Carpeta de láminas en homenaje a Carl Akeley del Museo Field de Chicago.

Grupo de bueyes almizcleros (1897).


Carpeta de homenaje del Field.
Un año después del fallecimiento de Carl Akeley, el Museo Field de Chicago, institución en la que el taxidermista trabajó, editó en 1927 una carpeta que contenía treinta y ocho fotograbados de trabajos de mamíferos preparados por él de forma individual o en grupo, nueve más con esculturas en bronce, y uno último con un retrato del homenajeado. Las láminas miden 23x30,5 cm. y se acompañan de una hoja doble con el listado de ellas y un texto de Wilfred Hudson Osgood, conservador de Zoología del Museo, zoólogo que trabajó en aquella institución entre 1909 y 1940, escrito que reproduzco a continuación:
   "EL TRABAJO DE CARL E. AKELEY EN EL MUSEO FIELD DE HISTORIA NATURAL
   En 1896, poco después de que el Museo Field abriera sus puertas, Carl E. Akeley, entonces prácticamente desconocido, fue empleado como taxidermista jefe. Una afortunada combinación tuvo efecto entre una joven institución con grandes necesidades y un hombre joven de genio y fuerza llenos de entusiasmo para llevarlas a cabo. Su talento fue prontamente reconocido y con la necesaria libertad de una leve supervisión y un soporte económico suficiente comenzó a producir resultados que atrajeron la atención mundial. Durante catorce años, a partir de entonces, entre 1896 y 1909, Akeley prácticamente se concentraría únicamente en la producción de piezas para el Museo Field. Aunque su vida posterior fue de gran actividad y con resultados de gran alcance, más variados y con menor continuidad dedicada a una realización concreta, por ello la mayor parte de su obra, especialmente en taxidermia, se encuentra en la producción de esos catorce años.
   La calidad de los trabajos de Akeley reside no solamente en su talento como artista y modelador, sino en una rara combinación de habilidad como naturalista, inventor, escultor y hombre práctico. Utilizando los métodos del escultor, en conexión con ingeniosos dispositivos de propia invención, revolucionó la taxidermia y la aupó al nivel de un elevado arte. Primero de todo, conocía y amaba los animales y, en gran medida, su trabajo se basaba en  especímenes obtenidos en el campo por él mismo. Ello le permitió alcanzar un alto grado de fidelidad a la naturaleza y poner su genio en esas sutilezas de sentimiento y expresión que hacen que sus obras vibren de vida e individualidad. Con sus métodos, cualquier trabajador bien entrenado podría obtener un resultado bastante correcto, pero Akeley fue mucho más allá de eso. Si bien sus esfuerzos en el ejercicio de su propia y talentosa mano continuaron hasta el final, ello, para él, era algo secundario y como modo de demostración sobre las posibilidades en su amado campo de trabajo. Su mayor y más deseada ilusión era conferir a la taxidermia una dignidad y una delicadeza que hiciera que los hombres brillantes se sintieran atraídos por ella. 
   La colección de fotograbados que se adjunta es casi una representación completa del trabajo de Akeley existente en el Museo Field. El grupo de búfalos africanos se hizo con contrato especial y adquirido por el Museo en 1914. Los grupos de bronces del león lanceado, de los que hay dos copias, una en el Museo Americano de Nueva York y otro en el Museo Field, fue terminado en 1926 y donado al museo por el señor Richard T. Crane Jr. Los pequeños bronces "El compañero herido", "La carga de la manada", "Picado", y otros, también realizados por Akeley en sus últimos años y bajo sus auspicios, fueron donados al Museo Field por su Presidente. el señor Stanley Field, y contribuyen a que la colección de su obra sea más completa. Algunas copias de estas bien conocidas obras están en manos privadas y en otros museos. Salvo estas excepciones, el trabajo fotográficamente aquí representado pertenece al periodo de 1894 a 1909. El retrato del señor Akeley fue realizado en el Museo Field, el 26 de enero de 1926, poco antes de partir hacia su último viaje a África.
            Noviembre de 1927.     Wilfred H. Osgood, Conservador de Zoología."
 
Grupo de ciervos de Virginia (1902). Four Seasons. Invierno.

 
La lista de especímenes montados reproducidos (1) incluye por este orden algunos norteamericanos: el diorama múltiple titulado Four Seasons (1902), de una familia de cuatro ejemplares de ciervos de Virginia representados en cada estación del año; un grupo de seis muflones de las Rocosas; otro de siete bueyes almizcleros (1897); y un cuarto de cuatro osos polares (1900). La mayoría son africanos: el icónico grupo The Fighting African Elephants (1909), dos elefantes africanos embistiéndose; el de cuatro asnos salvajes (1899); un macho y una hembra de cebra de Grévy montados individualmente; una cebra de montaña; otra de Selous; y un grupo de seis cebras de Burchell (1902); cuatro grandes kudúes (1900); un grupo con seis kudúes menores; un ejemplar de antílope ruano; la manada de cinco órices (1898); una gacela de Soemmerring; un grupo de seis gerenucs (1898); otro de seis gacelas de Clark; un antílope acuático; un ñú azul; un alcéfalo de Lichtenstein; otro de Coke; un grupo de siete alcéfalos comunes; un tsessebe; una pareja de bonteboks, presentados individualmente; un blesbok; un grupo de cinco búfalos (1914); otro de seis facocheros (1901); uno de siete guepardos (1899); un grupo  de tres hienas moteadas; y otro de cuatro hienas rayadas (1899). La última obra taxidérmica reproducida corresponde a un grupo de monos narigudos (1896) asiáticos.

Akeley realizó bastantes trabajos más durante su periodo en el Field cuyas imágenes no se incluyeron en este homenaje, entre ellos al menos otro grupo de primates de 1896, un grupo de marmotas y otro de ratas almizcleras de 1908, y un grupo de osos negros glaciares, otro de lobos de Alaska y un tercero de linces de Alaska, los tres terminados en 1909.
 
 
Carl Akeley viajó a África en numerosas ocasiones, tres de ellas coincidieron durante su estancia en el Museo de Chicago. Su primera expedición fue la organizada por el Museo de Londres al entonces protectorado británico de Somalia en 1896 -su forcejeo con un leopardo herido publicado en la prensa lo convirtió en leyenda- regresando con cientos de especímenes. En la segunda, financiada por el Field, recorrió Kenia y Sudáfrica y volvió a Chicago con alrededor de 400 grandes mamíferos, unas 1.200 pieles de pequeños mamíferos y unas 800 de aves. Como escribía Osgood, casi la totalidad de ejemplares que montó Akeley a lo largo de su carrera fueron cazados por él mismo, o casi. Durante su segundo viaje Akeley abatió dos elefantes y su esposa Delia un tercero, este último es el viejo macho de la trompa alzada de The Fighting. En 1909 Akeley se unió a una expedición organizada por el Museo Nacional de Washington en la que participaban el presidente Theodore Roosevelt y su hijo Kermit. Varios de los elefantes abatidos los emplearía el taxidermista en el grandioso grupo The Alarm, pieza central de la gran Sala de Africa del Museo Americano de Historia Natural de Nueva York. A su regreso a Chicago, Akeley cumplió los meses de contrato que le restaban antes de pasar a trabajar para el museo neoyorkino.
 
 
Grupo de búfalos (1914).


Retrato de Akeley de 1926.
Osgood se refería en su texto al retrato de Akeley incluído en la carpeta, fotografía tomada en enero de 1926. Akeley había viajado en 1921 al entonces denominado Congo Belga para abatir algunos gorilas de montaña para el Museo de Nueva York, experiencia que le marcaría y convertiría en uno de los máximos defensores de estos primates. Sus esfuerzos sirvieron para que el rey de Bélgica creara en 1925 el primer parque nacional del continente africano, el conocido actualmente como Parque Nacional Virunga, un santuario de gorilas. Pues bien, como afirma Osgood, Akeley viajó a África por última vez en 1926. Allí fallecería el 17 de noviembre de ese mismo año a causa de la disentería.
 
En Taxidermidades he glosado la biografía de Akeley, abordado su técnica, escrito acerca de los elefantes que montó a lo largo de su carrera, o sobre el Akeley Hall, la Sala de África del Museo Americano de Nueva York que también le homenajea. El lector interesado hallará más abajo algunos recursos en línea relacionados con Akeley.
 
 
Interior de la carpeta.


Notas.-
(1) Entre paréntesis la fecha aproximada de la conclusión del trabajo, un dato que no se incluye en la carpeta.

 
© All rights reserved. ® Reservados todos los derechos.
Taxidermidades, 2021.
 
 
Bibliografía:
Carl Akeley   The autobiography of a taxidermist , en The World's Work , vol. 41, noviembre 1920-abril 1921, Dobleday, Page and Co., New York, 1921.
Carl Ethan Akeley   In Brightest Africa ,  Garden City Publishing, New York, 1920. (libro electrónico).
Wilfred H. Osgood   The Work of Carl E. Akeley in Field Museum of Natural History ,  Fied Museum of Natural History, Chicago, 1927. 
 
Artículo Postales antiguas del Museo de Chicago en Taxidermidades