Foma Ignatiev, el "monstruo" disecado de la Kuntskámera del zar Pedro el Grande.

Foma Ignatiev hacia 1730 (2).
El zar ruso Pedro I Alekséievich, apodado Pedro el Grande, después de haber visitado varios gabinetes de curiosidades a finales del XVII decidió reunir el suyo. En un principio lo alojó en el Salón Verde del Palacio de Verano de San Petersburgo, pero el crecimiento de su Kuntskámera le obligó en 1719 a iniciar la construcción de un nuevo edificio en el muelle Universitétskaya. Aún sin estar totalmente terminado, lo que ocurriría en 1727, dos años después de la muerte del propio zar, las colecciones se irían instalando en el nuevo Museo, y en 1724 pasarían a depender de la Academia de Ciencias. Además de objetos zoológicos el museo albergó preparaciones anatómicas con abundantes rarezas humanas. El interés del zar por la teratología le sobrevino tras visitar durante su primer gran viaje por Europa en 1697 al anatomista holandés Frederick Ruysch y admirar su colección de preparaciones anatómicas y embriología humana, una colección de unos 2.000 especímenes que finalmente acabaría adquiriendo en 1716 por unos 30.000 florines (1). El 13 de febrero de 1718 dictó un decreto que ordenaba que los niños con deformaciones que naciesen muertos fueran enviados a la colección imperial, y que contemplaba también compensar con cien rublos a quien aportara un "monstruo de hombre viviente" o quince si lo llevaba muerto. Se retribuía además generosamente a quien enviara monstruos animales vivos o muertos, y castigaba severamente a aquel que los ocultara.

Se conoce que en 1722 al menos tres monstruos residían en la Kuntskámera imperial, la única colección con ejemplares vivos. Se desconoce exactamente qué deformidad, se cree que genital, tenía uno de ellos llamado Stepan. El segundo de ellos era Iakov Vasiliev un hermafrodita que además trabajaba como herrero y que tenía un sueldo anual de seis rublos. Cuando murió por causas naturales en 1737 se le realizó la autopsia y algunos de sus órganos se conservaron. El más conocido de los tres, aunque tampoco sabemos mucho de su biografía, fue Foma Ignatiev.

La sala de la Kuntskámera donde se exponen los especímenes teratológicos del Museo (3).


Foma Ignatiev, hijo de campesinos, era natural de la provincia siberiana de Irkutsk. Laurentius Blumentrost, el médico personal del zar (4), ordenó que fuera trasladado a San Petersburgo, donde llegó el 9 de agosto de 1720. Foma medía 126 centímetros, tenía dos dedos en cada pie, dos dedos en su mano derecha que se asemejaban las pinzas de un cangrejo, y dos pares más de pinzas en su mano izquierda, unas malformaciones que en la actualidad se conocen como ectrodactilia o síndrome de Karsch-Neugebauer. Ello no le impedía caminar y entretener a los visitantes del museo, e incluso aceptar y coger las monedas que estos le ofrecían. Cuando el zar visitaba su colección siempre estrechaba la mano de Foma, del que existe un único dibujo que lo representa y que se conserva en el Archivo de la Academia de Ciencias de San Petersburgo. Tras catorce años en la Kuntskámera Foma Ignatiev fallecería en 1736. Tras su muerte siguió siendo una de las atracciones más populares del museo. Algunos de sus órganos se conservaron en la sección de Anatomía patológica de la colección, y su cuerpo fue toscamente disecado, simplemente relleno, se dice que por guarnicioneros, y exhibido de nuevo en el museo junto al esqueleto del gigante francés Nicolas Bourgeois, de 227 centímetros de altura y que falleció en 1724 (5).

Ternero con dos cabezas (7).
Ignoramos cuánto tiempo se mostró y qué fue del cuerpo disecado de Foma Ignatiev, que en algún momento de la historia debió perderse o quizá se acabara destruyendo (6). En la actualidad el Museo Pedro el Grande de Antropología y Etnografía de San Petersburgo, conocido también como Kuntskámera, ubicado junto al Museo de Zoología, sigue abierto al público. Una de sus salas muestra las primeras colecciones con objetos de parte de aquella colección que el zar adquirió a Ruysch, esqueletos y decenas de fetos sumergidos en alcohol con malformaciones congénitas, y algunos animales, como por ejemplo el ternero con dos cabezas cuya imagen se reproduce a la derecha.


Notas.-
(1) Aquella adquisición comprendía además 1.179 especímenes de pequeños mamíferos y reptiles, 259 pieles de aves y un buen número de cajas con mariposas y otros insectos.
(2) Imagen propiedad del Archivo del Museo de la Academia de Ciencias de San Petersburgo.
(3) Fotografía propiedad del Museo Pedro el Grande de Antropología y Etnografía de San Petersburgo.
(4) Blumentrost llegó a presidir la Academia de Ciencias de San Petersburgo.
(5) Quizá le interese al lector la historia de Agustín Luengo Capilla (1849-1875), más conocido como el Gigante Extremeño, cuyo esqueleto y cuerpo disecado se expusieron en el madrileño Museo del doctor Pedro González de Velasco. Su vida se recoge en Taxidermidades en el artículo El "Gigante Extremeño" y el Museo del doctor Velasco.
(6) En 1747 un incendió acabó con parte de las colecciones de la Kuntskámera.
(7) Ejemplar de alrededor de finales del siglo XVIII o principios del XIX expuesto en la Kuntskámera. Imagen propiedad del Museo Pedro el Grande de Antropología y Etnografía de San Petersburgo.

Agradecimiento.- 
A Luis Ángel Sánchez Gómez por darme a conocer la triste historia de Foma Ignatiev.


© All rights reserved. ® Reservados todos los derechos.
Taxidermidades, 2019.


Bibliografía:
Anthony Anemone   The Monsters of Peter the Great: The Culture of the St. Petersburg Kunstkamera in theEighteenth Century , en The Slavic and East European Journal, Vol. 44, No. 4, American Association of Teachers of Slavic and East European Languages, Invierno de 2000.
Stephen T. Asma   Stuffed Animals and Pickled Heads: The Culture and Evolution of Natural History Museums , Oxford University Press, NUeva York, 2001.
Robert Collins  The Petrine Instauration: Religion, Esotericism and Science at the Court of Peter the Great, 1689-1725 , Koninklijke Brill, Leiden, 2012.
Oliver Impey y Arthur Macgregor   The Origins of Museums. The cabinet of Curiosities in Sixteenth. ans Seventeenth-Century Europe  , House of Stratus, Thirsk, 2001.
Anna Radzium y Yuri Chistov The First Scientific Collections of Kuntskamera. Exhibition Guide , Peter the Great Museum of Antropology and Etnography (Kuntskamera), San Petersburgo, 2012.

Recursos:
Artículo La "Kuntskámera" de Pedro el Grande. El Museo Zoológico de San Petersburgo en Taxidermidades.
Artículo El "Gigante Extremeño" y el Museo del doctor Velasco en Taxidermidades. 
Artículo El "español disecado" del Museo d'Allard de Montbrison en Taxidermidades. 
Artículo Crónica del "negro de Banyoles" en Taxidermidades.
Artículo El "Ensayo sobre la antropotaxidermia" del cirujano suizo Mathias Mayor en Taxidermidades. 
Artículo La técnica de la plasinación. Gunther von Hagens en Taxidermidades.
Todos los artículos sobre Antropotaxidermia en Taxidermidades.
Más artículos sobre Taxidermia y Gabinetes de Curiosidades en Taxidermidades.