Joan Grau-Bassas Torà.

Portada de Nociones de Taxidermia (1849).
No disponemos de mucha información acerca de la biografía de Joan Grau-Bassas Torà, el primer autor español que publicó un manual de taxidermia. Miembro de una familia de farmacéuticos y médicos, su padre, Josep Grau-Bassas tenía su botica en el número 10 de la calle del Carmen de Barcelona, donde permaneció entre 1831 y 1836, y más tarde en la calle Santa Ana esquina con Canuda. El primogénito, Josep Miquel Grau-Bassas Torà, asimismo boticario, tras el traslado del padre permanece como titular de la botica familiar de la calle del Carmen. Josep Miquel se trasladaría a las Islas Canarias a principios de los años cincuenta. Otro hermano de Joan, Agustí Grau-Bassas Torà, médico y cirujano, cambió de domicilio en tres ocasiones en veinte años. Se estableció primero en la calle Baños, más tarde en la calle Sant Pau, y finalmente en el número 5 de la calle Santa Ana. Finalmente, Joan Grau-Bassas Torà, nuestro protagonista, que había nacido en Barcelona en 1819, seguramente el menor de los hermanos, aparece en la Guía General de Barcelona de 1849 y de 1854 como médico-cirujano, con domicilio en la calle del Carmen número 10, justo donde su hermano mayor regentaba la primigenia botica familiar.

La taxidermia había sido una afición que, desde el siglo XVII, habían practicado en toda Europa farmacéuticos, médicos, cirujanos y más tarde catedráticos de historia natural. Joan Grau-Bassas Torà, médico cirujano e hijo de boticario, con dos hermanos mayores, uno boticario y otro médico, encaja en ese perfil. Desconocemos si hubo otros miembros de su familia aficionados a la práctica de disecar animales. En 1835 el naturalista Mariano de la Paz Graells iniciaría sus clases de Zoología y Taxidermia en la Real Academia de Ciencias Naturales y Artes de Barcelona, pero desconozco si Grau-Bassas, que contaba 16 años en esos momentos, se encontraba entre sus alumnos. Es posible que sus primeros contactos con la taxidermia los tuviera en la misma botica familiar, donde posiblemente formularan y vendieran el jabón arsenical de Bécoeur, de uso bastante difundido en esa época. En el año 1844, Joan Grau-Bassas publicó Método para aprender francés, lo que nos persuade para especular con que el conocimiento de ese idioma le hubiera facilitado el acceso tanto a obras de reconocidos naturalistas franceses -que como veremos, cita- como de otras donde pudiera aprender la técnica taxidérmica.

En el Diccionario biográfico y bibliográfico de escritores y artistas catalanes del siglo XIX la referencia a Juan Grau-Bassas es breve:
   "GRAU BASSAS (D. Juan). Nació en Barcelona en 1819. Escribió los siguientes trabajos: "Arte de embalsamar las aves y demás animales", Barcelona, 1845, un vol. en 8º y un atlas; "Memoria sobre las aguas de Argentona y San Hilario", Barcelona, 1843; "Método para aprender francés", Barcelona, 1844; "Vida de Espartero", Id. id. en colaboración de un A. Cardeñosa; "Memoria sobre el cólera morbo"; "Manual popular de los medios para conocer la sofisticación de las substancias alimenticias", y "Deberes de los trabajadores y los fabricantes ó medios para asegurar su bienestar", Barcelona, 1848."
En el párrafo anterior, no aparecen datos biográficos, sólo la fecha y el lugar de nacimiento; ni tampoco su publicación más conocida, Nociones de Taxidermia (1849). Sí aparece, en cambio, una obra titulada Arte de Embalsamar las aves y los demás animales (1845). Ese mismo año 1845 -nos lo cuenta él mismo en su manual- intentó preparar una foca usando un líquido preservativo que empleaban "varios preparadores de Inglaterra y París", pero sin ningún éxito:
   "En el mes de abril del año 1845, preparé una Foca pescada en Villanueva y Geltrú (Cataluña) á los veinte dias de muerta, época en que ya había entrado en putrefaccion, y ensayando este proceder obtuve los resultados indicados".
Pliego con nueve láminas perteneciente a Nociones de Taxidermia.

En la página 133 de Nociones de Taxidermia, en un anexo sobre el embalsamamiento humano que lleva por título Nuevo proceder para embalsamar los cadáveres sin mutilación, el autor escribe:

   "Los métodos que aquí presento, para la embalsamacion é incorruptibilidad de los cadáveres, son el fruto de muchos ensayos que he practicado tanto en los de los racionales, como en los de los brutos. Los que sigan dichas prácticas, tendrán la satisfaccion de ver sus preparados, con el mismo aspecto y calidades que conservan los que acaban de expirar.
Con esto creo satisfacer dos obligaciones, la que me impuse cuando publiqué las Nociones de Taxidermia, y la otra para expresar los sentimientos de gratitud que conservo á los numerosos suscritores que me han favorecido."
No he encontrado ni referencias ni ejemplares de una edición anterior de Nociones. Sí hay, en cambio, referencias, aunque no se localizan ejemplares, de su Arte de Embalsamar. En el prólogo de Nociones de Taxidermia, donde en su portada podemos leer que ha sido "aprobada por los Señores Catedráticos de Historia Natural de esta Universidad, D. Cipriano de Uribarri y D. Antonio Sánchez Comendador", Grau-Bassas nos da algunas pistas más:

   "Aficionado desde mis primeros años á la historia natural y absorto con las producciones de la naturaleza, me dediqué más bien por aficion que por estudio riguroso, en mis pocas horas de vagar, á la diseccion y conservacion de varios animales; esto y el haberme familiarizado con algunos estrangeros de quienes aprendí ciertos métodos especiales, me ha proporcionado tal cual instruccion en este arte absolutamente indispensable para la formacion de gabinetes; mereciendo en mi concepto tanto mérito un périto disecador, como un cumplido demostrador de historia natural, pues bien sabido es cuanto contribuyó á la gloria del sublime y jóven Plinio Francés el sencillo Duvanton [Daubenton o D'Aubenton]."
Al conocimiento del contenido del tratado Nociones de Taxidermia dedicaremos un artículo aparte en Taxidermidades. 

Los escasos detalles biográficos de los fragmentos anteriores nos muestran a un joven Grau-Bassas que se aficiona a la taxidermia, posiblemente aprendiendo con la práctica y que, además, conoce a extranjeros que le enseñan algunas técnicas. En esa época, políticamente España se divide entre carlistas e isabelinos y, aunque la Primera Guerra Carlista no llega a Barcelona, Grau-Bassas es claro partidario de Isabel II, pues llega a escribir una biografía del general Baldomero Espartero (1844). Su afición por la historia natural queda patente por las citas a Daubenton, Milne-Edwards, Cuvier, Duméril o Blainville, todos ellos franceses, que aparecen en su manual, que además está aprobado por dos catedráticos de la Universidad de Barcelona con quienes Grau-Bassas seguramente trataba. Además, Sánchez Comendador había creado en 1845 el Gabinete de Historia Natural de la Universidad, y posiblemente Grau-Bassas hubiera preparado o surtido de especímenes al mismo. En Nociones de Taxidermia remite al lector en un par de ocasiones a la botica familiar de la calle Santa Ana número 16. Una de esas notas es la siguiente:
   "Nota.
Todos los jabones, barnices y demás sustancias que se emplean para la preparación de los cuadrúpedos; aves y demás animales, se hallarán en Barcelona, Botica de la calle de Santa Ana, num. 16, así como también los ojos artificiales."

Desde el siglo XVIII siempre había habido algún taller de fabricación de ojos de vidrio en Barcelona. A principios del XIX se podían encargar, por ejemplo, en una vidriería de la plaza de la Catedral, la actual plaça de la Seu. También el jabón arsenical de Bécoeur se podía en otros establecimientos barceloneses.

Joan Grau-Bassas no aparece en El Consultor del año 1857 como médico matriculado pero sí, en cambio, como responsable de un establecimiento de baños medicinales:

   "Grau Bassas, Juan. c. Luna, 24 .- Este establecimiento lleva el de S. Juan Bautista, y está situado en uno de los puntos más despejados de la Ciudad: en él á más de los baños comunes de agua dulce, se administran de varias clases, como son; frios, frescos, de vapor, de aguas termales, medicamentados, de encajonamiento, secos, de hidropatía, de electricidad y otros. Los precios están marcados en una tarifa que se reparte en el propio establecimiento."
Más tarde, en el Catálogo de la Exposición Industrial y Artística de Productos del Principado de Cataluña (1860), en el apartado de Instrumentos y aparatos científicos, vuelve a aparecer Grau-Bassas, ahora como ortopedista:

   "75. D. JUAN GRAU, ortopedista, Barcelona, calle del Conde del Asalto, núm. 20.- Arte de Disecar (un tomo). Un gran buho disecado por él; un instrumento para disecar los crustáceos y peces, y un vendage sin resortes."
Podemos afinar algo más el perfil y recomponer el periplo de nuestro personaje. Joan Grau-Bassas, médico, escribió tratados sobre el cólera, las aguas medicinales, la alimentación y sobre seguridad laboral. Durante un tiempo compatibilizó su profesión con su afición a las ciencias naturales y a disecar animales. Durante ese periodo, finales de los años treinta y principios de los cuarenta, trabajó junto a su hermano mayor en la botica de la calle del Carme. A partir de la segunda mitad de los años cuarenta Grau-Bassas se establecería como médico, provisionalmente o quizá en régimen de alquiler, en la calle Santa Ana. Poco después, a principios de los cincuenta, cuando su hermano Josep Miquel marchó a Canarias, volvió al establecimiento familiar de la calle del Carme. A finales de esa década regentaba en la calle de la Lluna, recién urbanizada en esa época, uno de los numerosos balnearios de tratamientos con aguas minero-medicinales, que siempre solían dirigir médicos. Finalmente, en 1860, durante la visita de la reina Isabel II a Barcelona, Joan Grau-Bassas participa en la Exposición Industrial y Artística, exponiendo su libro sobre taxidermia, un búho real disecado y un "instrumento para disecar los crustáceos y peces". Ese año regentaba una ortopedia en la calle Conde del Asalto, en la actualidad llamada Nou de la Rambla, y continuaba practicando como disecador. Finalmente, desconocemos la fecha del fallecimiento de Joan Grau-Bassas Torà.

Nociones fue el primer manual de taxidermia publicado por un autor español. El libro obtuvo una buena acogida, pues se reeditó el mismo año de su publicación. También sirvió para poner al alcance del público y de los aficionados a la historia natural los procedimientos taxidérmicos. Parece ser que la primera dedicación de Grau-Bassas fue la de médico y ortopedista, por ese orden, y que compartía el oficio con su afición a la taxidermia. Posiblemente disecara por encargo y, por lo tanto, sacara provecho económico de su afición. Desconozco si alguien o algún museo o colección conserva ejemplares preparados por él. Es posible que algunos de los especímenes de los gabinetes de historia natural de la Real Academia de Ciencias Naturales y Artes, de la Universidad, o de los pocos coleccionistas de la ciudad, fueran preparados por él. Quizá los Devesa, contemporáneos de Grau-Bassas, de quienes todavía hoy se conservan especímenes disecados, se dedicaron al oficio de taxidermista de una manera más profesional que Grau. 
 

Un hecho curioso es la existencia de un manuscrito del médico y cirujano militar Tomàs Birani Colominas titulado Arte de desollar, armar, y conservar los pájaros, fechado en la calle del Carmen de Barcelona en 1840. Precisamente en esa fecha y en esa misma calle Joan Grau-Bassas ayudaba a su hermano mayor en la botica familiar, y resulta plausible que Grau y Birani, ambos estudiantes de medicina, se conocieran y compartieran afición.

Quizá sea oportuno añadir un último párrafo dedicado a un sobrino de Joan Grau-Bassas que también practicó la taxidermia, y que posiblemente la aprendiera de su tío
durante su etapa de estudiante en Barcelona.

 

Víctor Grau-Bassas Mas.

Como hemos mencionado, Josep Miquel Grau-Bassas Torà, hermano de Joan, boticario y funcionario de Sanidad, se trasladó a Canarias en 1852. Uno de los hijos de Josep Miquel, Víctor Grau-Bassas Mas (Barcelona, 1847- Tres Arroyos, Argentina, 1918), estudió en el colegio de San Agustín de Las Palmas y más tarde medicina en París, donde se doctoró, revalidando su título en Barcelona. Regresó a Gran Canaria para ejercer como médico en el pueblo de Teror. Después de casarse, fue nombrado Médico Director de Sanidad Marítima y trasladado a la ciudad de Las Palmas. A iniciativa suya se instaló en 1874 la Cruz Roja en Gran Canaria. En esa ciudad contribuyó a fundar en 1879 el Museo Canario, un museo antropológico y arqueológico, con antigüedades y objetos de historia natural, donde fue conservador y para el que disecó numerosos ejemplares. Víctor Grau-Bassas organizó expediciones arqueológicas a yacimientos indígenas que enriquecieron el museo. En 1884 el buque francés Ville de Para naufragó en Baja de Gando. Los pescadores, que arriesgaron sus vidas para salvar a los náufragos, recibieron como recompensa los fardos que quedaron a la deriva. Grau-Bassas compró algunos de esos fardos a los pescadores, pero sus superiores le acusaron de apropiación indebida. Aquel hecho no se aclaró y, al ver su honorabilidad en entredicho, Víctor Grau-Bassas se retiró al pueblo de Teror, donde escribió Usos y costumbres de la población campesina de Gran Canaria, un libro que no se publicaría hasta 1980. En 1889 emigró en solitario a Argentina donde su amigo, paisano y también taxidermista Gabriel Garachico le proporcionó empleo como preparador en el recién creado Museo de Ciencias Naturales de la ciudad de La Plata. Tras convalidar su título de médico, la familia se volvió a reunir y Grau-Bassas ejerció como ginecólogo
en Negochea. Durante aquel tiempo mantuvo sus contactos canarios y catalanes. Desde Argentina envió objetos que enriquecerían las colecciones del museo canario, y también a la inversa.  Tras jubilarse se instaló en Tres Arroyos, donde falleció a los 71 años.


© All rights reserved. ® Reservados todos los derechos.

Taxidermidades, 2014. 


Bibliografía:
J. A. S.   El Consultor. Nueva Guía de Barcelona  , Imprenta de la Publicidad, Barcelona, 1857. 
J. A. S.   El Consultor. Nueva Guía de Barcelona  , Imprenta de la Publicidad, Barcelona, 1869.
Tomàs Birani Colominas   Arte de desollar, armar y conservar los pájaros  ,  (manuscrito),  Barcelona, 1840. 
Tomás Correa   ¿Quién fue el Doctor Grau Bassas?  , en http://www.estodotuyo.com , 09/05/2014.
Antonio Elías de Molins  Diccionario biográfico y bibliográfico de escritores y artistas catalanes del siglo XIX (apuntes y datos) , Imprenta Fidel Giró, Barcelona, 1889.
Juan Grau Bassas  Nociones de taxidermia. Manual de disecar y embalsamar los animales , Imprenta de A. Frexas, Barcelona, 1849. 
J.M.P.  Víctor Grau-Bassas (1847-1918)  , en http://www.mcnbiografias.com,  09/05/2014.
Carlos Platero   Dr. Grau Bassas  , en Las Calles de Las Canteras (XII). Breve reseña histórica  ,  http://www.miplayadelascanteras.com 09/05/2014 .
Manuel Saurí y José Matas  Manual histórico-topográfico, estadístico y administrativo, ó sea, Guia general de Barcelona  ,  Imprenta de Manuel Saurí, Barcelona, 1849.
Manuel Saurí y José Matas  Manual histórico-topográfico, estadístico y administrativo, ó sea, Guia general de Barcelona  ,  Imprenta de Manuel Saurí, Barcelona, 1854. 
Manuel Saurí y José Matas  Manual histórico-topográfico, estadístico y administrativo, ó sea, Guia general de Barcelona  ,  Imprenta de Manuel Saurí, Barcelona, 1860.
Catálogo de la Exposición Industrial y Artística de Procuctos del Principado de Cataluña , Establecimiento tipográfico de Narciso Ramírez, Barcelona, 1860. 

Recursos:
Artículo "Nociones de Taxidermia" de Joan Grau-Bassas Torà en Taxidermidades.
Artículo  Los inicios de la Taxidermia en Barcelona en Taxidermidades.