Las etiquetas comerciales de Francesc Darder. Cronología.

Tucán de pico acanalado (1).
La actividad como taxidermista y comerciante de objetos de Historia Natural de Francesc d'Assis Darder Llimona fue bastante intensa y la compatibilizó tanto con su actividad como veterinario, como con la de promotor zootécnico en campos como la cunicultura, la avicultura o la piscicultura, autor de libros, editor de revistas, conferenciante, embalsamador de cadáveres humanos, director del Parque Zoológico de Barcelona y vendedor de los más variados artículos relacionados con lo anterior como manuales, incubadoras, comederos y bebederos, termómetros y ovóscopos, productos zoosanitarios como insecticidas, ungüentos y alimentos reconstituyentes, modelos anatómicos, coronas fúnebres y material de Taxidermia y Entomología. Cursó Veterinaria en Madrid donde se licenció en 1874. De vuelta a casa trabajó en la consulta veterinaria de su padre Geroni durante un año, se casó, y en 1876 se estableció por su cuenta en la actualmente desaparecida calle de la Cadena de Barcelona.

Etiqueta correspondiente al periodo 1878-1882 (1).


Su primer establecimiento exclusivamente dedicado a Taxidermia lo inauguró en julio de 1878 en la calle Mendizábal, actual Junta de Comerç, número 20, segundo piso. Hasta aquellos momentos Darder posiblemente sólo disecara a destajo. En los años 1879 y 1880 viajó a París donde estableció contactos con Verreaux, Deyrolle y Dreyfus, todos ellos notables comerciantes de objetos de Historia Natural que se convirtirían en sus proveedores. Así pues, podemos determinar que alrededor de 1880 Darder empezó a ofrecer animales disecados procedentes de la capital francesa. Como en su condición de veterinario también importaba para su adinerada clientela animales vivos, tanto domésticos como salvajes, me atrevo a sostener que también disecaba y vendía aquellos ejemplares que fallecían en las colecciones zoológicas de sus clientes. A ese periodo corresponde tanto la etiqueta de la imagen anterior como la siguiente, de papel, adherida bajo la peana y donde Darder se calificaba como "profesor veterinario y embalsamador de toda especie de animales".

Etiqueta de 1878-1882 (2).


Camaleón (3).
En septiembre de 1882 Darder mudó su negocio de Taxidermia al número 19 de la Ronda de Sant Pau. Ahora lo situaba a pie de calle. Al año siguiente comenzó a vender especímenes y a disecar a precio convenido para el Museo Martorell de Barcelona, que años más tarde se convertirá en el Museo de Ciencias Naturales. A esa etapa corresponden las etiquetas de la imágenes siguientes, de papel, pegadas a la superficie o bajo la peana, con el nombre científico del animal escrito a mano y donde Darder aparece ahora como "naturalista".



Etiqueta del periodo 1882-1884 (3).

Etiqueta comercial de 1882-1884 (2).

En diciembre de 1884 se trasladó a los bajos del número 19 de la más céntrica calle Mendizábal, un local situado justo enfrente en donde entre los años 1878 a 1882 también ofreció sus servicios como disecador. En esta ubicación, quizá provisional, Darder permaneció sólo algunos meses. Por las referencias de prensa, fue en esta época cuando instaló en su gabinete una sección reservada de anatomía humana. No he localizado ninguna etiqueta correspondiente a ese breve periodo. Posiblemente a este periodo pertenezcan las etiquetas recortadas de la anterior etapa, como las siguientes.



Etiquetas reutilizadas posiblemente correspondientes a 1884-188 (2).


Perdiz pardilla (1).
En noviembre de 1885, menos de un año más tarde, Darder abandonó el barrio del Raval y ubicó el negocio en los bajos del número 11 de la calle Jaume I, al otro lado de la Rambla, en el barrio gótico. La tienda la bautizó como Casa Darder y a modo de soporte comercial editó a partir de enero de 1886 la revista El Naturalista. En el anuncio de contraportada del primer número Darder afirmaba que la suya era la única casa en España "proveedora de las principales Universidades, Colegios y Academias de Medicina, Institutos de segunda enseñanza, Museos antropológicos y Gabinetes de Historia Natural". Por aquella época comenzó a ofrecer a colegios e institutos lotes de colecciones zoológicas. En enero la primera constaba de 50 ejemplares a un precio estimado entre 800 y 1200 reales (4). En agosto de 1886 el mismo lote de 50 se fijó a un precio de 60 duros y se distribuía de la forma siguiente: "un cuadrumano, 2 carniceros, 3 roedores, 3 aves de rapiña, 12 pájaros, 3 trepadoras, 3 gallináceas, 6 zancudas, 3 palmípedas, 4 reptiles y 10 peces". Dos meses después Darder aumentó la cantidad de especímenes por lote, abaratando su precio y aumentando las ofertas: 150 ejemplares a 60 duros, 380 a 100 duros, 618 por 200 duros, o 1150 ejemplares por 500 duros. Y aún más en mayo de 1887: 150 ejemplares por 50 duros, 482 por 100 duros, 634 por 200, o 1265 ejemplares por 500 duros. Es de suponer que muchos de los especímenes que en la actualidad se conservan en colecciones de Historia Natural de multitud de colegios e institutos históricos se debieron comprar acogiéndose a las ofertas anteriores. A este periodo corresponden  las tres etiquetas de las imágenes siguientes, la pequeña impresa a modo de matasellos con texto en los cuatro lados; la de latón de forma ovalada, clavada sobre la peana o en el escudo de madera; y la de papel de color verde, adherida bajo la peana o madera, con texto relacionando buena parte de los servicios y productos que la Casa Darder ofrecía.

Etiqueta pequeña de papel corresponciente a 1885-1889 (2).

Etiqueta de latón corresponciente a los años 1885-1889.

Etiqueta de papel corresponciente al periodo 1885-1889 (1).

En El Naturalista Darder también anunciaba algunos ejemplares de mayor tamaño y precio como tigres de Bengala, osos, una jirafa, etc., que "le ofrecían de París", por si algún lector se interesaba por ellos. Por entonces comenzó a ofrecer esqueletos humanos enteros articulados y desarticulados, de fetos, cráneos humanos y huesos sueltos. En noviembre de 1887 concluyó una reforma de aquel mismo local de la calle Jaume I que contenía la "exposición permanente".

Anuncio de lote de 1886.
A principios de 1889, concluída la Exposición Universal de Barcelona, Darder inauguró una villa en el número 125 de la Gran Vía Diagonal, que bautizó como Museo Darder, en la que reunió tanto su domicilio como sus distintos negocios. Aquella sería la cuarta mudanza en poco más de diez años, y la última. El negocio de Taxidermia funcionaba a pleno rendimiento. En El Naturalista Darder insertaba anuncios ofreciendo empleo a disecadores y solicitando "animales vivos o muertos" para disecar. Enviaba de forma gratuita sus catálogos ilustrados a los directores de escuelas e institutos. Justo aquel año 1889 un exempleado de Darder, Lluís Soler Pujol, se pondría por su cuenta y abriría un establecimiento a imitación de el del popular veterinario, empezándole a ganar terreno. No tardó mucho Soler en convertirse en el principal proveedor de los gabinetes de Historia Natural de los centros educativos españoles. En la última época de El Naturalista, que se publicó hasta finales de 1891, la revista incluía cada vez más páginas a modo de catálogo de los especímenes disponibles. Además Darder ofrecía ahora la posibilidad de pagar a plazos. Como podrá comprobarse en el siguiente anuncio a doble página, los lotes de colecciones se cotizaban a 300 pesetas el de 159 ejemplares, y a 600 pesetas el de 258, todos "de primera clase", e incluían 100 insectos y 25 o 100 minerales respectivamente. Quizá se tratara de los lotes que obtuvieron mejor acogida. Las fotografías de los especímenes de la siguiente ilustración resultarán familiares a muchos de los actuales responsables de esas colecciones históricas.


Anuncio de lotes en El Naturalista de noviembre de 1890.

Rana ridibunda, posiblemente de la última época de Darder (2).

En esta última etapa son bastante características las peanas de madera torneada o tablas biseladas o con las esquinas recortadas, todas ellas pintadas de color blanco. A ella pertenecen las dos etiquetas siguientes. El texto de la primera es coincidente con el de anuncios publicados en su revista El Naturalista a partir de febrero y marzo de 1889. La segunda quizá sea anterior o posterior.


 
Etiquetas  corresponciente a la etapa 1889-1915 (2).


A mediados de 1892 Francesc Darder fue nombrado director del Parque Zoológico de Barcelona, cargo en el que se volcaría. A partir de entonces la gestión diaria de sus negocios la dejó en manos de su hermano menor Antoni, asimismo veterinario. Como se ha comentado, al negocio de compraventa de animales disecados le había surgido competencia y comenzaba a menguar. Darder cerró definitivamente su establecimiento en 1915 y fallec tres años después.

Catálogo publicado en El Naturalista en 1889.

Una primera cuestión que puede surgir cuando nos encontramos ante algún ejemplar con la etiqueta de Darder consistiría en tratar de discernir si fue o no preparado por él mismo. No hay respuesta. Debemos suponer que Darder trabajó como taxidermista en un periodo comprendido entre su aprendizaje, a principios o mediados de la década de los setenta, y hasta alrededor de 1885, cuando se trasladó a la calle Jaume I, momento en que se conoce que empleaba a disecadores. Posiblemente antes también los tuviera. Una segunda duda se plantea cuando la etiqueta corresponde a un establecimiento parisino, como Verreaux o Deyrolle, por ejemplo. La Maison Verreaux liquidó existencias entre 1869 y 1899, y es muy posible que, por aquellas fechas, gran cantidad de ejemplares los distribuyera Darder. A menos que haya documentación que lo pruebe, es imposible saber si un especimen fue comprado directamente al suministrador parisino o a través de Darder, que nunca ocultó la identidad de sus abastecedores e incluso anunciaba sus viajes a la capital francesa. El asunto se complica cuando se tiene constancia de periodos en los que Darder no etiquetó, y la certeza -lo he podido comprobar- de que muchos comerciantes extranjeros tampoco etiquetaban los objetos de Historia Natural que vendían. Para finalizar cabe añadir que a pesar de llevar la etiqueta correspondiente a uno de esos periodos, una pieza puede haberse incorporado a una colección años más tarde.


Notas.-
(1) Imágenes correspondientes a ejemplares restaurados pertenecientes a la colección histórica del Instituto Jaume Vicens Vives de Girona. 
(2) Fotografías propiedad del Museu Darder de Banyoles, Girona. Mi sincero agradecimiento a Georgina Gratacós, conservadora del Museo y autora de las fotografías, por su colaboración y autorización para publicar las imágenes.
(3Imágenes correspondientes a ejemplares restaurados pertenecientes a la colección histórica del Instituto Ramon Muntaner de Figueres, Girona.
(4) 1 duro = 5 pesetas; 1 peseta = 4 reales.


© All rights reserved. ® Reservados todos los derechos.
Taxidermidades, 2016.


Bibliografía:
Francisco de Asís Darder Llimona  El Zookeryx , del nº 1 del 29 de junio de 1876 al nº 79 de 20 de septiembre de 1878, Barcelona.
Francisco de Asís Darder Llimona   Revista Universal Ilustrada , del nº 80 de 5 de octubre de 1878 al nº 15 del año 1880, Barcelona.
Francisco de Asís Darder Llimona  El Naturalista , del nº 1 del 31 de enero de 1886 al nº 12 de 15 de diciembre de 1891, Barcelona.

Recursos:
Artículo Francesc Darder Llimona, veterinario y taxidermista en Taxidermidades.
Artículo El Museo Darder de Banyoles en Taxidermidades. 
Artículo Francesc Darder, personaje de cómic en Taxidermidades. 
Artículo Las etiquetas comerciales de Lluís Soler y sus sucesores. Cronología en Taxidermidades.