El primer anuncio de un taxidermista publicado en España.

El día 24 de junio de 1777 la Gaceta de Madrid publicaba un anuncio que decía así (1): 
"Dase noticia como en la calle de Jacometrezo número 7 vive Luis Enequin, quien diseca y embalsama toda suerte de animales preservándolos de corrupción, y polilla, y dándoles bella postura natural: los vende para Gabinetes, como también otras cosas curiosas de historia natural. Es escultor de miniatura en marfil y piedra, y discípulo de la Real Academia de San Fernando." 

No conocemos más datos biográficos de Luis Enequin que los que aparecen en el anterior anuncio. El apellido Enequin o Enekin, no muy frecuente, tiene origen vasco. Vale la pena, creo, contextualizar a este disecador, posiblemente compañero de Juan Bautista Bru (1740-1799) en la Real Academia de San Fernando. Ambos, junto a Francisco de Eguía y Arrese (1754-1777), el primer taxidermista que trabajó para el Real Gabinete de Historia Natural, se encuentran entre los primeros taxidermistas españoles de los que tenemos noticias. Aquel año 1777 Bru, que había sustituido a Eguía tras la prematura muerte de éste, haría el doble montaje del elefante indio, disecado y esqueleto, unas obras que todavía hoy pueden verse en el Museo Nacional de Ciencias Naturales; un año antes había abierto al público el Real Gabinete en el Palacio de Goyeneche de la calle de Alcalá de Madrid; aún faltaría una decena de años para que el abad Manesse publicara el primer manual de Taxidermia aparecido en el mundo y cuarenta para que Juan Mieg publicara el primero en España; Jean-Baptiste Bécoeur había inventado el jabón arsenical en 1743; y la polémica taxidérmica entre Bécoeur-Mauduyt había tenido lugar tres años antes. En el contexto histórico nos encontramos con que faltaban tres años para la proclamación de la independencia de los Estados Unidos y doce para que la Revolución Francesa se constituyera en Asamblea. En España reinaba el ilustrado, modernizador y absolutista Carlos III; en 1766 había tenido lugar el motín de Esquilache; y al año siguiente los jesuítas serían expulsados de España.

¿Nos atrevemos a elaborar una hipótesis acerca de una posible influencia de Enequin sobre Bru y Eguía para que el segundo se dedicara a la Taxidermia? Juan Bautista Bru de Ramón, nacido en Valencia, hijo del subdelegado de Marina de aquella ciudad y con inquietudes artísticas, se trasladaría a Madrid alrededor del año 1760. En la capital se convertiría más tarde, en abril de 1777, en disecador del Real Gabinete -fundado en 1771- sustituyendo al joven Francisco de Eguía y Arrese, el primer disecador de la colección que había fallecido tan sólo meses después de ser nombrado. Posiblemente durante los años sesenta Bru coincidiera en su época de estudiante de dibujo y pintura en la Real Academia de San Fernando con Luis Enequin, joven de origen vasco alumno de escultura que tenía aprendido el arte de disecar y que quizá lo enseñara a su condiscípulo. Posiblemente el joven Eguía, igualmente de origen vasco y con conocimientos de dibujo supuestamente también adquiridos en la Real Academia, aprendiera Taxidermia con Enequin. Otro detalle nada despreciable es que el Real Gabinete de Historia Natural se instaló en 1773 en el mismo edificio donde se ubicaba la Real Academia de San Fernando, el Palacio de Goyeneche. En fin, sólo son conjeturas basadas en esas concurrencias de personas y fechas.

La Gaceta fue el primer periódico que se publicó en España. Apareció en Madrid en 1661, en un siglo en el que empezaron a aparecer en toda Europa los primeros boletines informativos fundados por la iniciativa privada. En 1697 adopta el nombre de Gaceta de Madrid. En 1762 el rey Carlos III otorga a la Corona el privilegio de imprimirla convirtiéndola así en un medio de información oficial. En 1936, al inicio de la Guerra Civil, los militares sublevados le cambiaron la cabecera por la de Boletín Oficial del Estado, que es la que se mantiene en la actualidad.

El edificio correspondiente a aquel número 5 de la calle Jacometrezo de Madrid ya no existe, se demolió a causa de la construcción del segundo y tercer tramo la Gran Vía a partir de 1917. La actual calle Jacometrezo, confluente a la popular plaza de Callao, sólo es un pequeño tramo de la original.


Notas.-
(1) Actualizo la ortografía para facilitar la traducción automática del texto.


© All rights reserved. ® Reservados todos los derechos.