La "Ballena de Malm", el único ejemplar de ballena azul disecado en el mundo.

La Ballena de Malm en el Museo de Gotemburgo, en la actualidad (1).

La conocida como Ballena de Malm, expuesta en el Museo de Historia Natural de Gotemburgo, Suecia, es el único ejemplar de ballena azul (Balaenoptera musculus) que se ha disecado en el mundo. Se trata de un ejemplar joven, que sólo pesaba unas 25 toneladas y medía unos 16 metros (2), que quedó varado en las rocas de la bahía de Askim el 29 de octubre de 1865. En la actualidad se habría intentado liberarla, pero en aquella época los pescadores Carl Hansson y Olof Larsson la arponearon de acuerdo con el pensamiento de la época. La ballena murió desangrada al cabo de pocas horas.


La ballena en la rampa del astillero de Lindholmen. Fotografía de W. A. Malm.

El rorcual fue adquirido por unos 1.500 riksdaler (3) por el adinerado comerciante y político James Dickson, que encargó al taxidermista August Wilhelm Malm, que trabajaba en el Museo de Historia Natural de Gotemburgo, y con quien se asoció, su preparación. Malm procedió a tomar las medidas de la ballena el 31 de octubre y dos días después algunas barcazas y un par de vapores intentaron remorcarla, sin conseguirlo. Finalmente el 4 de noviembre un vapor de gran tamaño consiguió trasladarla, escoltada por un centenar de pequeñas embarcaciones, hasta una rampa del astillero de Lindholmen. Allí fue desollada por una cuadrilla de peones carniceros y fue también allí donde se construyó la estructura de madera que se cubriría con la piel curtida. A Lindholmen acudieron a ver la ballena unas 7.000 personas que reportaron una recaudación de 1.700 riksdaler. Algunos pudieron degustar asado de carne de ballena.

Traslado de la ballena por las calles de Gotemburgo en 1918.

El corazón, los pulmones y otros órganos fueron conservados en alcohol. Surgieron numerosas dificultades para adaptar y clavar la piel al bastidor, y para disimular una brecha de poco más de un metro por sesenta centímetros de ancho. Como se puede apreciar en las fotografías, el maniquí de madera se dividió en tres partes desmontables, y en su interior se habilitó un salón con mesa, bancos de madera y revestimiento de las paredes de tela de color beige y azul con estrellas doradas, impresa a mano. A dicho salón interior se accedía abriendo la mandíbula superior, articulada mediante bisagras (4).

La entrada de la ballena al nuevo edificio del Museo de Historia Natural.

Malm finalizó el montaje de la ballena en marzo de 1866. El coste total de los trabajos ascendió a unos 15.000 riksdaler, que fueron asumidos en buena parte por el propio Malm. El taxidermista, donaría su participación al Museo de Historia Natural a cambio de algunas condiciones con las que pretendía recuperar los gastos desembolsados, como emprender una gira de dos años para exhibirla en Gotemburgo, Estocolmo, Londres, París, Hamburgo y Berlín y otras grandes ciudades del continente, y de cuyos ingresos él recibiría una tercera parte de los beneficios.

Obreros moviendo una sección de la ballena.

Recién terminada la ballena se mostró por vez primera en mayo de 1866 en Gotemburgo. El mecanismo de apertura de la mandíbula todavía no estaba a punto. El primer día fue admirada por unos seiscientos visitantes que pagaron un riksdaler cada adulto y medio los niños. En tan solo dos semanas ya se habían cubierto la mitad de los gastos de montaje. En total, unos 20.000 gotemburgueses pasaron por caja. Durante el verano la ballena se expuso en Estocolmo coincidiendo con la Exposición de la Industria, en un pabellón de madera construido a propósito próximo a la plaza de Carlos XIII, donde hasta el mes de agosto la vieron 36.482 curiosos.

La Ballena de Malm dispuesta para ser ensamblada.

Tras su periplo europeo la ballena fue definitivamente instalada en una sala del recién creado Museo de Historia Natural (5), en el edificio que había sido sede de la Compañía de las Indias Orientales en el Stora Hamnkanalen (6) de Gotemburgo, donde permaneció hasta 1918, fecha en que se trasladó al recién construido nuevo edificio del Museo de Historia Natural en Slottskogen.

Encaje de las tres secciones.

En un principio los visitantes del Museo podían entrar al interior de la ballena, pero se cuenta que alrededor de 1920 se descubrió a una pareja haciendo el amor, y que a partir de entonces se decidió limitar las ocasiones en las que se permitía el acceso al salón. En la actualidad la mandíbula sólo se abre con motivo de actividades especiales o del Día Mundial de las Ballenas (7). Otro hecho curioso es que durante la Guerra de Invierno de Finlandia de 1939 los ingresos provenientes de las entradas de los visitantes se destinaron a colaborar en la financiación de la campaña militar del país vecino.

Tarjeta postal del Museo de Historia Natural de Gotemburgo.

Fotografía de 1946 de visitantes tomando café en el interior de la ballena.


El taxidermista Wilhelm August Malm.
August Wilhelm Malm nació el 23 de julio de 1821 en Lund, Suecia, donde estudió. Con diecisiete años se trasladó a Copenhague para estudiar Zoología. Un año y medio después, en 1840, se incorporó al Departamento de Zoología del Museo de Historia Natural de Gotemburgo. Entre 1843 y 1844 volvió a retomar sus estudios, que finalmente dejaría inacabados por no poder pagarlos. En 1848 se convirtió en el primer taxidermista del Museo, llegando años más tarde a Conservador Jefe de las colecciones. En 1865 Malm acometió el trabajo de montaje de la ballena azul. En 1869 impulsó la sociedad ornitológica Sällskapet Småfåglarnas Vänner, la primera entidad conservacionista que se fundó en Suecia. Además de numerosos artículos científicos sobre vertebrados, en 1877 publicó Göteborgs och Bohusläns fauna. Ryggradsdjuren. Charles Darwin contactó con Malm para interesarse por su investigación sobre cómo se trasladaba el ojo del rodaballo de un lado a otro durante la época de desove. Malm falleció en Gotemburgo el 5 de marzo de 1882. August Wilhelm Malm tiene el privilegio de ser uno de los escasos taxidermistas cuyo apellido está vinculado a una de sus obras.


La Ballena de Malm en la actualidad, con la mandíbula abierta.

 
Vídeo del Museo  de Gotemburgo sobre la Ballena de Malm (2'41", en inglés)




Notas y créditos.-
(1) Imágenes y vídeo propiedad del Göteborgs Naturhistoriska Museum.
(2) Un ejemplar adulto ronda los 25 metros y sobrepasa las 100 toneladas.
(3) Unidad monetaria sueca vigente entre 1777 y 1873.
(4) Existen algunas anécdotas de sucesos acontecidos en el interior de otros especímenes de gran tamaño. Por ejemplo, la del banquete que en 1817 se celebró dentro de la estructura de Parkie, el elefante hembra del Museo de Historia Natural de París. O bien, la de los trabajadores que en 1938 construían la réplica de la ballena azul del Museo de Historia Natural de Londres, que accedían durante los descansos al interior de ésta a través de una trampilla para fumar a escondidas.
(5) El Museo de Historia Natural de Gotremburgo se fundó en 1861. Es el museo más antiguo de la ciudad.
(6) Gran Canal del Puerto.
(7) Se celebra el 19 de febrero.


© All rights reserved. ® Reservados todos los derechos.
Taxidermidades, 2017.


Bibliografía:
August Wilhelm Malm  Monographie Illustrée du Baleinoptère trouvé le 29 octobre 1865 sur la côte occidentale de Suède , P. A. Norstedt et fils, Estocolmo, 1867.

Recursos:
Artículo sobre la Ballena de Malm en Wikipedia (en sueco).
Artículo sobre August Wilhelm Malm en Wikipedia (en sueco).
Página web del Museo de Historia Natural de Gotemburgo sobre la Ballena de Malm (en inglés).