Louis Dufresne, jefe del laboratorio de Taxidermia del Museo de París.

Louis Dufresne nació en Champien, una aldea de la Picardía francesa, el 18 de enero de 1752. Ornitólogo y disecador, en 1793, fecha oficial de creación del Museo de Historia Natural de París, continuador del Jardin Royal des Plantes, Dufresne fue nombrado ayudante-naturalista y jefe de los trabajos zoológicos -jefe del laboratorio de Taxidermia- del Museo. Fue el responsable de clasificar y ordenar las colecciones de vertebrados e invertebrados.

El elefante Hans montado por Dufresne y su compañero Desmoulins en 1803 (1).

El ambiente que se respiraba en aquel laboratorio lo revivimos gracias al testimonio de Louis-François Jauffret, que lo describió en su Voyage au Jardin des Plantes (1798):
   "Fuimos inmediatamente al almacén de los depósitos, y vimos, de paso, el laboratorio donde trabajan dos hombres hábiles, donde uno, el ciudadano Desmoulins, se ocupa de disecar los cuadrúpedos y las aves que se colocarán en las galerias; y el otro, el ciudadano Dufresne, se ocupa de preparar los insectos de manera que puedan conservarse en los cajones del gabinete. Su trabajo no es mecánico. Precisa de profundos conocimientos de historia natural para dar, a cada animal muerto, la fisionomía que tenía en vida. A veces una pata al aire, una mirada lateral, la dirección de la cabeza, son valiosos caracteres a conservar. La variedad, en las posiciones de los animales, puede dar por si misma un aire de vida a las galerias de historia natural; y ese aspecto va más allá de alabar su nombre y el talento del ciudadano Desmoulins. Vimos, con gran interés, un mono que tenía que preparar de la manera más animada. El cuerpo en su conjunto era tan expresivo, que lo creímos vivo. Fue él quien montó el león, que ha conservado toda su majestuosidad. Lo vimos en el almacén de los depósitos, afecto al local del laboratorio. Ese enorme almacén contiene un gran número de cuadrúpedos que, teniendo en cuenta que recobrarán la vida de manos del ciudadano Desmoulins, pronto adornarán las galerias superiores del gabinete. Allí observamos, entre otros objetos curiosos, la piel de la jirafa, aún sin montar, aunque pronto lo será; y el gran mandril, que murió en el zoológico poco tiempo antes que el león."

Especialista en malacología, al quedar ciego el naturalista Jean-Baptiste Lamarck en 1819, éste encomendó a Dufresne la tarea de identificar los especímenes del Museo. El trabajo más llamativo durante su etapa en el Museo de París fue en 1803, conjuntamente con su compañero Desmoulins y algunos ayudantes, el montaje del elefante indio Hans, un ejemplar que el ejército de Napoleón había confiscado en 1795 en Holanda y que durante algunos años vivió en la ménagerie del Jardin des Plantes.

Cubierta de Taxidermie (1820).

Ese mismo año 1803 apareció el Nouveau Dictionnaire d'Histoire Naturelle para el que Dufresne escribiría el artículo Taxidermie, de gran influencia en la historia de la Taxidermia, que popularizó ese término recién creado, y también la receta del exitoso jabón arsenical de Jean-Baptiste Bécoeur, que hasta hacía poco tiempo se había mantenido en secreto. Precisamente fue un sobrino de Bécoeur, que trabajaba en el Museo de París a las órdenes de Dufresne, quien reveló la fórmula a su jefe, y éste a su vez, a su amigo el naturalista François Marie Daudin (2), que en 1800 la publicaría en su Traité d'Ornithologie. En ese tratado que, como reconocía el propio autor en la introducción del libro, había contado con la inestimable colaboración de Louis Dufresne en la redacción del capítulo dedicado al disecado de aves, también apareció por vez primera el término Taxidermia, lo que nos genera la duda de si tal afortunada invención cabe atribuírsela a Dufresne, a Daudin o, porqué no, a un tercero que desconocemos. El Nouveau Dictionnaire se reeditó en 1819 y Dufresne apenas modificaría el artículo. Al año siguiente la editorial publicaría el texto en forma de extracto con el título Taxidermie ou l’art de préparer et de conserver la dépouille de tous les animaux, pour les Musées, les Cabinets d’Histoire Naturelle, etc. Las ciento dos páginas de extensión de Taxidermie se convirtieron así en un tratado que tuvo un éxito sobresaliente, que fue traducido a varios idiomas, además de servir como inspirador para futuros manuales.

Dufresne, que fue miembro de la Sociedad de Historia Natural de París, de la Academia de las Ciencias y las Artes de Burdeos, y de la de Lille, fue condecorado en 1829 con la Legión de Honor francesa. Louis Dufresne fallecería el 11 de octubre de 1832 a causa de una enfermedad pulmonar. Tras su muerte, a modo de homenaje apareció un texto laudatorio en Annales du Muséum en 1833. El texto no es muy largo y creo que vale la pena traducirlo y transcribirlo íntegro. Es el siguiente:
   "Durante el año que ha finalizado, el Museo de Historia natural ha sufrido crueles pérdidas que lamentar.
    El mundo ilustrado los conoce, y los nombres de Laugier, de Sérullas, del gran Cuvier, de Portal, son suficientes para darlos a conocer a la audiencia. Permítasenos, sin embargo, añadir a esta dolorosa lista un hombre cuya carrera fue menos brillante, pero cuyo  talento y celo también han contribuido, durante más de cuarenta años, al embellecimiento del Museo.
   Luis Dufresne, ayudante-naturalista de malacología, jefe de los trabajos zoológicos del Museo de Historia natural, nació en Champien, departamento de Somme, el 18 de enero de 1752. Se sintió interesado desde la infancia por un irresistible gusto por el estudio de la historia natural: para entregarse a ello abandonó el hogar familiar en cuanto la edad se lo permitió. Fue, de todos modos, una manera de aliviar a sus padres, con una numerosa familia a su cargo, que fuera él el llamado a apoyarla por derecho de nacimiento, algo respetable en este caso.
   Sus amigos le oyeron a menudo hablar con ternura sobre la módica suma que su educación le había costado a su padre. Algunos meses pasados en la escuela de su pueblo natal predispusieron su mente para adquirir poco después los medios necesarios para vivir honorablemente en este mundo.
   "Amaba vivamente tanto las artes como las ciencias, y sentía y apreciaba las producciones con el más delicado tacto."Se preocupó por obtener algún beneficio. Cuando aún ni soñaba con las producciones de la naturaleza, sin embargo comenzó, desde su más tierna juventud, colecciones que fue incrementando durante cincuenta años al precio de sus desvelos y de todas sus economías y que, en 1818, fueron adquiridas por la villa de Edimburgo, que en la actualidad forman el Museo. La bella conservación de sus colecciones, el orden que reina en todas sus secciones, son admirados en Inglaterra. Tuvieron, en Francia, fijada la atención de los sabios, y colmaron al señor Dufresne de testimonios honorables de satisfacción por parte de numerosos soberanos de Europa.
   En junio de 1793 el señor Dufresne obtiene en el Museo de Historia natural la plaza de ayudante-naturalista, que ocuparía hasta su muerte. Pronto se le confió la dirección de los laboratorios de zoología, y el crecimiento rápido y constante de nuestras colecciones demuestra la actividad con la que asistió a los profesores del establecimiento. Sus trabajos no se limitaron a la preparación; rindió grandes servicios en la clasificación de animales invertebrados que conocía perfectamente, y su disposición no solamente aportó a la ciencia, podríamos añadir el gusto de artista valioso hacia una colección vasta y pública. En efecto, amaba vivamente tanto las artes como las ciencias, y sentía y apreciaba las producciones con el más delicado tacto. Formó numerosos alumnos con su personalidad benévola, amable, inherentes a él tanto como su reputación. A él le debemos una Memoria bastante difundida, titulada Taxidermie, publicada por primera vez en el Dictionnaire d'Histoire naturelle de Déterville, y que, después impresa con varios miles de ejemplares, y traducida a todas las lenguas de Europa, ha contribuído poderosamente a difundir el gusto por la historia natural en el mundo entero, dando a conocer los más ingeniosos y seguros procedimientos para preparar y conservar los animales de todos los géneros.
   En una Memoria muy interesante sobre los balanus y las tubicinelas, insertada en los Annales du Muséum d'Histoire naturelle, dio a conocer el modo de desarrollo y crecimiento de estos animales.
   Numerosas misiones del Museo, que el cumplió con tanta inteligencia como celo, le procuraron nuevas amistades allí donde fuera. Enviado a Londres en 1802, trajo canguros vivos, hasta entonces desconocidos en Francia.
   En 1829 recibió, siendo ministro el señor de Martignac, la condecoración de la Legión de Honor, y fue especialmente sensible a esta gracia que no había solicitado. Fue la debida recompensa por sus honorables servicios que no consiguió más que aumentar su celo y su actividad, a pesar de que los años se acumulaban en tan venerable persona, que jamás menguaron. Conservó hasta el último momento el gusto, las costumbres y el fuego de la juventud.
   Deja manuscrito un texto biográfico sobre el célebre viajero Levaillant, amigo íntimo suyo; la publicación de este escrito honraría igualmente a uno como a otro.
   La fuerza de su constitución y la vivacidad de su espíritu eran motivos de esperanza para su familia y sus numerosos amigos al ver en él el ejemplo de la más feliz longevidad. Ese deseo se truncó en unos instantes. El señor Dufresne sucumbió, el 11 de octubre de 1832, debido a los accesos de una perciciosa fiebre que se le declaró tras una neumonía. Tenía 81 años."

Huevo de Alca Impennis perteneciente a la colección de Dufresne.

Dufresne llegó a reunir una notable colección privada de Historia Natural. El capitán Thomas Brown, otro personaje destacable en la historia de la Taxidermia, que en 1840 sería nombrado conservador del Museo de Manchester, en el prefacio de su libro nos relata que fue él quien se encargó personalmente de viajar desde Edimburgo a París en el año 1819 y acordar la compra de la "espléndida colección para el College". Brown escribió de Dufresne que fue "uno de los mejores naturalistas de Europa". La colección, que compró Brown para la Universidad de Edimburgo por encargo del profesor Robert Jameson en una subasta en París por unas 2.500 libras, constaba de 1.600 aves, 12.000 insectos, 5.000 conchas, 2.000 fósiles, algo más de 800 huevos "cuidadosamente clasificados", además de mamíferos, corales, estrellas de mar, etc. William Swainson escribió en 1840 en A Treatise on Taxidermy que "el Edinburgh College Museum es admirable y precisa ser visitado, por la belleza y perfección de sus especies, y por su disposición. Está compuesto por la colección del señor Dufresne, que fue ofrecida y rechazada inicialmente por el British Museum". En la actualidad, según Jessie M. Sweet, la colección se encuentra en el Royal Scottish Museum. El hombre de negocios, político y naturalista Benjamin Delessert enriqueció su numerosa colección malacológica -alcanzó los 150.000 ejemplares- comprando en 1833 a la familia la que hasta el día de su muerte había acumulado Dufresne.

Creo preciso subrayar que Louis Dufresne no debería ser confundido con el naturalista Jean-Nicolas Dufresne Saint-Léon (1747-1812) que en 1785 se enroló en el Astrolabe, que junto al Boussole iniciaría una expedición promovida por Luis XVI y que, dirigida por Jean-François de La Pérouse, debía explorar el Pacífico e intentar la circunnavegación de la Tierra. Un buen número de biografías no los distinguen y embarcan erróneamente a nuestro Louis Dufresne en aquel viaje.


Notas y créditos.-
(1) Grabado a partir de un dibujo de Nicolas Maréchal para Illustrations de la Ménagerie du Muséum National d'Histoire Naturelle  (1808), obra de Bernard de Lacépède y Georges Cuvier.
(2) Se tiene constancia de que en 1804, poco después de la prematura muerte meses antes de su amigo, Dufresne intercedió ante Lacépède para que el Museo adquiriera por 90 francos los 140 tarros de vidrio con la colección de serpientes, anfibios, lagartos y peces de Daudin.



© All rights reserved. ® Reservados todos los derechos.
Taxidermidades, 2015.

Bibliografía: 
---  Notice sur M. Dufresne, Aide-Naturaliste du Muséum , en Nouvelles Annales du Muséum d'Histoire Naturelle, Tomo 2, Roret, París, 1833.
Louis Dufresne   Taxidermie , en Nouveau Dictionnaire d’Histoire Naturelle, tomo 21, Deterville, Paris, 1803.
Louis Dufresne   Taxidermie , en Nouveau Dictionnaire d'Histoire Naturelle, tomo 32, Deterville, París, 1819.
Louis Dufresne Taxidermie ou l’art de préparer et de conserver la dépouille de tous les animaux, pour les Musées, les Cabinets d’Histoire Naturelle, apliquée aux Arts, etc. , Deterville, Paris, 1820.
Louis-François Jauffret   Voyage au Jardin des Plantes  ,  Ch. Houel, París, 1798.
William Swainson  A Treatise on Taxidermy , en Taxidermy, Bibliography, and Biography , Lardner’s Cabinet Cyclopaedia of Natural History, vol. 126, Longman, Orme, Brown, Green, Longmans, and Taylor, Londres, 1840. 
Jessie M. Sweet  The collection of  Louis Dufresne (1752-1832) , en Annals of Science, nº 26, 1970.

Recursos:
Artículo "Taxidermie", el influyente tratado de Louis Dufresne en Taxidermidades.
Artículo El periplo del elefante "Hans" en Taxidermidades.
Artículo El naturalista Daudin, el primero en emplear el término "Taxidermia" en Taxidermidades.
Artículo El origen de la palabra "Taxidermia" en Taxidermidades.
Artículo El jabón arsenical de Bécoeur en Taxidermidades.
Artículo Bécoeur: apuntes biográficos de un personaje clave en la historia de la Taxidermia en Taxidermidades.
Artículo El Museo Nacional de Historia Natural de París en Taxidermidades.