Charles Darwin, taxidermista y coleccionista.

Charles Darwin.
Charles Darwin (1809-1882), conocido naturalista inglés, precursor junto a Alfred Wallace de la Teoría de la Evolución, y autor entre otras obras de Origen de las especies por medio de la selección natural o conservación de las razas en su lucha por la existencia (1859) y de Viaje de un naturalista alrededor del mundo a bordo del S.M. Beagle (1839), también practicó la Taxidermia.

A continuación, transcribo algunos fragmentos donde descubrimos una de sus aficiones y, además, comprobamos su preocupación por el destino de su colección.

En su Autobiografía (1876)  Darwin escribe: 
"Oí a Audubon pronunciar algunas interesantes conferencias sobre las costumbres de los pájaros norteamericanos, despreciando algo injustamente a Waterton. A propósito, en Edimburgo vivía un negro que había viajado con Waterton y que se ganaba la vida disecando pájaros, cosa que hacía excelentemente: me daba lecciones que yo pagaba, y acostumbraba a reunirme con él a menudo, ya que era un hombre muy agradable e inteligente."  
El personaje que enseñó Taxidemia a Darwin en la Universidad de Edimburgo no fue otro que John Edmonstone (1), un esclavo negro liberado originario posiblemente de Demerara, la Guayana Británica, donde había trabajado en la plantación de Charles Edmonstone, suegro del excéntrico y adinerado naturalista Charles Waterton (2). Waterton, un personaje que había heredado una plantación de azúcar en la Guayana Británica, se había casado con Anne, la hija de Edmonstone, y habría enseñado a John, todavía esclavo, a montar pájaros. John Edmonstone acompañaría a su amo en uno de sus viajes a la metrópoli y, ya liberado, se instaló en Edimburgo, en el número 37 de Lothian Street, una casa a pocos metros de donde vivían Charles Darwin y su hermano Erasmus, y efectivamente se ganaba la vida ejerciendo como taxidermista, disecando aves para el Museo de Historia Natural de la Universidad e impartiendo clases de Taxidermia a los estudiantes. Con diecisiete años Darwin se había instalado en 1825 en Edimburgo para estudiar Medicina y aquel primer invierno, entre febrero y abril de 1826, acordó con Edmonstone tomar clases a razón de una guinea a la semana. Se cuenta que las historias sobre su vida en la plantación, la selva y los exóticos animales salvajes que Edmonstone regalaba a su pupilo, además, cómo no, de la lectura de Wanderings, el exitoso y recién publicado libro de Waterton con sus andanzas en América, quizá fueran las que despertaran al joven Darwin su interés por la exploración y el conocimiento.


John Edmonstone enseñando a Darwin a disecar (3).

Antes de trasladarse a Edimburgo, Darwin había comprado en Londres un ejemplar de The Naturalist's Pocket-Book para utilizarlo durante los paseos que a partir de octubre de ese año preveía dar junto a su hermano Erasmus. Efectivamente, durante los domingos los hermanos Darwin recorrían las orillas del estuario del río Forth recolectando especímenes y anotando sus hallazgos en un cuaderno. Durante el siguiente curso Charles se convertiría en un miembro activo de las sociedades de estudiantes naturalistas y continuaría recogiendo muestras en las orillas de la ría. Aquel libro, escrito por el naturalista y coloreador profesional de grabados de Historia Natural George Graves, fue uno más de los que influyeron en la formación de Darwin, e incluía, además de descripciones y clasificaciones animales, vegetales y minerales, instrucciones sobre cómo disecar toda clase de especímenes zoológicos. El texto de Graves, promovía además el método científico y reproducía a modo de ejemplo algunas páginas del cuaderno de campo del propio autor, con anotaciones de datos ordenados en columnas, detalle que se suele destacar como algo que animaría a numerosos naturalistas, como hizo Darwin durante sus paseos, a ir anotando siempre en una libreta observaciones y descripciones. En cuanto a la preparación de animales, el libro de Waterton incluía también instrucciones sobre cómo disecar aves. Ese par de volúmenes, el de Waterton y el de Graves, y la coincidencia de que Edmonstone, el preparador del museo de la Universidad,  hubiera convivido en América con el excéntrico de Waterton y el hecho de que además tuviera su domicilio cerca de la residencia estudiantil de los Darwin, facilitó que el joven Charles se aproximara y practicara la Taxidermia.

Prosiguiendo con su Autobiografía, al referirse a su viaje en el Beagle, Charles Darwin escribe: 
 "Otra de mis ocupaciones era recoger todo tipo de animales; hacía una breve descripción y disecaba groseramente muchos de los que procedían del mar, (...)".
En una carta desde el Beagle en Río de Janeiro, a John Stevens Henslow, profesor de Botánica de la Universidad de Cambridge, de fecha 18 de mayo de 1832, Darwin comenta: 
"Una gran fuente de duda es mi total ignorancia respecto a si anoto los hechos que conviene o si son lo suficientemente importantes como para interesar a los demás. La única cosa en la que no puedo fracasar es en la de coleccionar."
 En relación al destino de las colecciones, Darwin escribe, un poco desalentado, a Henslow:
"No he progresado mucho con las personas importantes. Veo que, como usted me dijo, todas ellas están abrumadas por sus propios asuntos. (...) Está claro que los coleccionistas sobrepasan tanto en número a los verdaderos naturalistas que estos últimos no tienen tiempo que perder.
Ni siquiera veo que las Colecciones se interesen por acoger los especímenes sin nombre. El Museo Zoológico está casi lleno y más de un centenar de especímenes permanecen sin montar. Me figuro que el British Museum los acogería, pero, por lo que oído, no puedo sentir ningún gran respeto ni siquiera por la actual situación de dicho establecimiento. Su plan va a resultar no sólo el mejor, sino el único; es decir, me acercaré a Cambridge, ordenaré y agruparé las diferentes familias y luego esperaré hasta que las personas que ya están trabajando en diferentes ramas puedan necesitar especímenes…"
Una carta de Darwin a su esposa, fechada en 1844, comentaba que había finalizado el esquema de su trabajo sobre el Origen de las Especies, y especificaba cómo se debía proceder en caso de que él muriera repentinamente. En esa carta también habla del destino de sus colecciones: 
"Puedes ceder el resto de las colecciones de historia natural a cualquier museo donde las acepten…".

Ejemplares de la colección Darwin, conservados en el Museo de Cambridge (4).

Notas y créditos.-
(1) Charles Waterton (1782-1865), viajero y naturalista inglés, terrateniente y ejemplo del explorador excéntrico, escribió Wanderings in South America the North-West of the United States, and the Antilles, in the years 1812, 1816, 1820, and 1824. With Original Instructions for the Perfect Preservation of Birds, and c. for Cabinets of Natural History. Waterton merece que hablemos de él en otro artículo.
(2) Los esclavos tomaban el apellido de su amo.
(3) Fotografía de Mark Pallen obtenida en su blog The Rough Guide to Evolution. La imagen original es obra de Viktor Yevstafiev y se expuso en el Museo Estatal Darwin de Moscú en 2008. 
(4) Fotografía del autor.


© All rights reserved. ® Reservados todos los derechos. 
Taxidermidades, 2012.


Bibliografía:
Charles Darwin   Autobiografía y cartas escogidas  (ed.  de José M. Sánchez Ron),  Biblioteca 30 Aniversario,  Alianza, Madrid, 1997. 
George Graves  The Naturalist’s Pocket-Book, or Tourist’s Companion: being a brief introduction to the different branches of Natural History: with approved methods for collecting and preserving the various productions of Nature , W. and S. Graves, Londres, 1817. 
Charles Waterton  Wanderings in South America the North-West of the United States, and the Antilles, in the years 1812, 1816, 1820, and 1824. With Original Instructions for the Perfect Preservation of Birds, and c. for Cabinets of Natural History B. Fellowes, Londres, 1828. 

Recursos:
Artículo Charles Waterton: biografía de un taxidermista excéntrico. "A Nondescript"  en Taxidermidades.
Artículo "The Naturalist's Pocke-Book" de George Graves en Taxidermidades.
 Darwin y la Teoría de la Evolución, Documental de 52 minutos (en español) de la cadena de televisión Arte.