Los Gabinetes de Curiosidades.

Los principios de la taxidermia están ligados a las necesidades científicas y naturalistas. Durante el Renacimiento los naturalistas identificaban los animales que se habían descrito en la Antigüedad y enriquecían el conocimiento con sus propias observaciones y comentarios. A finales del Renacimiento y principios del Barroco nacen los precursores de los actuales Museos de Historia Natural.A partir del siglo XVII, ya en el Barroco, los estudiosos de la naturaleza trabajaban cada vez menos con ideas preconcebidas y se vuelcan en una zoología más científica. En el siglo XVIII, la necesidad de conocer la Historia Natural incita a los gobernantes a ordenar expediciones científicas a las exóticas tierras descubiertas a partir del siglo XVI. Los naturalistas dibujan y explican, en obras que se publicaban a su retorno, la fauna y flora que encontraban en las nuevas regiones del mundo. Además, proveían de objetos las colecciones de Historia Natural que muchos aficionados, la mayoría ricos, acumulaban en museos privados. Es en esa época, a finales del XVIII, es cuando nacen los principales Museos de Historia Natural, que pronto empiezan a nutrirse de las donaciones de colecciones particulares.

Si retrocedemos algo hasta finales del Renacimiento y principio del Barroco, nos encontramos con los precursores de los actuales Museos de Historia Natural, los Gabinetes de Curiosidades. Esos Cuartos de Maravillas, como también son conocidos en español, albergaban multitud de objetos raros para la época que, generalmente, estaban organizados en los tres Reinos de la naturaleza: animalia, vegetalia y mineralia. Entre esos objetos, como podremos comprobar en las siguientes imágenes, también había animales disecados.

Retrato de Ulisse Aldrovandi.
Ulisse Aldrovandi (1522-1605) fue médico, naturalista y profesor de fossilibus, plantis et animalibus en la Universidad de Bolonia. Acusado de herejía en 1549, estuvo confinado en Roma durante 18 meses a la espera de juicio, periodo en el que descubrió la botánica, la zoología y la geología. Se doctoró en medicina y en filosofía en el año 1553. En 1555 es profesor de filosofía y dos años más tarde se convierte en el primer profesor de Historia Natural de la Universidad de Bolonia. Su Gabinete, uno de los más famosos en su época y del que no disponemos imágenes, albergaba en 1595 unos 18.000 especímenes. Dejó su legado a la Universidad y fue el origen de su museo actual. Aldrovandi inició la publicación -en vida sólo vio tres volúmenes- de una vasta enciclopedia de Historia Natural.

De algunos Gabinetes se han conservado los bellos grabados que ilustraban sus catálogos y que nos permiten volver visitar aquellos espacios. A continuación comentamos algunos, quizás los más conocidos, centrándonos además, y como hemos dicho, solamente en aquellos que disponían objetos de nuestro interés, objetos de Historia Natural y de Taxidermia. Podrá ampliar la imagen pulsando sobre ella.




Gabinete de Francesco Calzolari o Calceolari (1522-1609), farmacéutico y naturalista de Verona. Grabado del catálogo Musaeum Francesco Calceolari que publicaron Benedicto Ceruti y Andrea Chiocco en 1622. Algunos objetos de este museo todavía se conservan en el Museo de Historia Natural de Verona.



Gabinete de Ferrante Imperato (1525-1615), farmacéutico de Nápoles. Editó su catálogo Historia Naturale... nella quale ordinatamente si trata della diversa condition di Minere, Pietre pretiose, et altre curiosità. Con varie Historie di Piante, et Animale, ... en 1599. Giovanni Maria Ferro lo reeditó en 1672. Su gabinete se ubicaba cercano al Palazzo Gravina.




Gabinete de Ole Worm (1588-1654), doctor en medicina, naturalista y anticuario danés. El grabado es del frontispicio de su catálogo Museum Wormianum (1655), publicado tras su muerte. Su museo se había inaugurado en 1654 en Copenhague. El contenido de este museo fue adquirido por el Gabinete de Curiosidades real danés, cuyo legado se dispersó en 1825.




Gabinete de Manfredo Settala (1600-1680), viajero y coleccionista, pertenecía a una familia noble de Milán. El inventario de su colección, de 1666, que además de objetos naturales también recogía objetos artísticos y etnológicos, contabilizó 3000 especímenes. El gabinete de Settala lo heredó la Biblioteca Ambrosiana de Milán en el año 1751.




Gabinete del jesuíta Athanasius Kircher (1601 ó 1602-1680) en el Colegio Romano de Roma. Profesor de Física, Matemáticas y lenguas orientales, fue además un investigador y científico multidisciplinar, se interesó por la Astronomía, la Egiptología, la Medicina, las Ciencias Naturales y la Química, e inventó un buen número de máquinas e instrumentos. El primer catálogo del Museo Kircheriano, que fue fundado en 1651, data de 1678.




Gabinete de Ferdinando Cospi (1606-1686). Cospi pertenecía, por parte de madre, a una rama no senatorial de la familia Médicis. Breve descrizione del Museo Cospiano (1677) fue publicada por Lorenzo Legati en Bolonia, ciudad que albergaba el museo. Las piezas que contenía se donaron al Instituto de la Ciencia en el año 1743 y posteriormente se dispersaron en varios museos.

De otras colecciones, como por ejemplo la de los Tradescant de Londres (c.1620-1683), el primer museo abierto al público en Inglaterra, se tienen noticias pero no ilustraciones, como era el caso del ya comentado de Aldrovandi.


© All rights reserved. ® Reservados todos los derechos. 
Taxidermidades, 2012.


Bibliografía:
Oliver Impey y Arthur MacGregor (eds.),  The Origins of Museums. The Cabinet of Curiosities in Sixteenth- and Seventeenth-Century Europe,  Ed. House of Stratus, Thirsk, 2001.
Patrick Mauriès, Cabinets de curiosités, Gallimard, París, 2002.

Recursos:
Artículo El gabinete de curiosidades de Ulisse Aldrovandi en Taxidermidades.
Artículo El gabinete de Francesco Calzolari en Taxidermidades.
Artículo El "Teatro de la Naturaleza" de Ferrante Imperato en Taxidermidades.
Artículo El Museo de Ole Worm en Taxidermidades.
Artículo El gabinete de curiosidades de los Tradescant en Taxidermidades.
Artículo El gabinete de Manfredo Settala en Taxidermidades.
Artículo El Museo Kircheriano en Taxidermidades.
Artículo El Museo Cospiano en Taxidermidades.
Artículo La "Kunstkámera" de Pedro el Grande. El Museo Zoológico de San Petersburgo en Taxidermidades.