Juan Bautista Bru y Mariano Bru de Ramón, disecadores del Real Gabinete.

Grabado de J. B. Bru (1).
"Juan Bautista Bru de Ramón.
   Natural de la Ciudad de Valencia, hijo de la Parroquia de San Martín, nació y fue bautizado en 1740; desde niño se dedicó al dibujo y pintura, siendo en esta facultad un mediano artista, como se ve en las pinturas al fresco que hizo en la Iglesia de nuestra Señora del Rosario, sita en las barracas del Grao. Pero aunque en esto no fue aventajado, trasladado a Madrid, en el Gabinete de la Historia natural en la clase de disecador adquirió crédito. Allí se ocupó constantemente en disecar y dibujar varios animales, plantas y fósiles etc. con cuyo motivo publicó:
   1 Colección de láminas que representan los animales y monstruos del Real Gabinete de Historia natural de Madrid, grabadas de orden superior por D. Juan Bautista Bru, Pintor y Disecador de dicho Gabinete. Madrid, por Andres de Sotos, 1784 y 1786. Dos tomos en folio.
   Constan de once cuadernos de seis láminas cada uno, con la descripción individual de cada animal o monstruo hecha por él mismo.
   2 Colección de varias estampas que representan los trajes de las Naciones Asiáticas, copiados de los que mandó grabar Mr. Ferriol, Embajador de su Majestad Cristianísima en Constantinopla, por D. Juan Bautista Bru. En folio.
   Son en todo treinta y dos láminas."

La anterior biografía, actualizada hasta 1786, cuando Bru aún vivía, la recogió Justo Pastor Fuster en su Biblioteca Valenciana de los Escritores. Y lo de "mediano artista" en dibujo y pintura es una apreciación recurrente en varias fuentes consultadas. Juan Bautista Bru pertenecía a una familia acomodada. Su padre era subdelegado de Marina en la ciudad de Valencia. Bru practicó desde joven el dibujo. Se cree que asistió como alumno a la Academia de Bellas Artes de Santa Bárbara de Valencia, recién creada en 1753. Se trasladó a Madrid para completar su formación asistiendo a las clases de dibujo del reputado Francisco Bayeu. Allí debió coincidir Bru con el pintor Francisco de Goya. Ambos, Bru y Goya, se presentaron en el año 1766 a un concurso de la Academia de San Fernando con idéntica suerte: en su categoría de pintura "de clase primera" el premiado fue Bayeu, su maestro. A partir de aquel año y durante cinco más Bru se formaría como pintor anatómico en la Real Academia, una disciplina que marcaría su futuro.

Por encargo de Pedro Franco Dávila, donante, promotor y primer director del Real Gabinete, fundado en 1771, Bru había disecado en marzo de 1773 algunas aves que había cazado el rey Carlos III. El resultado de su trabajo no debió ser muy satisfactorio puesto que cuando en agosto de 1776, coincidiendo con la apertura de la colección al público, se decidió nombrar un disecador para el Gabinete, un empleo dotado con un sueldo de 20 reales de vellón diarios, Dávila prefirió para ese puesto a Francisco de Eguía y Arrese, un joven también con estudios artísticos. No obstante, ocho meses más tarde Eguía fallecería repentinamente y Bru sería nombrado el 21 de abril de 1777 para ocupar la vacante, un empleo el de "pintor y primer disecador" con derecho a vivienda en el mismo inmueble (2), que mantendría hasta su fallecimiento. Pocos meses antes, en febrero, Bru había realizado "observaciones anatómicas" sobre "un raro pescado que había venido de Tarifa", un pez erizo, y quizá aquel estudio fuera decisivo para que su protector, que lo era asimismo de la Real Academia, el influyente y recién nombrado Secretario de Estado José Moñino Redondo, conde de Floridablanca, indicara en el nombramiento que "además de haber dado pruebas de habilidad en la disecación y preparación de los animales, es pintor anatómico". En apenas medio año Bru debería superar su primer gran reto.

Elefante indio de Carlos III montado por Bru en 1778 (3).

El 17 de noviembre de 1777 el  conde de Floridablanca comunicó al director del Gabinete de Historia Natural  Dávila que "la noche pasada había muerto el elefante grande de Aranjuez. Que el gobernador mandó que lo abriesen hasta ver lo que el Rey disponía. Y queriendo su majestad que se diseque y traiga para ponerle en ese Real Gabinete, dispondrá usted que el disecador vaya inmediatamente a aquel Sitio". Bru llegó a Aranjuez el 20 de noviembre y dos días más tarde informaba por escrito a Franco Dávila:
   "Mi dueño y señor mío:
   Recibí la de usted de 21 del corriente con mucho gusto. El jueves fui al cortijo a ver el elefante, y incontinenti se empezó a disecar. El viernes se descansó y se limpió de toda la carne y se trajo a este Sitio en donde estoy trabajando día y noche sin pérdida de tiempo. Los huesos se están cociendo y limpiando; esto es obra de algún cuidado. Tengo hecho un dibujo con todas sus medidas. Igualmente voy trabajando otro de su anatomía para la colocación de sus huesos. El señor gobernador me envió hoy llamar, en que me leyó una carta del señor ministro (4) en que me decía que el Rey había determinado se hiciere un esqueleto y un elefante y que todo cuanto necesitara se me diera, lo que ha hecho usted con toda puntualidad."

Los últimos días de noviembre se transportaron a Madrid la piel y los huesos del animal. Los trabajos de montaje se llevaron a cabo entre diciembre de 1777 y febrero de 1778. Dirigidos por Dávila trabajaron siete carpinteros, tanto en el montaje del esqueleto como en la formación del armazón de madera que recibiría la piel. La estructura de madera contó además con la participación de dos escultores profesores de la Academia de Bellas Artes de San Fernando que contribuyeron a dar forma a la escultura a tamaño natural.

Portada de Colección de láminas.
Tanto el esqueleto como el elefante indio disecado aparecen en sendos grabados del segundo volumen de la obra de Bru Colección de láminas que representan los animales y monstruos del Real Gabinete de Historia Natural de Madrid, con una descripción individual de cada uno (1784-1786) (5). Ambos, piezas emblemáticas, históricas, y de indudable valor taxidérmico y científico, se pueden admirar en la actualidad en el Museo Nacional de Ciencias Naturales de Madrid. El propio Bru afirmaba en el prólogo que su Colección de láminas pretendía ser tan sólo una sencilla guía orientada a los visitantes del Gabinete. Bru aseguraba además que sus dibujos estaban copiados del natural, un hecho que se contradice con el gran parecido de algunos de ellos con sus correspondientes de la Historia Natural de Buffon. 

En octubre de 1780, con la aquiescencia del conde de Floridablanca, Bru creó una escuela de dibujo destinada a "promover el estudio de las flores y las plantas estampadas por el natural".  En enero de 1781 fue admitido como "socio de mérito por la clase de oficios" de la Sociedad Económica Matritense. La aceptación de aquella solicitud le permitiría impartir sus clases amparado por dicha institución durante más de una década. En 1784 además del primer volumen de su Colección de láminas Bru publicaría Colección de estampas que representan los trajes de varias naciones asiáticasFlores para principios de dibujos.

Al año siguiente el misionero Fray Manuel de Torres descubrió a orillas del río Luján, Argentina, el esqueleto fósil casi completo del que se conocería como Megatherium americanum, ejemplar que Juan Bautista Bru ensamblaría en 1788, con no mucha fortuna ni pericia, sobre una peana de madera, y que se convirtió, con gran repercusión, en el primer vertebrado fósil que se montó en Europa. Bru haría una descripción anatómica del ejemplar y dibujaría cinco láminas, trabajos que se incluirían en una monografía de José Garriga publicada en 1796. En 1804 Georges Cuvier incluiría una traducción de dicha publicación y también las láminas de Bru en su artículo Sur le megatherium publicado en Annales du Muséum d'Histoire Naturelle, en el que determinaría que aquel animal se trataba de un perezoso.
 

Grabado de Bru con el megaterio que él mismo montó (6).

Buena parte de su trabajó como disecador lo debió realizar Bru con ejemplares procedentes de la Casa de fieras de los jardines del Retiro, y de los zoológicos de los Reales Sitios de Aranjuez, la Casa de Campo y La Granja de San Ildefonso. Cabe pensar que algunos de los que se reproducen en la Colección de láminas, como el león, el leopardo, la cebra, el reno, el ciervo ratón, los loros, avestruces, etc., además de numerosos mamíferos, aves y peces autóctonos, quizá fueran montados por Bru, pero el doble montaje elefante indio y el del esqueleto de megaterio son los únicos de los que se tiene completa certeza (7). Se conoce que durante su estancia en Aranjuez con motivo del elefante, Bru se hizo cargo además de los huesos y piel de una hembra de bisonte americano; que solicitó la compra de ojos de vidrio en París para el montaje de aves; e inclusó que estropeó un pingüino al intentar disecarlo. Dávila, en una carta dirigida al oficial mayor de la Secretaría de Estado, Bernardo de Iriarte, se lamentaba de aquel contratiempo. Iriarte en su respuesta escrib: 
   "Si Bru no prepara bien los pájaros, no se sirva usted de él. Me parece (como a usted) que tiene poca cabeza, que habla mucho y que es un embrollón. Es valenciano y eso le basta".

Grabado de Juan Bautista Bru (1).
En 1786, tras la muerte de Franco Dávila, José Clavijo Fajardo fue nombrado vicedirector del Real Gabinete, aunque en la práctica actuaría como director. Numerosos científicos padecerían las continuas trabas y descalificaciones de Clavijo, también Bru, que vería como el sucesor de Dávila cuestionaba igualmente su trabajo, aunque en su caso merecidamente. Bru llegó a sentirse insatisfecho tanto con su sueldo como con su cargo. Por entonces su salario ascendia a doce reales de vellón diarios (8). En varias ocasiones solicitó un aumento de sueldo y en 1790, siendo su hermano Mariano Bru "ayudante de disector", pidió incluso ser nombrado "teniente director del Real Gabinete", petición que Clavijo consideró infundada disculpándola por el "carácter inquieto" del solicitante. No obstante Clavijo era consciente de las malas condiciones económicas del personal del Gabinete, y en varias ocasiones solicitó al ministro José Moñino mejoras salariales, sin que éstas fueran atendidas.

En octubre de 1795 Juan Bautista Bru presentó a la Real Academia de San Fernando una memoria acompañada por una serie de pinturas anatómicas, con el propósito de solicitar el título de "académico de mérito por la anatomía". Una primera negativa no disuadió a Bru de intentarlo de nuevo con igual suerte en enero del siguiente año.  El conde de Floridablanca, su mentor, había caído en desgracia hacía ya tres años y, liberado de la cárcel, se había trasladado a su Murcia natal.
  
Bru fallecería en Madrid el 12 de diciembre de 1799 a la edad de 59 años. Con su esposa Rita Ferrer tuvo dos hijos. Su vacante en el Gabinete la ocuparía el francés Pascal Moineau, en detrimento de Mariano Bru.


Mariano Bru de Ramón.

Mariano Bru de Ramón sirvió como cabo en el Real Cuerpo de Artillería. En mayo de 1769 resultó herido en Argel y en 1786 se le concedió un sueldo "en calidad de retirado, permitiendo su residencia en la Corte". En 1778 ingresó en el Real Gabinete de Historia Natural como ayudante de su hermano, empleo que ejerció durante ocho años en calidad de "meritorio sin sueldo". Durante aquel tiempo se le encomendaría en comisión de servicio el acompañamiento a Antonio Sáñez Reguart en las expediciones de éste por el Cantábrico y el Mediterráneo. Fruto de la primera remitió ciento veinte peces disecados, y de la segunda, que se prolongó hasta el Atlántico andaluz y gallego, "diferentes piezas y aves". Por esos servicios en 1786 se le concedió el empleo de "Disecador segundo de dicha Real casa con el sueldo de trescientos reales mensuales", unos 10 reales al día, la mitad de lo que percibía su hermano.

El 16 de marzo de 1787 José Clavijo informó al conde de Floridablanca de que Mariano Bru se encontraba encarcelado por orden del alcalde por haber mantenido "relaciones ilícitas con Josefa Rinconada, casada, de cuya relación había dado a luz una niña". Clavijo solicitó la conmutación de la pena de prisión por la reclusión en algún convento u oratorio. Se desconoce el desenlace, aunque consta que siguió en su puesto.

Ave del paraíso. Grabado de J. B. Bru.
De salud delicada, el 28 de octubre de 1787 el conde de Floridablanca concede a Bru 750 reales de vellón para su convalecencia. Un segundo oficio de agosto de 1788 le volvía a conceder 900 reales "para tomar las aguas en el reino de Valencia". Consta además que durante el verano de 1805 Bru superó su licencia de dos meses para restablecerse también en Valencia, y que aportó certificados médicos para prolongar aquella estancia en su tierra. 

En numerosas ocasiones Mariano Bru pidió socorros extraordinarios. En julio de 1789 solicitó dos "ayudas de costa", la primera le fue concedida y la segunda no. Clavijo recomendaba en su informe negativo que Bru pasara a otro destino, "el Gabinete se librará de una carga infructuosa" decía. En los siguientes años se suceden en el Gabinete los informes de impago por parte de Bru al propietario de su vivienda, también de cobros indebidos y deudas. En 1797 Mariano Bru pid a Clavijo una nueva ayuda para pagar su habitación, pero en aquella ocasión le sería denegada por improcedente puesto que aunque seguía como disecador, hacía ya algún tiempo que ejercía además como mayordomo de Domingo Gayoso de los Cobos, marqués de Camarasa, con salario y derecho a alojamiento.

Al fallecer su hermano Juan Bautista en 1799 Mariano se postuló para ocupar la vacante de primer disecador y pidió para su sobrino, se supone que el huérfano, la suya de segundo disecador. Clavijo, más que harto del personaje, desatendió aquella petición. En 1808 Bru solicitaría de nuevo sin éxito ocupar la plaza de primer disecador tras la huida de Pascal Moineau.


Historia de un fraude. 

En 1780 Antonio Sáñez Reguart (9) recibió el encargo de redactar un informe con el propósito de fomentar la pesca en el Cantábrico y reducir las importaciones de bacalao. Sáñez permaneció durante varios años en Santander describiendo, por afición, peces vivos y muertos. Durante aquella estancia contó con la colaboración de un soldado alemán originario de Friburgo, Miguel Cros, que estaba destinado en el regimiento de infantería de aquella ciudad y que era un excelente artista aficionado. Dibujó y acuareló unos trescientos especímenes. Sáñez presentó al rey Carlos III un proyecto de obra sobre la fauna marina española que fue avalado por una Real Orden en enero de 1784. A Sáñez y Cros se les unió en comisión de servicio Mariano Bru, éste con el encargo de disecar ejemplares para destinarlos al Gabinete. La excelencia de las ilustraciones de Cros contribuyeron a que el conde de Floridablanca, por encargo del rey, encomendara al disecador y grabador del Real Gabinete, Juan Bautista Bru, el grabado e iluminado de aquellos dibujos con el propósito de incluirlos en la obra Colección de producciones de los mares de España. Juan Bautista Bru, que recibió una dotación de 36.000 reales anuales, se limitaría en realidad a coordinar el trabajo de los grabadores Miguel Gamborino (10) y Manuel Navarro (11) y de media docena de coloreadores. Sáñez prosiguió mientras tanto con su empeño en Asturias y Cantabria hasta que se le encargó acompañar una inspección de matrículas (12) por toda la costa española. En enero de 1786 Sáñez, Cros y Bru se incorporaron al equipo censal en Roses, Girona, y recorrieron la casi totalidad de puertos peninsulares. En mayo de 1787 Miguel Cros abando-¿desertó?- a sus compañeros en Plasencia sin dejar rastro, cuando se dirigían a Galicia, y en diciembre Antonio Sáñez (13) y Mariano Bru retornaron a Madrid. Deseoso de figurar como autor de los cuprograbados, el mediocre de Juan Bautista Bru ordenó grabar su nombre en las láminas. De los más de cuatrocientos dibujos de Cros se llegaron a grabar ciento treinta y seis. En 1790 quedaron interrumpidos definitivamente los trabajos de la Colección de producciones. Clavijo, además de descubrir la suplantación de Bru, se hartó de su mala gestión y de los contínuos retrasos. Aún en la actualidad, más de dos siglos después, frecuentemente aquellas láminas, excelentemente dibujadas por Cros y grabadas por Gamborino y Navarro, se atribuyen erróneamente al defraudador Juan Bautista Bru.


Dibujo de Miguel Cros firmado por Juan Bautista Bru.


Dolores Corbella y Rafael Padrón, en su artículo El "Ensayo de un vocabulario de Historia Natural" de José Clavijo Fajardo (2013), afirman de Clavijo que "por la correspondencia oficial, sabemos que nuestro ilustrado llegó a tener serias tensiones con algunos de los miembros del Gabinete, especialmente con los hermanos taxidermistas valencianos Juan Bautista y Mariano Bru, a quienes el lanzaroteño consideraba ignorantes, vagos, absentistas, plagiadores y despilfarradores, en definitiva, una carga infructuosa para la institución".  A Clavijo le sobraban motivos.


Notas y créditos.-
(1) Grabado de la obra Colección de láminas que representan los animales y monstruos del Real Gabinete de Madrid (1784-1786) del propio Juan Bautista Bru.
(2) Concretamente vivía en el cuarto tercero. El Real Gabinete ocupaba entonces el segundo piso del Palacio de Goyeneche, en el número 13 de la calle de Alcalá, y compartia edificio precisamente con la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando.
(3) Imágen propiedad del Museo Nacional de Ciencias Naturales de Madrid.
(4) El conde de Floridablanca, Secretario de Estado con rango de ministro.
(5) Su precio era, encuadernado en pasta y láminas iluminadas, 90 reales; en rústica e iluminadas, 80 reales; o en rústica y sin iluminar, 50 reales.
(6) Primero de los cinco grabados de Bru que José Garriga insertó en su Descripción del esqueleto de un quadrúpedo muy corpulento ... (1796).
(7) El elefante indio y su esqueleto son los únicos trabajos de Bru que se conservan en el Museo de Ciencias Naturales, puesto que el megaterio se recompuso de nuevo poco más de un siglo después. El de Bru es el elefante disecado más antiguo que se conserva en todo el mundo.
(8) Resulta chocante comprobar que Bru cobraba a principios de los noventa 12 reales, mientras que quince años antes su sueldo era de  unos 20 al día.
(9Como Juan Bautista Bru pertenecía a la Sociedad Económica Matrisense.
(10) Gamborino (Valencia, 1760-Madrid-1828) se formó en la Real Academia de Bellas Artes de San Carlos y en 1787 ingresó en la de San Fernando. Ilustró numerosas obras científicas y literarias.
(11) (Zaragoza, 1762- Madrid, ?).
(12) Registro de la totalidad de naves y marinería.
(13) Antonio Sáñez aprovechó además aquel periplo para escribir y publicar su Diccionario histórico de los artes de la pesca nacional, cinco volúmenes publicados entre 1791 y 1795. El frontispicio alegórico de la obra fue dibujado por Juan Bautista Bru y grabado por el segoviano José Gómez de Navia.


© All rights reserved. ® Reservados todos los derechos.
Taxidermidades, 2018.


Bibliografía:
---   Distribución de los Premios concedidos por el Rey nuestro Señor a los Discípulos de las Nobles Artes, hecha por la Real Academia de San Fernando en la Junta General de 3 de agosto de 1766 , Imprenta de la Viuda de Eliseo Sánchez, Madrid, 1766. 
---  Gaceta de Madrid, Madrid, 9 de enero de 1787.
---  Diario Curioso, Erudito, Económico y Comercial , Madrid, 12 de octubre de 1787.
Santiago Aragón Albillos  En la piel de un animal. El Museo Nacional de Historia Natural y sus colecciones de Taxidermia , Museo Nacional de Ciencias Naturales/CSIC, Ediciones Doce Calles, Aranjuez, 2014. 
Dolores Corbella Díaz y Rafael Padrón Fernández    El "Ensayo de un vocabulario de Historia Natural" de José Clavijo y Fajardo , en Actas del XXVI Congreso Internacional de Lingüística y Filología Románicas, vol. 4, De Gruyter, Berlín, 2013.
María de los Ángeles Calatayud Arinero   Catálogo crítico de los documentos del Real Gabinete de Historia Natural (1787-1815) , Museo Nacional de Ciencias Naturales/CSIC, Madrid, 2000.
Felipe Jerez Moliner   El dibujante y grabador valenciano Juan Bautista Bru de Ramón (1742-1799) y su obra, Valencia, tesis de licenciatura, Universitat de València, Valencia, 1995.
José María López Piñero y T. F. Glick   El megaterio de Bru y el presidente Jefferson. Una relación insospechada en los albores de la Paleontología, Valencia, Instituto de Estudios Documentales e Históricos sobre la Ciencia, 1993.
José María López Piñero  Juan Bautista Bru de Ramón (1742-1799): El atlas zoológico, el megaterio y las técnicas de pesca valencianas, Valencia, Ayuntamiento de Valencia, 1996.
Justo Pastor Fuster   Biblioteca Valenciana de los Escritores que florecieron hasta nuestros días y de los que aún viven , tomo 2, Ildefonso Mompié, Valencia, 1830.
Antonio Sáñez Reguart   Diccionario histórico de los artes de la pesca nacional, 5 vols., Madrid, Vda. de Joaquín Ibarra, 1791-1795.
Antonio Sáñez Reguart   Colección de producciones de los mares de España (1796). Archivo del Museo Nacional de Ciencias Naturales, Madrid.
José Manuel Vázquez Lijó    De letras y de mar. Antonio Sáñez Reguart y su "Diccionario histórico de los artes de la pesca nacional": el triunfo de la vocación , en El libro en perspectiva: una aproximación interdisciplinaria : III Simposio de Estudos Humanísticos (Ferrol, 5 e 6 de novembro de 2007), Universidad de A Coruña, La Coruña, 2008.

Recursos:
Artículo El elefante indio del Museo Nacional de Ciencias Naturales de Madrid en Taxidermidades.
Artículo El Museo Nacional de Ciencias Naturales de Madrid en Taxidermidades.
Artículo Francisco de  Eguía Arrese, el primer taxidermista del Museo de Madrid en Taxidermidades.