Henry Wichers Inchumuk, uno de los últimos taxidermistas norteamericanos de museo.

Diorama del lobo gris, uno de los mejores trabajos de Inchumuk (1).


Henry C. Wichers Inchumuk está considerado como uno de los últimos grandes taxidermistas norteamericanos de museo. Nació en Russell, Kansas, el 22 de junio de 1921. Fascinado ya de niño por la naturaleza, se cuenta que a la edad de ocho años hizo sus primeras tentativas para preparar algunos animales, como con un gavilán que él mismo cazó. La familia Wichers vivía entonces en el sur de Louisiana. Con catorce años aprendería formalmente Taxidermia tras abonarse al curso por correspondencia de la famosa Northwestern School of Taxidermy de Omaha, Nebraska, una escuela que enseñaría a disecar a centenares de miles de alumnos de los Estados Unidos. La crisis de los años treinta obligaría a la familia Wichers a regresar a Kansas, donde el cabeza de familia reabrió su negocio de fotografía. Henry trabajaría como aprendiz con Elmer Johnson, un taxidermista comercial de origen sueco.

Durante el verano de 1939, tras graduarse en la escuela secundaria,  Henry marchó con su padre a Denver, Colorado, con fotografías de sus montajes y algunas pequeñas esculturas, con el propósito de entrevistarse con los responsables del Museo de Denver, que se encontraron con un joven que apuntaba maneras pero falto de formación superior. Aprovechó además su estancia en la ciudad para mostrar su trabajo a Coloman Jonas, propietario de la emblemática Jonas Brothers Taxidermy, que quedaría impresionado y con quien mantendría el contacto. La muerte en accidente del padre de Henry precipitaría que Jonas, con quien el joven había trabado amistad, le ofreciese trabajar con él con el propósito de que la empresa tuviera continuación (2) y ofreciéndole además la posibilidad de que se matriculara en la Universidad. Henry Wichers no aceptó la oferta. No quiso comprometerse. Más que el dinero le atraía la idea de convertirse en taxidermista de museo, su sueño de infancia.


Diorama del manatí, terminado por Inchumuk en 1969 (1).

Al comenzar la Segunda Guerra Mundial Winchers se incorporó al ejército donde se le encomendó la tarea de montar aves y mamíferos para decorar los clubes de oficiales y suboficiales y las salas de los soldados. Finalizada la contienda asistió a las clases del doctor Robert J. Niedrach, ornitólogo del Museo de Naturaleza y Ciencia de Denver. Henry mostraría algunos de sus trabajos a su profesor y al doctor Alfred Marchall Bailey, director del Museo, tras lo cual sería becado como militar veterano por la Universidad de Denver, para estudiar un curso de formación en museos en la Universidad de Iowa, el único lugar donde se impartía. A su vuelta a Denver en 1947 se incorporaría a la plantilla del Museo de la ciudad como taxidermista jefe con un sueldo de unos 300 dólares mensuales. Con el tiempo a su cargo cambiaría de denominación y se le añadirían responsabilidades, taxidermista jefe y conservador de mamíferos, y finalmente conservador de la sección de escultura y recreación de la vida silvestre. Durante aquel periodo realizó algunas expediciones por todo el mundo con el propósito de obtener ejemplares, a Australia, Nueva Zelanda, las Islas Galápagos, América del Sur, África y en numerosas ocasiones a Alaska. También filmó animales en su hábitat natural con el propósito de reproducirlo en dioramas y engrosar el archivo de la institución. Mantuvo su puesto en el Museo de Denver a lo largo de 33 años hasta su jubilación en 1981, y su trabajo sería reconocido en numerosas ocasiones. Su producción museística fue de 41 esculturas y 105 mamíferos enteros, sólo entre sus trabajos de mayor talla.

Henry C. Wichers Inchumuk (3).
Tras retirarse vivió en Oregón, Arizona y finalmente en Hot Springs, Dakota del Sur, y siguió preparando aves y mamíferos y modelando esculturas que fundiría en bronce. Interesado en la historia y en la forma de vida de los nativos norteamericanos, como ellos cultivó su respeto por la Tierra y por todos los seres que la habitan. De hecho, fue a causa de un suceso durante una expedición a Alaska en 1957, en la que tras veinte horas aislado en una placa de hielo junto a un grupo de cazadores fue rescatado por un grupo de indígenas esquimales -sus salvadores gritaban "Inchumuk, Inchumuk" el nombre de un compañero fallecido-, cuando adoptó el sobrenombre de Inchumuk, que mantendría orgulloso durante el resto de su vida, y por el que más se le conoce. En 2007 recibió un premio por su trayectoria, el primero de esa categoría que entregaban los organizadores de los Campeonatos Mundiales de Taxidermia. Henry C. Wichers Inchumuk fallecería días antes de cumplir los 91 años, el 16 de junio de 2012, a causa de un derrame cerebral mientras se sometía a un tratamiento contra el cáncer. Con su esposa Melody tuvo tres hijos y dos hijas.

Vídeo biográfico Henry Wichers Inchumuk Lifetime Award (2007, 9'59", en inglés) (4).

 


Créditos.-
(1) Imágenes propiedad del Museo de Naturaleza y Ciencia de Denver.
(2) Coloman Jonas había fundado Jonas Brothers Taxidermy en 1908 junto a su hermano John, y a la empresa se incorporaron poco después Louis Paul, Leslie y Guy. En 1930 John, Louis Paul y Leslie abrieron Jonas Brothers Studios en Nueva York, y es precisamente en 1939 cuando Guy, el hermano menor, se traslada a Seattle para abrir una nueva Jonas Brothers.
(3) El retrato de Henry Wichers Inchumuk es el facilitado por su familia a McColley’s Chapel de Hot Springs. La biografía se ha compilado de la facilitada por la familia a McColley’s Chapel y de la recogida en el vídeo Henry Wichers Inchumuk Lifetime Award (ver siguiente nota).
(4) Vídeo producido y realizado por Larry Blomquist y Ken Edwards con motivo del Premio a la Trayectoria concedido durante el Campeonato Mundial de Taxidermia del año 2007.


© All rights reserved. ® Reservados todos los derechos.
Taxidermidades, 2018.


Recursos:
Página web del Museo de Naturaleza y Ciencia de Denver.