"Still life", artículo de National Geographic.

En su último número de agosto de 2015 la revista National Geographic publica un artículo de unas veinte páginas titulado Still life (Naturaleza muerta) y que lleva por subtítulo In the taxidermist's hands even extinct animals can look alive. But preservation is one thing, and conservation's another (En las manos del taxidermista incluso animales extintos pueden parecer con vida. Pero la preservación es una cosa, y la conservación otra). En su texto Bryan Christy afirma que cien años atrás la Taxidermia jugó un papel clave a través de los museos en la tarea de concienciar a la población sobre la conservación de la fauna salvaje, pero duda de que en la actualidad contribuya de la misma manera. 

Wendy Christensen retocando un gorila (Robert Clark / National Geographic).

El autor arranca con su impresión sobre los llamados Campeonatos Mundiales de Taxidermia que se celebraron este año en Saint Charles, Missouri, Estados Unidos, y plantea de inmediato una paradoja: cómo algunos apasionados cazadores se convirtieron más tarde en apasionados defensores y protectores de la naturaleza. Christy cita a algunos de ellos. Al presidente americano Theodore Roosevelt, cazador que aprendió a practicar la Taxidermia siendo niño y que cofundó en 1887 el Boone and Crockett Club, sociedad que tenía como objetivo promover la protección de la naturaleza. Precisamente otro de los cofundadores de aquella sociedad fue William Temple Hornaday, director entonces del zoo de Nueva York, que fue taxidermista jefe del Museo Smithsonian de Washington, autor del Grupo de Bisontes y el mayor impulsor en la protección del bisonte americano. En el texto de Christy aparece, cómo no, Carl Ethan Akeley, a quien en los Estados Unidos de le conoce como "el padre de la Taxidermia moderna", que trabajó en el Field Museum de Chicago y en el American Museum of Natural History (AMNH) de Nueva York. De él el autor se detiene en un par de obras, en La Alarma (The Alarm), el grupo de ocho elefantes que preside el Hall que lleva su nombre, y en el diorama de los gorilas, presidido por "el viejo Mikeno", que el propio Akeley cazó en el Congo belga en 1921, ambos en el AMNH. Akeley presionaría más tarde al rey de Bélgica Alberto I para que éste acabara estableciendo en 1925 el Virunga National Park, el primer parque natural que se creó en el continente africano, precisamente donde Akeley fallecería un año después a causa de una fiebre. 

George Dante preparando la última tortuga gigante de Pinta (Robert Clark / National Geographic).

Sobre algunas especies extinguidas que en la actualidad se exponen disecadas en algunos museos, Bryan Christy cita la paloma migratoria norteamericana, una de las aves más abundantes durante el siglo XVIII y extinguida en 1914 víctima de cazadores proveedores de restaurantes, y cuyo último ejemplar se conserva en el Smithsonian. O la última tortuga gigante de Pinta de las Galápagos, que murió en 2012 y que se expone en Nueva York. 

Para su artículo Christy entrevistó a varios taxidermistas, entre otros, a Timothy Bovard, del Museo de Historia Natural de Los Angeles, a Wendy Christensen, del Museo Público de Milwaukee, a Larry Blomquist, promotor de los World Taxidermy Championships, y a George Dante, del Museo de Nueva York, el artista que inmortalizó la última tortuga Pinta. Algunos de ellos confiesan que aprendieron la tçecnica taxidérmia siendo niños y gracias al curso por correspondencia que comercializó la Northwestern School of Taxidermy, fundada por James William Elwood en 1903 en Omaha, Nebraska, y actualmente ya desaparecida. 

El artículo, que explica además breve e infográficamente (John Burgoyne) el proceso de Taxidermia, está acompañado de las fotografías de Robert Clark, que lleva años recorriendo el mundo fotografiando este arte. En las imágenes publicadas en la revista intuimos a George Dante retocando un oso en un diorama, el grupo de elefantes del Akeley Hall del Museo de Nueva York, un halcón disecado por el británico John Hancock alrededor de 1800, la tienda Deyrolle de París, un cazador posando en su sala de trofeos y otras algo más curiosas. 

El texto, la galería de fotografías -que contiene algunas más de las que aparecen publicadas en la revista-, la infografía y un vídeo en el que Michael Novaceck, conservador del AMNH, reflexiona sobre el papel de la Taxidermia, están disponibles en la página web de National Geographic.


Nota añadida:
La edición española de National Geographic publicó este reportaje en su página web en el mes de abril de 2106 con el título Taxidermia, el arte de disecar animales.
 

© All rights reserved. ® Reservados todos los derechos.
Taxidermidades, 2015.


Bibliografía:
Bryan Christy   Still life , en National Geographic, vol. 228, nº 2, Washington, agosto de 2015.

Recursos:
Artículo "Still life" en la web de National Geographic.
Artículo William T. Hornaday, taxidermista y conservacionista del bisonte americano en Taxidermidades.
Artículo El grupo de Bisontes de Hornaday en Taxidermidades.
Artículo Los grupos de Hornaday. El tránsito hacia una Taxidermia cientídica en los Estados Unidos en Taxidermidades.
Artículo Carl Akeley, padre de la Taxidermia moderna en los Estados Unidos en Taxidermidades.
Artículo El "Akeley Hall" del Museo Americano de Historia Natural de Nueva York en Taxidermidades.
Artículo Los grupos de elefantes de Carl Akeley en Taxidermidades.
Artículo Las aventuras de Carl Akeley en cómic en Taxidermidades.
Artículo La Northwestern School of Taxidermy en Taxidermidades.
Artículo El Museo Americano de Historia Natural de Nueva York en Taxidermidades.
Artículo Deyrolle, la tienda de Taxidermia más bella del mundo en Taxidermidades.