La Taxidermia como Arte. Orígenes de esa relación.

La taxidermia, antes que Taxidermia, fue Arte.

Hace unos 7.800 años en el desierto de Atacama, al norte de Chile, la cultura Chinchorro ya preparaba cadáveres utilizando técnicas taxidérmicas. Más tarde, en Egipto, se practicaba la momificación de cuerpos humanos y de animales. Otras culturas usaron también técnicas parecidas. Durante el Renacimiento, los Gabinetes de Curiosidades acumulaban objetos de Historia Natural que llegaban de tierras lejanas recién descubiertas y que precisaban cierta preparación para su conservación. La primera bibliografía -llamemósle así- taxidérmica, aunque escasa, apareció en los siglos XVI y XVII. "Modo de conservar", "preservar", "instrucciones para la conservación" fueron los términos y expresiones más usados durante los siglos XVII y XVIII.

Detalle de la portada del libro de Hénon y Mouton-Fontenille.

Louis Dufresne, taxidermista del Museo de París, (1803) atribuye al naturalista René Antoine Ferchault de Réaumur (1683-1757) el uso del verbo empailler, pues acostumbraba a rellenar de paja los grandes animales. Poco después se empezaron a extender la forma inglesa stuffing y la alemana ausstopfen, verbos que significan rellenar. En España no se usó ni rellenar ni empajar, sino que se empezó a utilizar la palabra disecar. Hasta ese momento disecar equivalía a preparar órganos o estructuras de cadáveres para su estudio, tarea que se practicaba en gabinetes anatómicos y facultades de medicina, y su uso se extendió a la técnica de "preparar los animales muertos para conservarlos con apariencia de vida". Otro posible origen de la utilización del verbo disecar también puede provenir del desecado de las pieles de las aves aprovechando el calor del horno, una técnica de conservación que Réaumur recogía en una de sus Memorias inéditas. Aún en la actualidad, tanto en francés, inglés, alemán o español, se continúan usando esos verbos. Los franceses que practicaban esa técnica no eran empajadores, sino préparateurs (preparadores), igual que en Alemania , präparatoren. En España éramos disecadores.

En ese contexto, Pierre Jean-Claude Mauduyt de la Varenne, reconocido médico, físico y naturalista francés, publicó en 1784 en la Enciclopedia de Diderot y d'Alembert su Manière de préparer et d’envoyer des oiseaux morts, pour en former des collections, en español, Manera de preparar y enviar aves muertas, con el objeto de formar colecciones, un tratado que ocupaba treinta y cinco páginas y en el que sostenía que "el perfeccionamiento de este arte, si lo es, se debe sobre todo a Réaumur". Ésa es la primera referencia que he encontrado que relaciona arte y preparación o conservación de animales.

Poco más tarde, en 1789, en la Encyclopédie Méthodique d'Arts et Métiers (Enciclopedia Metódica de Artes y Oficios) aparece un artículo de autor desconocido cuyo título es Quadrupèdes. Art de Conserver les formes des oiseaux, des insectes, des poissons et des petits (Cuadrúpedos. Arte de Conservar las formas de las aves, los insectos, los peces y los pequeños). En esas dos páginas, el autor añadía al final una nota en la que comentaba que ese artículo era una copia de una hoja impresa en 1745 y distribuida por orden de la Academia de Ciencias de París. Los métodos que allí aparecían eran unas instrucciones muy similares a las que había escrito el inglés John Woodward en 1696. Pero lo destacable, en el caso que nos importa, es que aparece por primera vez la palabra arte, y además en el título: Art de Conserver...

Jacques Marie Hénon y Jacques Marie Philippe Mouton-Fontenille de la Clotte publican en 1801 en Lyon Observations et experiences sur l’art d’empailler et de conserver les oiseaux, obra que tuvo notable éxito y que se reeditó en 1802 y 1811.

Nos reencontramos con Louis Dufresne. En 1803 se encargó de la redacción de la entrada Taxidermie, un enciclopédico artículo de sesenta páginas publicado en el Nouveau Dictionnaire d'Histoire Naturelle. Ese artículo, que tuvo bastante repercusión y que se reeditó en 1819, además de su muy interesante e influyente contenido, es importante para nuestra historia porque gracias a él situamos el origen del uso del verbo empailler en Réaumur (1753). Mouton-Fontenille, en la reedición de 1811 de su manual cita expresamente el artículo de Dufresne y acepta "después del bautismo de Dufresne" la acepción "taxidermia de aves" como "el arte de rellenar –empailler- sus pieles" (1). Finalmente, incluye la palabra arte en el título de su trabajo, Taxidermie ou l'art de préparer..., Taxidermia o el arte de preparar..., un título que nos traslada a la definición de taxidermia que encontramos en la mayoría de diccionarios y enciclopedias en la actualidad. A partir de ahí, Taxidermia y Arte son dos conceptos que se encontrarán unidos, en principio con alguna dificultad, y más tarde, cada vez, más frecuentemente.


Detalle de la portada del artículo de Louis Dufresne.

El primer manual de taxidermia que se publicó en español fue escrito por Juan Mieg en 1817 y se titulaba Instrucción sobre el arte de conservar los objetos de Historia Natural. Pierre Boitard publicó Le Cabinet d’Histoire Naturelle, formé des productions du pays même que l'on habite; avec la méthode de classement, l’art d’empailler les animaux, et de conserver les plantes et les insectes en el año 1821. A partir de 1825, las exitosas reediciones de ese enciclopédico manual, ahora bajo el título de Manuel du Naturaliste Préparateur, se tradujeron al alemán por Theodor Thon en 1827 y 1835, al inglés por el nortamericano Samuel Kettell en 1831, al español por Santiago de Alvarado y de la Peña en 1833, y al italiano en 1834. La edición de 1823 de la Encyclopaedia Britannica al referirse al modo de preservar especímenes de historia natural recoge "Este arte, llamado en francés Taxidermie (...)", y más adelante "El arte de preparar y montar pieles de animales aparece (...)". En Londres, en el año 1820, Sarah Bowdich publicó Taxidermy: or the art of collecting, preparing and mounting objects of Natural History, prácticamente una traducción del tratado de Dufresne. En 1828 el Nouveau Dictionnaire des Origines, Inventions et Découvertes ya recoge la entrada Taxidermie y se refiere a ella como "Término recientemente creado para expresar el arte de  preparar, montar y conservar los animales". El naturalista René Primevière Lesson es el redactor del artículo Taxidermie en el Dictionnaire Classique d'Histoire Naturelle (1830), donde escribe "La Taxidermia es el nombre que ha recibido el arte de de disecar los Cuadrúpedos y las aves (...)".

De la difusión a nivel mundial de esa nueva relación entre Taxidermia y Arte puede servir de muestra la extensa carta -tres páginas- que publicó la revista Gleanings of Science de Calcuta (India) en mayo de 1830, bajo el título On the Art of Taxidermy. Otro manual de éxito fue The Taxidermist’s Manual; or the Art of Collecting, Preparing and Preserving Objects of Natural History. For the Use of Travellers, Conservators of Museums, and Private Collectors, escrito por el capitán escocés Thomas Brown, que se publicó por primera vez en 1833, que tuvo más de veinte ediciones y que llegó a editarse en Estados Unidos.  En 1839 el Dictionnaire de la Conversation et de la Lecture se refiere a la taxidermia como "un arte recién creado" al servicio de "la indispensable formación de colecciones de historia natural". Finalmente, y para acabar este apartado dedicado a ilustrar la rápida adopción tanto del término Taxidermia como la asunción de ésta como un Arte más, en Cahiers d'Histoire Naturelle (1846), un libro escrito por Henri Milne-Edwards y Joseph Achille Comté, en el apartado dedicado a Nociones de Taxidermia podemos leer que "Por taxidermia debemos entender el arte de preparar el esqueleto y la piel de los animales muertos, de modo que conserven su forma y sus caracteres así genéricos como específicos. Vulgarmente hablando es el arte de empajarlos ó rellenarlos".

El etnógrafo Robert Wilson Shufeldt, que trabajó como conservador en el Smithsonian de Washington, ha sido sin duda quien ha defendido más abiertamente que la "Taxidermia es un Arte". Taxidermy as an Art era, precisamente, el título del artículo que publicó en 1917  en The Art of World. El texto ocupa cinco páginas y está ilustrado con  ilustrado ocho fotografías, casi la totalidad con una muestra de los trabajos de Hermann Ter Meer, con quien el autor había mantenido correspondencia unas décadas antes. Shufeldt escribe: 
"¿Se ha ganado la Taxidermia un lugar por si misma  entre los artes legítimos? ¿Se ha elevado el plano muy por encima del simple "relleno de un animal" como para ser considerado un arte distinto? En mi más enfática opinión, la tiene. No sólo eso, sino que ahora puede ser considerada a la altura del arte del más alto orden. De hecho, el taxidermista más avanzado de nuestros días, con el fin de mantener su lugar entre los mejores de su clase, ha de poseer un conociemiento muy completo de lo mucho que tiene que ser enseñado por varias de las ciencias exactas, por no decir una cierta apreciación de la belleza, un gran respeto por una ejemplificación de la verdad en su trabajo, con una fuerza inusual de la correcta observación, y una utilización de los objetos vistos a través de la facultad del razonamiento entrenado, requisitos previos que distinguen a las bellas artes."
La discusión sobre qué es Arte permanece abierta y la búsqueda de una definición precisa dura siglos. Ése es un debate que dejaré al margen. Quizá la definición con la que más esté de acuerdo sea aquella de Dino Formaggio, filósofo y profesor de estética italiano, que escribió "arte es todo aquello que los hombres llaman arte"


Notas:
(1)  Al nacimiento de la palabra Taxidermia ya le dediqué un artículo. En realidad, la primera vez que aparece el término Taxidermia es en el Traité élémentaire et complet d'Ornithologie (1800) de François Marie Daudin, amigo de Dufresne.


© All rights reserved. ® Reservados todos los derechos.
Taxidermidades, 2013.


Bibliografía:
--   Quadrupèdes. Art de Conserver les formes des oiseaux, des insectes, des poissons et des petits , en Encyclopédie Méthodique d'Arts et MétiersEncyclopédie Panckoucke], Roland de la Platière, París, 1789.
--   Encyclopaedia Britannica,  vol. XIV, Archibald Constable and Company, Edimburgo, 1823
Belfield-Lefevre  Taxidermie  , en  Dictionnaire de la Conversation et de la Lecture , tomo 50, Belin-Mandar, París, 1839.
Pierre Boitard   Le cabinet d’histoire naturelle, formé des productions du pays même que l'on habite; avec la méthode de classement, l’art d’empailler les animaux, et de conserver les plantes et les insectes ,  Audot, París, 1821.
Pierre Boitard   Manuel du Naturaliste Préparateur  ,  Roret, Paris,1825.
[Sarah Bowdich]  Taxidermy: or the art of collecting, preparing and mounting objects of Natural History , Longman, Hurst, Rees, Orme, and Brown, Londres, 1820.
Thomas Brown  The Taxidermist’s Manual; or the Art of Collecting, Preparing and Preserving Objects of Natural History. For the Use of Travellers, Consercators of Museums, and Private Collectors  ,  Archibald Fullarton & Co., Glasgow, 1837. 
François Marie Daudin  Sur l'art de la Taxidermie considéré par rapport aux Oiseaux; c'est-à-dire, sur l'art de dépouiller, de droguer, de conserver et de monter les Peaux d'Oiseaux , en Traité élémentaire et complet d’Ornithologie, ou Histoire Naturelle des Oiseaux , tomo I, Bertrandet, París, 1800. 
Louis Dufresne  Taxidermie ou l’art de préparer et de conserver la dépouille de tous les animaux, pour les Musées, les Cabinets d’Histoire Naturelle, apliquée aux Arts, etc. ,  en Dicctionnaire d'Histoire Naturelle, apliquée aux Arts, tome XXI, Deterville, Paris, 1803.
Jacques Marie Hénon y Jacques Marie Philippe Mouton-Fontenille de la Clotte  Observations et experiences sur l’art d’empailler et de conserver les oiseaux ,  Bruyset Ainé et Compagnie, Lyon, 1801.
René Premevière Lesson  Taxidermie  , en Dictionnaire Classique d'Histoire Naturelle, vol. 16, Ed. Rey et Gravier, París, octubre de 1830.
Pierre Jean-Claude Mauduyt de la Varenne  Manière de préparer et d’envoyer des oiseaux morts, pour en former des collections  , en Encyclopédie  Méthodique, Histoire naturelle des oiseaux (Encyclopédie de Diderot y D’Alembert), 5ª ed., tomo 1º, 2ª parte, París, 1784.
Juan Mieg   Instrucción sobre el arte de conservar los objetos de Historia Natural   , Villalpando, Madrid, 1817.

Henri Milne-Edwards y Joseph Achille Comté  Cahiers d'Histoire Naturelle  , Fortin, Masson et Cie., París, 1846.
Fr. Noel y M. Carpentier  Taxidermie  , en Nouveau Dictionnaire des Origines, Inventions et Découvertes, dans les Arts, les Sciences, la Géographie, le Commerce, l'Agriculture, etc.  , Fréchet, Bruselas, 1828.
Jacques Marie Philippe Mouton-Fontenille de la Clotte  Traité elementaire d'Ornithologie, suivi de l’Art d’empailler les oiseaux , Yvernault et Cabin, Lyon, 1811.
Robert W. Shufeldt  Taxidermy as an Art , en The Art World, vol. 3, nº 3, diciembre de 1917.
[John Woodward]   Brief instructions for making observations in all parts of the World: as also for collecting, preserving, and sending over natural things, being an attempt to settle an universal correspondence for the advancement of knowledge both natural and civil  ,  R. Wilkin, Londres, 1696. 
Z.   On the Art of Taxidermy  ,  [carta al editor] en Gleanings of Science, vol. II, nº 17, Baptist Mission Press, Calcuta, mayo de 1830.

Recursos:
Artículo El origen de la palabra "Taxidermia" en Taxidermidades.
Artículo "Taxidermie", el influyente tratado de Louis Dufresne en Taxidermidades.
Artículo La Taxidermia visita otros museos en Taxidermidades.