"Taxidermy" (2013), libro de fotografías reunidas por Alexis Turner.


Fotografía a doble página, ejemplo del uso publicitario de ejemplares disecados (1).

"Las 337 imágenes de Taxidermy son ingeniosas e inmaculadas, con todo lo que conlleva un taller de taxidermia, con su polvo, humos, hedor, vísceras y decadencia. Este libro es un caramelo para la vista (...) que tiene sentido porque Alexis Turner es el fundador de London Taxidermy, un negocio que suministra artefactos de historia natural a, entre otros clientes, las industrias de la moda y del cine. (...).
   La intención declarada de Turner es la de conmemorar la taxidermia en el siglo XXI como "un producto con potencial de marketing" que atrae "la atención de los medios y el éxito comercial"."
 
El texto anterior pertenece a la crítica que Melissa Milgrom escribió para la sección dominical de libros del The New York Times, que se publicó el 8 de diciembre de 2013. Taxidermy (2013, Thames and Hudson) se trata pues de un libro ilustrado, muy bien editado, de 255 páginas, que además de publicarse en Inglaterra y los Estados Unidos se tradujo al francés y al alemán. Milgrom lo desliza sutilmente. Alexis Turner, propietario de un negocio que fundó a mediados de los años noventa, por cierto con una muy bella y extensa exposición, conocedor de la fuerza que la Taxidermia adquiere cuando se la fotografía, decidió reunir en este volumen imágenes de museos de todo el mundo, colecciones y domicilios privados, tiendas y escaparates, de ejemplares disecados empleados en el negocio del arte y de la moda y en la publicidad, combinándolas con otras de piezas de venta en su establecimiento de Wimbledon, e incluyendo -no podía ser de otra manera- fotografías de un establecimiento histórico competidor suyo como el parisino Deyrolle.
 

Ejemplos de animales con deformaciones (2).

"Un caramelo para la vista". No lo negaré. Entré para curiosear hace un par de años en una librería berlinesa especializada en Arte de la Burgstrasse, próxima al puente Friedrichsbrück que conduce a los turistas a la Isla de los Museos, y salí de allí con tres volúmenes, los otros eran Cabinets of Wonder de las francesas Christine Davenne y Christine Fleurent, publicado originalmente en francés en 2011, e igualmente hipnótico, y The Breathless Zoo. Taxidermy and the Cultures of Longino de Rachel Poliquin. Taxidermy comienza con una introducción al mundo de la Taxidermia, que recorre sucintamente su historia, su geografía, y algunas de las tendencias que han ido surgiendo. Los capítulos agrupan las imágenes de museos, de interiores de residencias, las antropomórficas y zoomórficas, las de monstruos y deformaciones, las comerciales y las de arte y moda. Breves textos introducen cada capítulo y los pies de foto son descriptivos. No obstante ello, a mí me pasó, el lector no podrá evitar pasar por vez primera todas las páginas del libro reparando únicamente en las fotografías; el texto se tendrá en cuenta solamente a partir de la segunda hojeada. 


Comedor de Aynhoe Park, Oxfordshire, una casa de campo inglesa alquilable para eventos (3).

Cubierta del libro.

Créditos.- Las imágenes incluídas en el libro y que ilustran esta reseña son propiedad de sus autores:
(1) Fotografía de Chris Turner para la revista Plaza Watch (www.christurnerphotography.co.uk).
(2)  A la izquierda un cerdo recién nacido con ocho patas, disecado alrededor de 1890, fotografiado por Simon Pask. En la página de la derecha un rincón del Hunterian Museum de la Universidad de Glasgow. Imagen de la propia  Universidad.
(3) Fotografía propiedad de Aynhoe Park.



© All rights reserved. ® Reservados todos los derechos.
Taxidermidades, 2017.




Bibliografía: 
Melissa Milgrom  Stuffed animals. Taxidermy , en Sunday Book Review, The New York Times, Nueva York, 8 de diciembre de 2013. 
Alexis Turner  Taxidermy , Thames and Hudson, Londres, 2013.