"L'Art de préparer, monter et conserver les Oiseaux" de P. Évans.

Portada de L'Art de préparer.
P. Évans (1) homenajeaba a su maestro Louis Dufresne en la introducción de su L’Art de préparer, monter et conserver les Oiseaux, suivi de la manière de prendre, préparer et conserver les Papillons et autres Insectes (1841), en español El arte de preparar, montar y conservar las aves, seguido del método de capturar, preparar y conservar las mariposas y otros insectos. De tamaño octavo, con ochenta y ocho páginas más las de cortesía, y sin ilustraciones, Évans no obstante recordaba en la obra en dos ocasiones que el lector podía adquirir "chez l'auteur", en casa del autor, una litografía en la que se podía observar el proceso de las diversas operaciones de preparación y montaje.

En cuanto al procedimiento para disecar aves propuesto, es el usual en cuanto al desollado. El preservativo empleado lo cita solamente al final del tratado. Évans se refiere a él como "Preservativo de Bécoeur, perfeccionado por el señor Arrault, fabricante de productos químicos" (2). El porqué de esa mejora lo justificaba con las siguientes palabras: 
   "El preservativo de Bécoeur, excelente por lo demás, tiene, como todo el mundo sabe, el inconveniente de secarse prontamente, lo que causa problemas y pérdidas de tiempo al preparador. 
   Habiendo pedido al señor Arrault si, manteniendo en este preservativo sus propiedades conservantes, no se podría eliminar el inconveniente antedicho. El señor Arrault me remitió un compuesto del que me serví durante tres meses para preparar todas mis piezas, y que, durante este lapso de tiempo, conservó siempre la misma consistencia suave y cremosa que tenía el día en que me lo remitió. 
   No creo que los hechos me desmientan, si digo que el uso de este preservativo perfeccionado evitará al preparador tantos problemas y pérdidas de tiempo. Hablo por experiencia, puesto que después de un año no he empleado otro para preparar todas mis piezas. 
   El señor Arrault me confió un depósito de su preservativo." 

Pierre Boitard, en la introducción de la renovada y ampliada edición de 1845 de su popular Nouveau Manuel du Naturaliste Préparateur (3) escribía sobre Évans de forma un tanto displicente:
   "El señor Evans, comerciante de curiosidades y disecador, ha publicado en 1841 un pequeño extracto pseudónimo de mi manual, escrito desde un punto de vista absolutamente comercial, que contiene el anuncio de un "preservativo de Bécoeur perfeccionado por un tal señor Arrault". Pero sea porque el señor Evans afirma no haberlo ensayado más que un año, y como no facilita la fórmula de la que es depositario, nosotros no podemos recomendar este preservativo, porque no sabemos más que el señor Evans, falto además de una experiencia suficientemente larga, si es que ciertamente se trata de un preservativo." 
Ciertamente Évans no facilitaba la composición del jabón arsenical de Jean-Baptiste Bécoeur reformulado por el farmacéutico Henri Arrault, y lo añadía además al listado del final del manual de "instrumentos y materiales necesarios para la preparacion y conservación de aves y otros animales, así como para los insectos", herramientas y componentes que, cómo no, él mismo se encargaba de facilitar al aficionado. A raiz de esta crítica de Boitard, en la segunda edición de L'Art de préparer publicada en 1850 Évans sí facilitaría la receta original del jabón arsenical, aunque no la de Arrault. Además entonces le avalaban ya diez años empleando únicamente su conservante, afirmaba.

Fragmento donde Évans propone su jabón arsenical reformulado.

Retomando el procedimiento de montaje del ave, Évans introducía algodón en las órbitas oculares antes de volver la piel, y comenzaba el rellenado aplicando preservativo a la piel del cuello e introduciendo en este, y hasta llegar al interior del cráneo, estopa sin cortar con la forma de una torunda alargada y de una longitud proporcional al pescuezo. Proseguía rellenando la piel del tronco formando un lecho de estopa cortada. Para mantener las alas en su lugar, pasaba un hilo entre el húmero y el radio de cada una de ellas y las anudaba a la distancia conveniente. Évans utilizaba cinco alambres en el montaje. El principal atravesaba el cráneo y formaba un anillo a la altura del tronco al que que se fijaban los de las patas, un sistema que ya describían para las aves los franceses Pierre Boitard o Léonard Dupont, o para los mamíferos el escocés Thomas Brown. Con los otros dos alambres formaba una pequeña T a modo de tenedor de dos puntas con los que ensartaba la rabadilla y fijaba la cola. A continuación doblaba y colocaba las patas en su posición natural. En este punto Évans comparaba su técnica de sujeción de la cola con la propuesta por Dufresne, y sugería que los naturalistas aficionados sometieran ambas a juicio, aunque defendía la suya de la que decía "no alargaba innecesariamente el ave". 

El autor seguía acabando de rellenar y cosiendo la piel. Tras esta operación, colocaba al ave sobre su silueta dibujada y comparaba las medidas con aquellas que había tomado antes de comenzar a desollar. Évans finalizaba fijando el ave a su peana; acortando o alargando el cuello; colocando la cabeza en su lugar; insertando los ojos de vidrio en sus órbitas, añadiendo algodón si cabe, y fijándolos con goma; acomodando los párpados; ordenando el plumaje; sujetando las alas al cuerpo mediante alambres o alfileres, dependiendo del tamaño; y dándole la conveniente postura. Évans describe en su libro cómo atribuir al ave una actitud colérica o amorosa, o el montaje con las alas abiertas. También propone soluciones para superar las tradicionales dificultades como las aves de cuello largo o de cabeza grande.

Évans dedicó las veintidós páginas del tercer capítulo a aconsejar sobre las actitudes más apropiadas para cada especie de ave. En el capítulo cuarto aleccionó acerca del reblandecimiento de la piel de un ave para que pudiera ser montada. El siguiente lo consagró a la reparación de aves defectuosas. Y finalmente el sexto y último capítulo trató acerca de la preparación y conservación de mariposas y otros insectos. 

L'Art de préparer de Évans no fue una obra muy influyente. Quizá lo fue algo más su traducción al alemán de 1842, un trabajo de Christian Ludwig Brehm, que se reeditó en 1860 y siguió publicándose hasta 1882. Ambas, la de Évans y la de Brehm aparecen en el apartado de bibliografía taxidérmica que Philipp Leopold Martin, divulgador de la técnica dermoplástica, incluyó en su notable Taxidermie oder die Lehre vom Konserviren, Präpariren und Naturaliensammlen auf Reisen, Ausstopfen und Aufstellen der Thiere, publicado en 1869. Cabe suponer que Martin llegó a Évans a partir de la traducción de Brehm. 

Como algunos otros tratados taxidérmicos, este de Évans también reproduce en su portada cuatro versos de la Oda a la Taxidermia del poeta Jacques Delille. Otra curiosidad del volumen que he consultado, que se desprende de la parte legible de un sello de goma estampado en la portada, es que permaneció durante algún tiempo en la biblioteca de alguna asociación ubicada en las Indias Neerlandesas, la actual Indonesia. Sin duda un ejemplar muy viajero. 

Son escasos los datos biográficos de P. Évans. Como ya he avanzado, por su testimonio en la introducción del libro conocemos que aprendió Taxidermia asistiendo como alumno a las clases del Museo de Historia Natural de París que impartió el célebre Louis Dufresne, su taxidermista jefe. En la portada del libro Évans se presentaba como "preparador naturalista, miembro de la Academia de la Industria Agrícola, Manufacturera y Comercial", y establecía su domicilio en el número 54 de la rue Jacob y en el próximo 5 del quai Voltaire, frente al Pont du Carroussel sobre el Sena. Por el texto de Boitard conocemos que además era "marchand bric-à-brac", es decir, que además comerciaba con objetos de arte, antigüedades y curiosidades. Los resultados que arroja la búsqueda en internet corrobora ese estremo puesto que algunas de las obras artísticas que vendió están catalogadas en relevantes colecciones. En el Annuaire Général du Commerce de París del año 1847, Évans continuaba domiciliado en el número 5 del quai Voltaire, pero en la edición de 1855 se había trasladado al vecino número 3. Algunos otros taxidermistas aparecen también en los anuarios parisinos de mediados del XIX: Baptiste Fessard, Deyrolle-Scott, Léonard Dupont, Artur Éloffe, Auguste Lefèvre, Georges Pull, Revil, Simon y los hermanos Verreaux. Ello nos da una idea de la competencia a la que se enfrentó. Évans participó en casi todas las exposiciones bianuales que organizó la Academia de la Industria a la que pertenecía, puesto que consta en numerosos catálogos de la muestra de los años cuarenta. Para finalizar un dato más que revela la implicación de la esposa de Évans en el negocio. En el catálogo de la Exposición de la Academia de 1846 se podía leer: 
   "211.- ÉVANS, naturalista, en Paris, muelle Voltaire, 5.
   Dicho naturalista monta y compone grupos de aves de todos los géneros.    Demuestra el arte de disecar como un método seguro y sencillo.
   En su gabinete podrá encontrar todolo relativo a este arte.
   La señora Evans imparte además lecciones de taxidermia a las damas." 




Notas.- 
(1) En la primera edición aparece su apellido sin acento. En la segunda lo corrigió. No he descubierto su nombre de pila. 
(2) El farmacéutico parisino Henri Arrault (1799-1887), amigo de la escritora George Sand, se distinguió por haber propuesto en 1861 por vez primera que las naciones europeas promulgaran un acuerdo internacional que reconociera como neutrales en los conflictos armados tanto a los heridos como a las ambulancias y servicios sanitarios. En 1864 se firmaría la Convención de Ginebra, basada en buena parte en su propuesta. Arrault, cuyo establecimiento se encontraba en Montmartre, en la empinada rue Lepic, contribuyó a mejorar el material médico portátil de primeros auxilios, defendió la higiene pública y fue muy popular como fabricante de cosméticos. 
(3) La primera edición del Manuel du Naturaliste Préparateur data de 1825. 


© All rights reserved. ® Reservados todos los derechos.
Taxidermidades, 2017.


Bibliografía:
--  9e Exposition des produits des membres de l'Académie de l'Industrie, à l'Orangerie des Tuileries en 1846: catalogue des produits admis à cette exposition, rédigés sur les notices remises par MM. les industriels , Giraudet et Jouaust, Paris, 1846. 
Pierre Boitard   Nouveau Manuel du Naturaliste Préparateur, ou l'Art d'empailler les Animaux, de conserver les Végétaux et les Minéraux, de préparer les piéces d'Anatomie Normale et Pathologique: suivi d'un Traité des Embaumements, Roret, Paris, 1845. 
Christian Ludwig Brehm Die Kunst, Vögel als Bälge zu bereiten auszustopfen, aufzustellen und aufzubewahren. Nebt einer kurze Anleitung Schmetterlinge und Käfer zu fangen, zu präpariren, aufzustellen und aufzubewahern , Voigt. Weimar, 1842.
P. Evans  L’art de préparer monter et conserver les Oiseaux, suivi de la manière de prendre, préparer et conserver les Papillons et autres Insectes , G.-A. Dentu, Paris, 1841. 
P. Évans  L’art de préparer monter et conserver les Oiseaux, ainsi que les Papillons et autres Insectes , Schneider, Paris, 1850. (2ª edición, libro electrónico)
Francis Trépardoux   Le pharmacien Henri Arrault (1799-1887), conseiller de Paris, promoteur des ambulances volantes, ami de Sand et rival de Dunant , en Histoire des Sciences Médicales, tomo 39, nº 2, París, 2005.

Recursos:
Artículo Louis Dugfresne, jefe del laboratorio de Taxidermia del Museo de París en Taxidermidades. 
Artículo El jabón arsenical de Bécoeur en Taxidermidades.
Artículo Bécoeur: apuntes biográficos de un personaje clave en la historia de la Taxidermia en Taxidermidades.
Artículo El "Manuel du Naturaliste Préparateur" de Pierre Boitard en Taxidermidades.
Artículo La Oda a la Taxidermia del poeta Jacques Delille en Taxidermidades.