El Abad Manesse, autor del primer tratado de Taxidermia.

El abad Denis Joseph Manesse nace en Landrecies (Nord, Francia) en 1743. Fue canónigo en la abadía de Saint-Jean-des-Vignes de Soissons, y párroco y prior de Branges o, según otras fuentes, de Beaugies-sous-Bois (Oise). Ejerció la medicina gratuitamente y con éxito hasta el fin de sus días, lo que le valió la obtención de dos pensiones del rey Luis XVI. Tras el triunfo de la Revolución, marchó a Alemania y luego a Rusia. Ingresó como miembro en la Academia de Erfurt en 1795 y en la Academia Imperial de San Petersburgo en 1801. Vuelve a Francia tras la primera restauración, en 1814, y reprende sus trabajos como naturalista. Falleció en el castillo de Soupir (Aisne) -ahora destruido-, propiedad de su amigo M. de La Villeurnois, el 24 de septiembre de 1820.

Abadía de Sant Jean-des-Vignes de Soissons.

Él mismo escribe en su Traité sur la manière d'empailler et de conserver les animaux, les pelleteries, et les laines (1787) que su interés por la Historia Natural lo tiene desde su primera juventud y que, en el momento de escribir esta obra, contaba con más de veinte años de experiencia en la preparación de animales. Y es precisamente su Traité sur la manière d'empailler el que está considerado como el primer tratado de Taxidermia conocido. Hasta esa fecha sólo se habían publicado artículos en revistas, cartas, algún capítulo o párrafos sueltos, o los libros publicados se limitaban a dar unas instrucciones básicas para las primeras preparaciones de los animales que debían ser enviados a Europa desde otros continentes. Louis Dufresne, jefe del laboratorio de Taxidermia del Museo de París, en el año 1803 afirma:  
“Parece que los ingleses y los holandeses no tienen, en su lengua, obra alguna que trate sobre la forma de montar los animales con algunos principios. En 1801, no estábamos más avanzados que ellos. (...) Solamente teníamos la obra del abad Manesse, pero la duración de los procedimientos que indicaba espantaba a aquéllos que deseaban formarse en la taxidermia."
Aunque Dufresne -como otros autores posteriores- no aprueba los métodos de taxidermia de Manesse, destaca sus servicios a la Ciencia por sus observaciones sobre las costumbres de los animales, y sobre todo destaca su colección de huevos de aves “etiquetada con gran precisión” y recolectados por él mismo. Dufresne relata que Manesse, con cuarenta y cinco años, trepaba a los árboles más altos con la ayuda de dos ganchos sujetos a unas botas destinadas para ese uso, y de una cincha con la que sujetaba su cuerpo al árbol. En 1789 tenía gran número de notas sobre nidos y huevos de aves. Dufresne dice que Manesse se decidió a publicarlas [en 1791], con dibujos de todos los huevos que conocía. Encargó dibujar muchos y encargó hacer 3 ó 4 planchas o grabados, pero la Revolución “nos privó de esa obra". Tras esa época –continua Dufresne- Manesse dedicó el tiempo de su larga emigración a nuevas e interesantes investigaciones sobre el mismo tema. Finalmente, en 1817 presentó sus manuscritos y sus dibujos al Instituto (?), “y todos los naturalistas esperan impacientemente su publicación”. Su manuscrito Oologie, ou description des nids et des oeufs d'un grand nombre d'oiseaux d'Europe, avec l'histoire, de leurs moeurs et de leurs habitudes, fruto de cuarenta años de observaciones, y adornado de elegantes dibujos (algunas planchas ya se habían tallado), y la colección de huevos, fue conservada por sus herederos. Esta obra quedó inédita.

El Traité  sur la manière d'empailler, de XVI+193+III páginas, sin grabados, tiene un tamaño de 10,5x17 cm. El autor dedica el libro a  Monsieur Daubenton, doctor en Medicina, miembro de la Académie des Sciences, de la Société Royale de Médecine, de la de Agricultura, Profesor de Mineralogía en el Collége Royal y Conservador del Gabinete del Rey. Esta obra fue examinada y aprobada por la Académie Royale des Sciences el 30 de agosto de 1786, lo que certifica el Marqués de Condorcet en fecha 4 de septiembre de 1786. Por lo tanto, se imprimió bajo ese privilegio. 

El libro de Manesse no se reeditó. Un traductor anónimo [“G.B.V.”] lo publicó en Italia en 1788, completándolo con los métodos del taxidermista Michele Spirito Giorna (1741-1809), especialista en aves. Georg Bekker Pistorius (1799) cita una traducción al alemán atribuida al Dr. Reinecke, editada por Waltershausen. José Mariano de Conceiçao Veloso, uno de los primeros naturalistas brasileños, tradujo y adaptó este tratado, y lo publicó en Lisboa en 1800 bajo el título Naturalista instruido nos diversos methodos antigos, e modernos de ajuntar, preparar, e conservar as produçoes dos tres reinos da natureza, colligido de differentes authores. 

El contenido del Traité lo abordaremos en un segundo artículo que consagraremos a profundizar en la obra del abad Manesse.


© All rights reserved. ® Reservados todos los derechos. 
Taxidermidades, 2012.


Bibliografía:
Louis Dufresne   Taxidermie , en Nouveau Dictionnaire d'Histoire Naturelle, apliquée aux Arts , tomo XXI, Ed. Deterville, Paris, 1803.