Giovanni Pietro Olina. Su "Uccelliera" de 1622: instrucciones taxidérmicas.

Giovanni Pietro Olina (1585-1645?)  fue filósofo, teólogo, doctor en leyes y naturalista. De su biografía se conoce muy poco. Apasionado por la caza desde muy joven, tras haberse licenciado en Siena en letras, teología y filosofía, se trasladó a Roma donde sabemos que sirvió en la corte del Marqués Cassiano dal Pozzo. Más tarde se trasladó a Novara, donde fue nombrado canónigo de la catedral y donde murió en enero de 1645.

Portada de la primera edición.
Su obra Uccelliera. Overo discorso della natura, e proprietà di diversi uccelli, e in particolare di que' che cantano con il modo di prendergli, conoscergli, alleuargli, e mantenergli, editada por Andrea Fei en Roma en el año 1622, es uno de los primeros tratados ornitológicos conocidos. Su primera edición presentaba XI+81+XII páginas, e incluía 93 grabados obra de Francesco Villamena y del reconocido pintor y grabador florentino Antonio Tempesta. Es el mismo autor quien nos avisa que los grabados han sido rediseñados por el romano Vincenzo Leonardi pintor "di casa Dal Pozzo" durante más de treinta años y, a su vez, discípulo de Tempesta, su maestro. Por esa razón, diversas copias del libro presentan abundantes variantes iconográficas. Olina dedica su obra al "Señor Caballero" piamontés Cassiano dal Pozzo, político, diplomático y reconocido amante de las artes y de las ciencias, quien encargó este catalógo ornitológico como regalo para el príncipe romano Federico Cesi, fundador de la Accademia dei Lincei. Además, esta obra cuenta con el "privilegio" eclesiástico del Papa Gregorio XV. Escrita en poco más de un año, esta obra se inspira en otra bastante menor titulada Canto degl' Augelli de Antonio Valli da Todi (Roma, 1601). La Uccelliera está considerada como un trabajo preparatorio de un más extenso trabajo ornitológico que Cassiano Dal Pozzo estaba preparando y que Leonardi debería ilustrar.

Desde el punto de vista taxidérmico, este tratado de principios del Barroco incluye, al final del libro, un apartado titulado Modo de curtir las pieles para diversos usos en el que el autor nos alecciona en algunas preparaciones. Las repasamos.

Olina advierte que no deberá haber pasado demasiado tiempo tras la muerte del pájaro, y que tampoco servirán aquellos que se encuentren en época de muda de la pluma.
La "operación" será preferible hacerla en época de luna menguante. Se hará un corte longitudinal desde el centro del pecho, a la altura de "la unión con las alas" y hasta la cola. Se tirará con los dedos con paciencia, descarnando y cortando los nervios. "Lo realmente asombroso de Olina es que algunas de sus instrucciones son más avanzadas que las de otros naturalistas, un siglo más tarde."Se separarán los huesos de las extremidades del resto del cuerpo. La cabeza, si es pequeña, se podrá dejar, se descarnará por el pico. Se espolvoreará con mirra, tanto el interior de la cabeza, como el de la piel, que luego se volverá.
El autor comenta que de este modo suele servir para aquellos que quieran el pájaro como modelo para algún trabajo, o para adornar algún estudio. En este caso, se deberá rellenar con algodón, con la que se podrá dar forma al tronco, y acomodar las alas y las patas con hilo de cobre.
Olina da algunas otras instrucciones para quienes quieran dar otros usos a la piel (cobertores, guantes o manguitos). Entre estas instrucciones recomienda el uso del hilo de seda, el uso de cola hecha a base de harina, el secado a la sombra, a resguardo de la Tramontana, etc.
En el curtido de algunas pieles (cisnes, buitres o cigüeñas) el autor usa vinagre en el que se ha disuelto algo de sal común y alumbre de roca. De ese curtido se podrán aplicar varias capas, según las necesidades de la piel a preparar.

Comparándolas con las primeras instrucciones que Belon escribe en su Histoire de la nature des oyseaux (1555), éstas son algo más detalladas. Rehúsa el uso de sal, salvo para el líquido curtiente, y desuella completamente el ave, en vez de eviscerarlo solamente.

Lo realmente asombroso de Olina es que algunas de sus instrucciones son bastante más avanzadas que las que algunos naturalistas facilitaron un siglo más tarde. A saber, la forma de desollar o la fórmula de curtido.

La obra de Giovanni Pietro Olina se reeditó en los años 1684, 1838 (sin grabados), 1939 y 1959. Para la redacción de este artículo he utilizado una reedición facsímil del año 2000.


© All rights reserved. ® Reservados todos los derechos. 
Taxidermidades, 2012. 


Bibliografía: 
Giovanni Pietro Olina  Uccelliera. Overo discorso della natura, e proprietà di diversi uccelli, e in particolare di que' che cantano con il modo di prendergli, conoscergli, alleuargli, e mantenergli, nº 1 de la colección Rariora et Mirabilia, Ed. Leo S. Olschki, Florencia, 2000. 

Recursos: