducirse en la ballena y poder esconderse a fumar en los descansos (2). También se cuenta que, antes de cerrar la trampilla se introdujo una guia telefónica y algunas monedas a modo de cápsula del tiempo. En el Darwin Center nos encontramos a Archie, un calamar gigante de 8 metros de longitud que se pescó en las Islas Malvinas en 2004 y que se conserva sumergido en un tanque acrílico con una solución de formalina y sal.

La vitrina de los colibries, de estilo victoriano (foto del  NHM).
La Taxidermia está poco presente. La encontramos en las dos salas de mamíferos ubicadas en el ala izquierda del edificio: la sala-pasillo donde están los mamíferos medianos y pequeños, y la gran sala donde además de los esqueletos de mamíferos marinos y de la réplica de ballena azul se exponen un elefante, un rinoceronte, una jirafa, un hipopótamo, un ciervo y otros mamíferos de mayor tamaño. Una sala contigua alberga los peces, los anfibios y los reptiles. Ahora ya en el ala derecha, llegamos a la sala donde se exponen unas cuantas vitrinas de estilo victoriano con una muestra de aves disecadas y anatomía ornitológica. De entre ellas destaca la vitrina de los colibries. Muchas de las vitrinas, junto con su contenido, fueron destruídas durante los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial. En el piso superior se encuentra la sala de los primates donde Guy, un gorila de 240 kilos que habitó durante treinta años en el zoo de la ciudad, nos espera sentado. Realmente, en el Museo de Londres no encontramos un trabajo de taxidermia emblemático, como sucede en otros grandes museos.

Lionel Walter Rothschild cabalgando sobre una tortuga.
El museo tiene una subsede en la ciudad de Tring, a unos cincuenta kilómetros al noroeste de Londres. El Museo de Historia Natural de Tring cuenta con seis galerias que albergan la colección que reunió el excéntrico Lionel Walter Rothschild, uno de los miembros de la conocida familia de banqueros. La colección comenzó con el regalo al Segundo Barón de Rothschild, con motivo de su vigésimoprimer cumpleaños, de dos casas rurales que rápidamente se atestaron de objetos de Historia Natural. A Lionel W. Rothschild se le podía ver cabalgando sobre una tortuga o en un carro tirado por cebras. Tras su muerte en 1937, Rothschild legó su colección, la mayor acumulada jamás por una sola persona, al British Museum. Constaba de cientos de miles de especímenes y de una biblioteca con 40.000 libros. En el año 1970, la colección ornitológica de South Kensington, de medio millón de especímenes, se trasladó a Tring. La Taxidermia se encuentra mejor representada en Tring que en South Kensington.

En la actualidad el Museo de Historia Natural de Londres alberga más 70 millones de especímenes: 61 millones de animales (32 millones de insectos), 9 millones de fósiles, medio millón de rocas y minerales, 5.000 meteoritos... La biblioteca del museo ofrece 750.000 libros, 25.000 publicaciones periódicas, 75.000 mapas, 10.000 manuscritos y supone, además, la tercera mayor colección de arte del Reino Unido formada por 350.000 grabados, dibujos originales y pinturas.

Vídeo oficial con un Tour Virtual por el N.H.M. (3'37") (en inglés).
 


Nota.-
(1) No obstante, Hans Sloane no fue el inventor del chocolote. Una bebida fabricada con cacao endulzado con azucar de caña y mezclada con productos aromáticos europeos como el clavo o la canela, ya se tomaba a mediados del siglo XVI en el Virreinato de Nueva España (actual México) con fines medicinales.
(2) Otro ejemplar de ballena azul, en este caso el único de esta especie disecado en el mundo, el conocido como la Ballena de Malm (1866), alberga un salón con mesa y bancos en su interior al que en determinadas ocasiones se puede acceder a través de su mandíbula articulada. Se expone en el Museo de Historia Natural de Gotemburgo, Suecia.


© All rights reserved. ® Reservados todos los derechos. 
Taxidermidades, 2013.

 
Bibliografía:
John Thackray y Bob Press  Nature's Treasureshouse. A History of the Natural History Museum , Ed. N.H.M., Londres, 2001.
Natural History Museum. Souvenir Guide , Ed. Natural History Museum, Londres, 2006.

Recursos:
Web del Natural History Museum de Londres.
Web del Natural History Museum de Tring.