"Rogue Taxidermy" o "Taxidermia engañosa".

En el Musaeum Tradescantianum de Londres según su catálogo se exhibía a mediados del siglo XVII un grifo, criatura legendaria mitad águila mitad león. El Jackalope, la liebre con cornamenta, es una marca registrada en 1965 en el estado de Wyoming, y allí la tienen como algo muy norteamericano, reclamo y negocio, pero sus orígenes se remontan al siglo XVI centroeuropeo, también en forma de leyenda con el nombre de Wolpertinger, aunque las primeras evidencias taxidérmicas de montajes de liebres con cuernos ensamblados son del siglo XIX, unas creaciones que debieron llegar a los Estados Unidos con la emigración alemana. Un caso parecido es el de las sirenas, cuyo origen más lejano es la representación de una deidad asiria de hace 3.000 años, que tuvo continuidad en la Antigua Grecia, y así hasta hoy, cuando las sirenas siguen protagonizando algunas historias, y cuyos primeros testimonios claros de montajes parataxidérmicos se remontan también a mediados del siglo XIX en Japón, donde algunos pescadores las confeccionaban empleando el torso de monos y la parte trasera de algún pescado y las vendían, frecuentemente a viajeros occidentales. Numerosos museos exponen en la actualidad algunas de aquellas sirenas, aunque la más famosa fue sin duda la Sirena de Fiji que expuso a partir de 1842 en su Museo de Nueva York el empresario del espectáculo P. T. Barnum.

Goth Griffin (2004) de Sarina Brewer (1).

En 2004 tres artistas de Minneapolis, Estados Unidos, Sarina Brewer, Scott Bibus y Robert Marbury se reunieron y bautizaron aquello que creaban como Rogue Taxidermy, el título de su primera exposición colectiva, que en español sería algo así como Taxidermia engañosa. Brewer, licenciada en Bellas Artes, lo describe en su web como una "revolución" o un "movimiento" de "arte pop surrealista caracterizado por esculturas de técnicas mixtas que contienen materiales convencionales relacionados con taxidermia, pero que se utilizan de una manera no convencional". Pecando quizá de cierta inmodestia, y posiblemente con la intención de reivindicarse y arrogarse cierto liderazgo, y con evidentes objetivos mercadotécnicos, Brewer afirma que "la introducción de la Rogue Taxidermy creó una tendencia en el mundo del arte que cambió la percepción y los supuestos, no sólo en galerías, sino también en la estética contemporánea". Sigue: "No se requiere que el resultado sea una dimensión tridimensional figurativa del cuerpo de un animal, puede ser abstracto". Consciente de que su novedoso arte se asimila a aquello que casi siempre ha existido en Taxidermia, la creación de nuevas criaturas a partir de restos de animales reales, Brewer acepta que el lebrílope o Jackalope encajaría en su Rogue Taxidermy, pero niega que deba limitarse a la confección de animales ficticios, mitológicos o fantásticos, o montajes antropomórficos, éstos últimos en los que se emplea la piel de un único animal, pero donde éste se representa imitando actitudes humanas. La repercusión mediática de la primera exposición de este trío de Minneapolis, que fue portada de la sección de arte del New York Times, propició la puesta en marcha de una página web y de una asociación de artistas de ese ámbito. E insiste Brewer que "a través del poder de internet, la filosofía MART [Minessota Association of Rogue Taxidermy] se ha extendido por todo el mundo en una moda similar que reúne a fanáticos, practicantes y predicadores". Y prosigue con afirmaciones del mismo tenor: "La Rogue Taxidermy ha cambiado (sic) la forma en que los estadounidenses perciben la taxidermia. La taxidermia ya no está relegada a pabellones de caza boscosos ni a casas o caminos rurales polvorientos. Lo que una vez fue visto como inculto, ahora está en su cénit y la taxidermia habita en los establecimientos de comidas más modernos de Manhattan".

Sirena de origen japonés del British Museum (2).

Y los tres artistas de Minneapolis, preocupados por extender su "movimiento", a nuestros ojos menos novedoso de lo que ellos mantienen, se lanzaron a afianzarlo. Como el lector podrá comprobar en la enciclopedia más consultada de internet, incluso añadieron un apartado en el artículo Taxidermy (3) donde describen su Rogue Taxidermy. Además, en un mundo en evolución en el que la Taxidermia es un arte para algunos dificilmente entendible, quizá y sobre todo por su parcial relación con el mundo de la caza, Brewer se apresura a justificar que su arte es ético y que sólo emplean animales domésticos, de granja, o fallecidos accidentalmente, y que lo suyo se basa en el reciclaje. 

En alguna ocasión he escrito que la Taxidermia es muy poderosa visualmente. En el artículo que dediqué precisamente al Jackalope hace ya algunos años, señalaba, aunque tangencialmente y sin negarla ni condenarla, la evidencia de esa picaresca de artistas contemporáneos que se sirven de la Taxidermia para adquirir notoriedad. Y añadía a continuación que "esas creaciones de animales mitológicos o inexistentes han sido para muchos taxidermistas una travesura que hemos practicado en alguna ocasión y que, desde sus principios, siempre se ha dado en la historia de la Taxidermia: montar las alas o patas de ave a un mamífero, o la cabeza de un mamífero a un ave, o combinar varios animales para crear otro".

Misfit Cow (1997) de Thomas Grünfeld (4).

Artistas contemporáneos que emplean la Taxidermia en sus obras se cuentan por decenas. El alemán Thomas Grünfeld comenzó a exponer sus creaciones animales que claro, fueron polémicas, allá por 1990. Entre los más actuales citemos al escocés Charles Avery, que ha expuesto alguna serie con trabajos de este orden; y a la inglesa Polly Morgan, posiblemente la más reconocible, que desde 2006 ha venido exponiendo sus esculturas taxidérmicas. No tengo noticias de que éstos se hayan inscrito en el movimiento Rogue. En fin, todo es Taxidermia, todo es respetable, ninguna novedad.



Créditos:
(1) Fotografía publicada por New York Times.
(2) Imagen propiedad de The Trustees of British Museum.
(3) A fecha de hoy, un artículo a todas luces deficiente.
(4) Fotografía obtenida en la web Artnet.


© All rights reserved. ® Reservados todos los derechos.
Taxidermidades, 2018.

Recursos:
Página web de Sarina Brewer.
Artículo El "jackalope", "Wolpertinger" o lebrílope en Taxidermidades.
Artículo Sirenas, criaturas legendarias y "reales". La "Sirena de Fiji" en Taxidermidades.

Artículo Taxidermia antropomórfica, parte 1. Hermann Ploucquet en Taxidermidades.